Nuestros 20 ‘Momentos Potter’

No están todos los que son, pero sí son todos los que están: pasamos revista a las escenas más mágicas de las seis películas (hasta ahora) del mago con gafas.

16 de noviembre de 2010

20 * El Torneo de los Tres Magos

 Harry Potter y el Cáliz de Fuego (2005)

 enter-the-dragon-04-630-75_630

Estaba claro que, desde la primera entrega, las películas de la saga mágica se habían hecho cada vez más duras y (hasta cierto punto) maduras. Pero ni siquiera la tenebrosa H. P. y el prisionero de Azkaban nos había preparado para la ordalía mágica que aguarda al  prota en esta cuarta parte. Dragones, sirenas, estudiantes francesas de intercambio (¡uy!), enamoramientos teen… Y, de postre, un final trágico donde los haya.

 

19 * La llegada a Hogwarts

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

from-the-great-hall-to-the-dorms-630-75_630

La prueba definitiva de que las películas iban a respetar el sentido de la maravilla de los libros originales llegó, sin discusión, cuando el joven Harry se apeó del Hogwarts Express hace ya casi diez años. El Sombrero Seleccionador impresionaba, y la aparición de Albus Dumbledore (entonces, Richard Harris) también… Pero lo bueno llegó con los retratos animados y las escaleras que cambian de forma.

 

18 * Clase de ciencias con Hagrid

Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004)

 learning-with-hagrid-630-75_630

Tal vez peque de desconsiderado hacia la integridad física de sus alumnos, pero Rubeus Hagrid (Robbie Coltrane) es sin duda el miembro más querido del staff docente en Hogwarts. ¿La prueba? Un fabuloso paseo campestre rematado con la presentación en sociedad de Buckbeak, el grifón. Lástima que, para variar, Draco Malfoy sintiese la necesidad de estropearlo todo.

 

17 * El día de suerte de Ron Weasley

Harry Potter y el Príncipe Mestizo (2009)

ron-gets-lucky-630-75_630 

Tras cinco películas llevándole el botijo al héroe (figuradamente, claro), era el momento de que el pelirrojo gamberro encarnado por Rupert Grint tuviese su ración de gloria. Una intervención de su amigo Harry hace que Ron se convierta, por unos minutos, en el alumno más afortunado de Hogwarts, y el resultado es un fulminante partido de quidditch en condiciones meteorológicas adversas.

 

16 * Sacando las escobas

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

broom-practice-630-75_630 

En el Colegio Hogwarts, las escobas no se usan para barrer, sino para volar. Guiados por la siempre estricta Profesora Hooch (Zoe Wanamaker), nuestros héroes lo descubrieron en una escena que hizo suspirar a los fans, preludio de infinitos partidos de quidditch y otras tantas escenas de acción aérea.

 

15 * “¡Menudo montón de chatarra!”

Harry Potter y la Cámara Secreta (2002)

 ron-weasley-getaway-driver-630-75_630

Sólo a la familia Weasley se le podía ocurrir organizar una evasión a bordo de un destartalado Ford Anglia volador. Ante semejante cacharro, cualquiera puede repetir las palabras de Luke Skywalker ante el Halcón Milenario. Y con razón, porque sin Han Solo al volante y con el Sauce Boxeador (preciado ejemplar del jardín de Hogwarts) como destino final, el viaje está sentenciado a acabar con un estallido. Y no de júbilo, precisamente.

 

14 * La señorita Granger empieza con buen pie

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

its-levi-o-sa-630-75_630 

Descrita como “Una sabelotodo insoportable” por el siempre certero Severus Snape (Alan Rickman), Hermione Granger (Emma Watson) es tan perfecta, tan aplicada y, en resumen, tan mágica, que hasta da rabia. Véase como prueba su primera clase de Levitación, resuelta con repelente brillantez ante los pasmados ojos de su compañero [SPOILERS] y futuro marido [FIN DE SPOILERS] Ron Weasley.

