‘Ofrenda a la tormenta’ y otras 10 adaptaciones españolas de thrillers literarios

La trilogía de Dolores Redondo ha puesto el punto de mira cinéfilo en las novelas de suspense, que llevan siendo fuentes de inspiración desde hace décadas.

Por
28 de julio de 2020

Es indudable que el thriller se ha convertido en uno de los géneros predilectos del cine español. El final de la trilogía del Baztán en Netflix con Ofrenda a la tormenta ha demostrado la fortaleza de la intriga patria, y más si viene de la mano de un libro. Desde que Dolores Redondo lanzara al mercado el bestseller El guardián invisible son muchos los que posan los ojos en nuevas obras que adaptar en la pequeña o gran pantalla, algo que lleva sucediendo desde hace décadas desde novelas como Nada que hacer (1984) de Juan Madrid hasta Intemperie (2013) de Jesús Carrasco.

A continuación una selección de algunas de las mejores adaptaciones cinematográficas de obras de intriga españolas:

Al acecho (1987)

Ya en los ochenta, Gerardo Herrero (El asesino de los caprichos) se atrevía con la adaptación de la novela Nada que hacer de Juan Madrid en su estreno como director. El título narra la historia de la fiscal Julian Winston y el detective de policía Diane Harkin en su lucha contra una cadena de traficantes.

La pistola de mi hermano (1997)

A finales de la década de los noventa, Ray Loriga adaptaba su propia novela escrita dos años antes Caídos del cielo (la pistola de mi hermano). Una obra con concepción internacional en la que un chico un tanto extraño mataba de un disparo en la cabeza a un vigilante de supermercado. Esto precipita su huida en coche junto a una joven encantada de escapar con él.

Plenilunio (2000)

Imanol Uribe adaptaba a comienzos de los 2000 la obra homónima de Antonio Muñoz Molina, donde un inspector de policía debe resolver el caso de una niña que ha aparecido brutalmente asesinada. El filme consiguió hasta cinco nominaciones en los premios Goya y cuenta en su reparto con actores de reconocida trayectoria como Fernando Fernán Gómez y Adriana Ozores.

El método (2005)

Somos muchos los que nos hemos enfrentado a curiosas entrevistas de trabajo para conseguir el tan ansiado empleo, sin embargo, ninguna como la de El método. La película realizada por Marcelo Piñeyro se basa en la obra teatral escrita originalmente en catalán El método Grönholm, cuyo autor es el dramaturgo Jordi Galceran. La película narra las peripecias de un grupo de siete aspirantes a un puesto ejecutivo de una multinacional durante su entrevista de trabajo en Madrid. Muy pronto las complicadas pruebas y la paranoia empezarán a hacer acto de presencia entre los participantes.

Hormigas en la boca (2005)

El actual presidente de la Academia de Cine Mariano Barroso dirigía este título basado en la obra literaria de su propio hermano: Migel Barroso Ayats. El argumento se centra en un episodio de la revolución de Cuba, donde Martin (Eduard Fernández) va tras la pista de su amada Julia (Ariadna Gil) tras pasar diez años en una cárcel española por un atraco a un banco. Sin embargo, este no tendrá nada fácil recuperar el dinero escondido y a su chica. Una historia repleta de gánsters y cazarecompensas.

Los crímenes de Oxford (2008)

Álex de la Iglesia daba un salto internacional de la mano de un reparto conformado por actores como Elijah Wood (El señor de los anillos) o John Hurt (Alien, el octavo pasajero), junto a una maravillosa Leonor Watling. Basada en la obra Crímenes imperceptibles del escritor argentino Guillermo Martínez, narra la historia de una serie de asesinatos en cadena perpetrados en el marco de la universidad británica de Oxford, donde un profesor y un alumno investigarán qué sucede detrás de todo este sangriento acontencimiento.

Celda 211 (2009)

Un inmenso Luis Tosar consagraba el éxito de una carrera llena de interpretaciones memorables con Celda 211. Su papel de recluso sin escrupúlos hacía las delicias de los espectadores durante el motín en una cárcel, y no tanto las del novato funcionario de prisiones que tiene que infiltrarse entre ellos para poder sobrevivir (interpretado por un también excelso Alberto Ammann). Más desconocido es que la reconocida película se basa en la novela de mismo nombre de Francisco Pérez Gandul, igual de inquietante.

El autor (2017)

Javier Gutiérrez ha pillado el gusto al suspense y es que algunos de sus roles en filmes como La isla mínima u Hogar han hecho que todas hablen de él. En esta ocasión, el intérprete decide afrontar su gran sueño de escribir una novela después de separase de su mujer y exitosa escritora de superventas Amanda (María Léon). Su profesor de escritura (Antonio de la Torre) le ayudará en este proceso hasta que se da cuenta de que su ficción se convierte en realidad. Se trata de la versión para cine de la primera novela corta de Javier Cercas, llamada El móvil. Este autor saltaría posteriormente a la fama por la esritura de novelas como Soldados de Salamina o El impostor.

El silencio de la ciudad blanca (2019)

En 2016, Eva García Sáenz de Urturi lanzaba al mercado su triunfante obra policíaca El silencio de la ciudad blanca, para  lo que decidió hasta ingresar en una academia de policía. La película comienza con la aparición de los cadáveres de dos jóvenes veinteañeros desnudos en la cripta de la Catedral Vieja de Vitoria, un caso perfecto para el inspector Unai López de Ayala. Sin embargo, la contaminación por las redes sociales harán que el despiadado asesino no se lo ponga nada fácil.

Intemperie (2019)

Un niño maltratado huye de su casa con el constante peligro a sus espaldas de su cruel familia y una figura de la autoridad con una praxis más que dudosa, en su camino se encontrará con un pastor (interpretado en la gran pantalla por Luis Tosar). La senda de un western patrio consquistaba a los lectores, que caían rendidos ante la obra de Jesús Carrasco, sientiendo la sequía ante sus pies.