Paramount quiere resucitar a ‘El Santo’

Robert Evans, el productor de 'El Padrino', sale de su retiro para llevar al cine la serie que convirtió en estrella a Roger Moore.

Por
20 de junio de 2016

Tal vez Operación U.N.C.L.E. (y otras películas anteriores, como Perdidos en el espacio y la desastrosa Los Vengadores de 1998) probasen que llevar al cine series añejas es algo que conduce a un batacazo seguro. Pero en Paramount no escarmientan: según informa ComingSoon, la productora le ha dado luz verde a un nuevo proyecto sobre El Santo, el personaje del novelista Leslie Charteris que se hizo famoso en la TV con el rostro de Roger Moore.

Entre los nombres asociados a este reboot se haya el de Lorenzo di Bonaventura, uno de los peces gordos de la saga Transformers, y también (¡sorpresa!) el de un Robert Evans, el mítico productor de Chinatown El padrino. Evans también financió la anterior versión cinematográfica de la serie, estrenada en 1997 y con Val Kilmer en el rol protagonista de Simon Templar, un ladrón de guante blanco que gusta de tomar sus alias del santoral y que alardea de ser “el Robin Hood del crimen moderno”. ¿Tendrá esta adaptación más suerte que la de Kilmer? ¿Qué actores se buscarán Evans y Bonaventura para su reparto? Seguiremos informando…

Chris Pine podría ser ‘El Santo’, un glamuroso ladrón sin nada que envidiar a Bond

El actor está en negociaciones con Paramount para encarnar a Simon Templar en la película que dirigiría Dexter Fletcher.

Sólo para tus oídos: las 15 canciones de James Bond que nunca escuchamos en el cine

James Bond ha tenido grandes temas en su BSO... y muchas canciones (algunas, excelentes) que jamás llegaron a la gran pantalla.

Muere Robert Evans, productor clave del Nuevo Hollywood

Excesivo, autoritario y poco escrupuloso, Evans trabajó en 'Chinatown', 'Marathon Man' y (sin acreditar) en 'El padrino' I y II, 'La semilla del diablo' y muchos otros clásicos.

Muere Lewis Gilbert, el director de ‘Alfie’ y ‘Sólo se vive dos veces’

El cineasta inglés, fallecido a los 97 años, convirtió a Michael Caine en sex symbol y firmó algunas de las aventuras más pulp de 007.