 

13 * ¡Los dementores atacan!

 Harry Potter y la Orden del Fénix (2007)

dementors-in-the-underpass-630-75_630 

Se suponía que el último tramo de la ‘Saga Potter’ iba a centrarse menos en Hogwarts y más en la interacción entre el mundo de los magos y el de los muggles. Y al ver a estos seguratas necrománticos, siempre hambrientos de almas humanas, interrumpir la habitual pelea entre Harry y su primo Dudley, supimos que dicha interacción iba a ser tan desastrosa como visualmente espectacular.

 

12 * El baile de navidad

Harry Potter y el Cáliz de Fuego (2005)

the-yule-ball-630-75_630 

Llegan las vacaciones de invierno, y tienes que quedarte en el internado a pasar las fiestas. ¿Suena mal? Todo lo contrario: si las mozas del College Beauxbatons (visitantes de intercambio) no te alegran la vista, lo harán los bigardos eslavos de la Academia Durmstrang. Y todo ello, a los sones de la banda encabezada por el mismísimo Jarvis Cocker, leyenda del brit-pop con sombrero picudo. No nos extraña que, con esta tesitura, incluso Maggie Smith se anime a echarse un vals con Rupert Grint.

 

11 * Voldemort se lo monta

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

voldemorts-first-appearance-630-75_630

Llevábamos ya casi dos horas (y varios libros) oyendo hablar incesantemente del Señor Tenebroso: que si él mató a los padres de Harry, que si estuvo a punto de destruir el mundo, que si era malo que te pasas… Pero nadie nos preparó para su primera aparición, adosado al cogote de su esbirro Ian Hart. Si alguien pensó que las ‘Películas Potter’ eran cosa de críos, este fue un buen argumento para disuadirle de lo contrario.

 

10 * El secreto del Profesor Lupin

Harry Potter y el Prisionero de Azkaban (2004)

full-moon-rising-630-75_630 

Habiendo comprobado ya que Sirius Black (Gary Oldman) no era tan malo como decían, sino más bien todo lo contrario, sólo quedaba una sorpresa para rematar El prisionero de Azkaban: a la luz de la luna llena, el profe más enrollado de Hogwarts (David Thewlis) hace honor a su apellido transformándose en una bestia sedienta de sangre. Menos mal que está del lado de los héroes…

 

9 * Asalto al Mundial de Quidditch

Harry Potter y el Cáliz de Fuego  (2005)

quidditch-world-cup-00-630-75_630 

Vale, aceptamos que armar un poco de barullo en una competición deportiva de alto nivel es aceptable… Siempre que no se llegue a los excesos cometidos por los secuaces de Lord Voldemort, ante cuya furia (gratuita, además, porque no apoyan a ningún equipo) los hinchas del Olimpiakos, e incluso los del Estrella Roja de Belgrado, palidecen cual cachorrillos. Menuda panda de hooligans.

 

8 * ¡Chúpate esa, Millennium Bridge!

Harry Potter y el Príncipe Mestizo (2009)

 millennium-bridge-attack-630-75_630

Como decíamos, las últimas películas de la saga con gafas se han centrado en los peligros de mezclar la vida mágica con la vida, a secas. Durante los primeros minutos de El príncipe mestizo, comprobamos cuán cierta era esta premisa viendo cómo uno de los emblemas del Londres del siglo XXI caía a manos de un demonio mortífago. Suponemos que Tony Blair (impulsor de la construcción del puente) debió sentir ganas de arrojarse al Támesis, con o sin Gordon Brown como lastre.

 

7 * ¡Jaque mate!

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

checkmate-630-75_630 

¿Cuál es el requisito máximo para un grupo de héroes como Merlín manda? Aprender a trabajar en equipo, algo a lo que nuestro trío de la varita aprendió (paradoja al canto) gracias a un juego tan individualista como el ajedrez. Con el cerebro de Hermione, los poderes de Harry y la agilidad de Ron, ganar es fácil… Incluso si tus rivales son un grupo de estatuas de piedra gigantes.

