Orson Welles contra las leyendas de Hollywood

El genial autor de 'Ciudadano Kane' consideraba a Hitchcock "egocéntrico e indolente", a Chaplin "arrogante" y no podía ni ver a Bette Davis. El libro 'My Lunches with Orson' destapa el lado más criticón y enrabietado de uno de los grandes del séptimo arte. Por DANIEL DE PARTEARROYO

01 de julio de 2013

ETIQUETAS:

  • A lo largo de toda su historia, Hollywood ha acogido la vida de un puñado de personas verdaderamente excepcionales. Entre ellas, Orson Welles tiene muchos puntos para ser la más fascinante de todas. Incluso definirlo como cineasta mayúsculo se queda corto para empezar a vislumbrar la importancia de su oronda figura en la cultura popular norteamericana. Además de su imprescindible obra y toda esa colección de proyectos frustrados que contribuyen a iluminar su figura, Welles también era conocido por la vehemencia de sus opiniones y la poca delicadeza que tenía al arremeter contra sus compañeros en la meca del cine. Algo de lo que el libro My Lunches with Orson, a la venta (en inglés) a partir del 16 de julio, brindará una buena muestra.

    Publicado por el periodista Peter Biskind (autor de clásicos de la biblioteca cinéfila como Moteros tranquilos, toros salvajes o Sexo, mentiras y Hollywood), el libro recoge la transcripción de una serie de entrevistas que Orson Welles mantuvo con su amigo Henry Jaglom (actor, guionista y director de películas como Alguien a quien amar) desde 1983 hasta la muerte del director de Campanadas a medianoche en 1985. El tono era absolutamente distendido y sin autocensura, pues la idea era editar las cintas posteriormente para una autobiografía que el cineasta planeaba escribir, pero su repentino fallecimiento dio al traste con los planes y las cintas quedaron olvidadas en el garaje de Jaglom… hasta ahora. Según cuenta The Guardian, Biskind, el encargado de la recopilación, asegura que el material “revela a Welles como nunca antes”; lo hace a través de largas conversaciones sobre una amplia variedad de temas, que van de la literatura a la política y, por supuesto, dedican especial atención al séptimo arte.

    Lo que ha trascendido de momento es quizás más morboso, pero indudablemente divertido: las encendidas opiniones que Orson Welles tenía sobre otras leyendas contemporáneas de Hollywood. Hay elogios (a Joseph Cotten, a John Wayne, a Marilyn Monroe), pero, en la mejor tradición de los cineastas a la gresca, la mayoría son críticas y menosprecios. En el avance de The Guardian cuentan cómo Welles pensaba que Laurence Olivier era “estúpido” y las dos primeras escenas de su Rey Lear “lo peor que he visto en toda mi vida”; llama a Charlie Chaplin un “arrogante”, a James Stewart “mal actor”, a Jennifer Jones “inútil” y considera a Joan Fontaine “limitada a dos expresiones y ya”.

    En algunos casos entra más en materia. “Nunca he entendido el culto hacia Alfred Hitchcock. Sobre todo hacia sus películas norteamericanas tardías”, dice Welles. “Egocentrismo e indolencia; tienen iluminación de programas de televisión. Anoche vi una de las peores películas que he visto nunca [La ventana indiscreta]. Es completamente insensible a lo que una historia de voyeurismo debería ser”. Y concluye: “Lo increíble fue descubrir que Jimmy Stewart puede ser un mal actor. Incluso Grace Kelly está mejor que Jimmy, que sobreactúa”.

    Humphrey Bogart tampoco le caía muy simpático por cómo “iba por los bares buscando pelea”, pero odiaba particularmente a Stanley Kramer: “Era un hombre odioso”. No soportaba sus películas con Katharine Hepburn, quizás igual que a Bette Davis: “No soy capaz de mirarla, así que no quiero verla actuar”, afirma Welles. Por no hablar de Elizabeth Taylor, otra de las bestias negras del autor de Ciudadano Kane. Cuando Richard Burton se le acercó en un restaurante diciendo “Estoy con Elizabeth y quiere conocerte, ¿puedo traerla a tu mesa?”, el cineasta le contestó: “No. Como puedes ver, estoy comiendo”. Aunque en ese punto de la conversación Jaglom regaña a Welles por su brusquedad, él remata: “Burton tenía un gran talento, pero lo ha arruinado. Se ha convertido en un chiste con mujer famosa. Ahora sólo trabaja por dinero y hace la peor mierda”. 

    Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.

    Orson Welles: un director más grande que la vida

    Se cumplen 105 años del nacimiento de unos los grandes mitos inabarcables de Hollywood. ¿Estamos ante el mayor genio de la historia?

    Documentales sobre películas que son mejores que las propias películas

    Ocurre. El último es ‘Me amarán cuando esté muerto’, el documental sobre la última película de Orson Wells que es mejor que la película de Welles. Pero hay más casos...

    Así fueron el ‘Drácula’ de Orson Welles y su producción teatral

    'Drácula', 'La Isla del Tesoro' o 'Julio César' fueron algunos de los éxitos radiofónicos, hoy eclipsados por 'La guerra de los mundos', de Orson Welles

    Celuloide desaparecido: las películas que nunca soñaste ver

    Clásicos perdidos, proyectos inacabados... No pierdas la esperanza: aunque la recuperación de estas obras ocultas de la historia del cine es dudosa, algunas llegan a la luz.