 

6 * El regreso del Señor Tenebroso

Harry Potter y el Cáliz de Fuego (2005)

voldemort-reborn-630-75_630 

Aún no se nos habían secado las lágrimas tras ver morir a Robert Pattinson, y ya teníamos que enfrentarnos a la aparición más aterradora del mundo mágico: Lord Voldemort resucitado, con el careto de Ralf Fiennes (menos la nariz) y más poderoso que nunca… Por culpa del propio Harry. Está claro que el final de El cáliz de fuego, sobrado de mal rollo, era sólo el preludio para los horrores que nuestras temblorosas retinas deberían soportar en las entregas siguientes.

 

5 * Hoy empieza todo

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

the-story-begins-630-75_630 

Seguramente, el primer suspiro de emoción arrancado a los fans por una película Potter tuvo lugar durante los minutos iniciales de la saga en cines. La profesora McGonnagall transformada en gato, Dumbledore (Richard Harris) demostrando su capacidad para mantener la calma… Y Hagrid recorriendo el cielo londinense en una moto voladora, llevando entre sus brazos a un bebé por cuya causa íbamos a sufrir todos mucho, muchísimo, durante los años siguientes. Esto sí es empezar con buen pie.

 

4 * Bellatrix Lestrange se suelta el pelo

Harry Potter y la Orden del Fénix (2007)

ministry-showdown-630-75_630

Helena Bonham-Carter, señora de Tim Burton, es experta en mostrar flema británica ante las cámaras. Pero también, y esto es lo bueno, es una maestra consumada en el arte de perder los nervios, chillar como una ménade y sembrar la destrucción. Cuando su personaje, Bellatrix Lestrange, y sus esbirros desencadenan el caos en el Ministerio de Magia, ni siquiera el poder de la Orden del Fénix es suficiente para detenerles.

 

3 * La primera lección del Profesor Snape

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

snapes-first-lesson-630-75_630 

Esa voz. ¡Esa voz! Calmada, pero hiriente, con un fondo de resentimiento y tensión capaz de romperle los nervios a cualquiera… Sin alzarse nunca por encima de un susurro. Decididamente, el personaje encarnado por Alan Rickman es el profesor (y de química, además) que ninguno de nosotros hubiésemos querido tener en el cole.

 

2 * Mamá sangrienta

Harry Potter y la Orden del Fénix (2007)

taking-umbridge-630-75_630 

En un mundo tan prolífico en horrores como el de J. K. Rowling, cada espectador puede escoger su espanto favorito. ¿Cuál será el nuestro? ¿El profesor Snape? ¿Aragog la araña gigante? ¿Voldemort en persona? Nanay: el personaje de Harry Potter que más aparece en nuestras pesadillas se llama Dolores Umbridge (Brenda Blethyn): su apariencia de maruja british con pésimo gusto para la decoración esconde a una torturadora fascista capaz de medrar e imponerse en las peores condiciones, y con un deje sádico que reluce especialmente cuando el pobre Harry debe copiar, siguiendo sus órdenes, “unas pocas líneas”… Con su propia sangre.

 

1 * Adiós, Dumbledore, adiós

Harry Potter y el Príncipe Mestizo (2009)

dumbledores-death-630-75_630 

Sabíamos que iba a ocurrir, pero pese a ello no pudimos retener las lágrimas cuando vimos a un Michael Gambon señorial afrontar la muerte para proteger a su pupilo favorito. En un claro órdago a Ian McKellen y su Gandalf de El Señor de los anillos, Albus Dumbledore se enfrentó a su última aventura como un héroe, pasando por encima de un Draco Malfoy (Tom Felton) que nunca demostró tan claramente su condición de villano de segunda fila. En la escena posterior, los estudiantes de Hogwarts encendieron sus varitas para expresar lo que todos pensábamos: buen viaje, maestro.

1 * El Torneo de los Tres Magos

 

Harry Potter y el Cáliz de Fuego (2005)

 

Estaba claro que, desde la primera entrega, las películas de la saga mágica se habían hecho cada vez más duras y (hasta cierto punto) maduras. Pero ni siquiera la tenebrosa H. P. y el prisionero de Azkaban nos había preparado para la ordalía mágica que aguarda a Harry en esta cuarta parte. Dragones, sirenas, estudiantes francesas de intercambio (¡uy!), enamoramientos teen… Y, de postre, un final trágico donde los haya.

 

2 * La llegada a Hogwarts

 

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

 

La prueba definitiva de que las películas iban a respetar el sentido de la maravilla de los libros originales llegó, sin discusión, cuando el joven Harry se apeó del Hogwarts Express hace ya casi diez años. El Sombrero Seleccionador impresionaba, y la aparición de Albus Dumbledore (entonces, Richard Harris) también… Pero lo bueno llegó con los retratos animados y las escaleras que cambian de forma.

 

3 * Clase de ciencias con Hagrid

 

Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004)

 

Tal vez peque de desconsiderado hacia la integridad física de sus alumnos, pero Rubeus Hagrid (Robbie Coltrane) es sin duda el miembro más querido del staff docente en Hogwarts. ¿La prueba? Un fabuloso paseo campestre rematado con la presentación en sociedad de Buckbeak, el grifón. Lástima que, para variar, Draco Malfoy sintiese la necesidad de estropearlo todo.

 

4 * El día de suerte de Ron Weasley

 

Harry Potter y el Príncipe Mestizo (2009)

 

Tras cinco películas llevándole el botijo al héroe (figuradamente, claro), era el momento de que el pelirrojo gamberro encarnado por Rupert Grint tuviese su ración de gloria. Un despiste de su amigo Harry hace que Ron se convierta, por unos minutos, en el alumno más afortunado de Hogwarts, y el resultado es un fulminante partido de quidditch en condiciones meteorológicas adversas.

 

5 * Sacando las escobas

 

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

 

En el Colegio Hogwarts, las escobas no se usan para barrer, sino para volar. Guiados por la siempre estricta Profesora McGonnagall (Maggie Smith), nuestros héroes lo descubrieron en una escena que hizo suspirar a los fans, preludio de infinitos partidos de quidditch y otras tantas escenas de acción aérea.

 

6 * “¡Menudo montón de chatarra!”

 

Harry Potter y la Cámara Secreta (2002)

 

Sólo a la familia Weasley se le podía ocurrir organizar una evasión a bordo de un destartalado Ford Anglia volador. Ante semejante cacharro, cualquiera puede repetir las palabras de Luke Skywalker ante el Halcón Milenario. Y con razón, porque sin Han Solo al volante y con el Sauce Boxeador (preciado ejemplar del jardín de Hogwarts) como destino final, el viaje está sentenciado a acabar con un estallido. Y no de júbilo, precisamente.

 

7 * La señorita Granger empieza con buen pie

 

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

 

Descrita como “Una sabelotodo insoportable” por el siempre certero Severus Snape (Alan Rickman), Hermione Granger (Emma Watson) es tan perfecta, tan aplicada y, en resumen, tan mágica, que hasta da rabia. Véase como prueba su primera clase de Levitación, resuelta con repelente brillantez ante los pasmados ojos de su compañero [SPOILERS] y futuro marido [FIN DE SPOILERS] Ron Weasley.

 

8 * ¡Los dementores atacan!

 

Harry Potter y la Orden del Fénix (2007)

 

Se suponía que el último tramo de la ‘Saga Potter’ iba a centrarse menos en Hogwarts y más en la interacción entre el mundo de los magos y el de los muggles. Y al ver a estos seguratas necrománticos, siempre hambrientos de almas humanas, interrumpir la habitual pelea entre Harry y su primo Dudley, supimos que dicha interacción iba a ser tan desastrosa como visualmente espectacular.

 

9 * El baile de navidad

 

Harry Potter y el Cáliz de Fuego (2005)

 

Llegan las vacaciones de invierno, y tienes que quedarte en el internado a pasar las fiestas. ¿Suena mal? Todo lo contrario: si las mozas del College Beauxbatons (visitantes de intercambio) no te alegran la vista, lo harán los bigardos eslavos de la Academia Durmstrang. Y todo ello, a los sones de la banda encabezada por el mismísimo Jarvis Cocker, leyenda del brit-pop con sombrero picudo. No nos extraña que, con esta tesitura, incluso Maggie Smith se anime a echarse un vals con Rupert Grint.

 

10 * Voldemort se lo monta

 

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

 

Llevábamos ya casi dos horas (y varios libros) oyendo hablar incesantemente del Señor Tenebroso: que si él mató a los padres de Harry, que si estuvo a punto de destruir el mundo, que si era malo que te pasas… Pero nadie nos preparó para su primera aparición, adosado al cogote de su esbirro Ian Hart. Si alguien pensó que las ‘Películas Potter’ eran cosa de críos, este fue un buen argumento para disuadirle de lo contrario.

 

11 * El secreto del Profesor Lupin

 

Harry Potter y el Prisionero de Azkaban (2004)

 

Habiendo comprobado ya que Sirius Black (Gary Oldman) no era tan malo como decían, sino más bien todo lo contrario, sólo quedaba una sorpresa para rematar El prisionero de Azkaban: a la luz de la luna llena, el profe más enrollado de Hogwarts (David Thewlis) hace honor a su apellido transformándose en una bestia sedienta de sangre. Menos mal que está del lado de los héroes…

 

12 * Asalto al Mundial de Quidditch

 

Harry Potter y el Cáliz de Fuego  (2005)

 

Vale, aceptamos que armar un poco de barullo en una competición deportiva de alto nivel es aceptable… Siempre que no se llegue a los excesos cometidos por los secuaces de Lord Voldemort, ante cuya furia (gratuita, además, porque no apoyan a ningún equipo) los hinchas del Olimpiakos, e incluso los del Estrella Roja de Belgrado, palidecen cual cachorrillos. Menuda panda de hooligans.

 

13 * ¡Chúpate esa, Millennium Bridge!

 

Harry Potter y el Príncipe Mestizo (2009)

 

Como decíamos, las últimas películas de la saga con gafas se han centrado en los peligros de mezclar la vida mágica con la vida, a secas. Durante los primeros minutos de El príncipe mestizo, comprobamos cuán cierta era esta premisa viendo cómo uno de los emblemas del Londres del siglo XXI caía a manos de un demonio mortífago. Suponemos que Tony Blair (impulsor de la construcción del puente) debió sentir ganas de arrojarse al Támesis, con o sin Gordon Brown como lastre.

 

14 * ¡Jaque mate!

 

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

 

¿Cuál es el requisito máximo para un grupo de héroes como Merlín manda? Aprender a trabajar en equipo, algo a lo que nuestro trío de la varita aprendió (paradoja al canto) gracias a un juego tan individualista como el ajedrez. Con el cerebro de Hermione, los poderes de Harry y la agilidad de Ron, ganar es fácil… Incluso si tus rivales son un grupo de estatuas de piedra gigantes.

 

15 * El regreso del Señor Tenebroso

 

Harry Potter y el Cáliz de Fuego (2005)

 

Aún no se nos habían secado las lágrimas tras ver morir a Robert Pattinson, y ya teníamos que enfrentarnos a la visión más aterradora del mundo mágico: Lord Voldemort resucitado, con el careto de Ralf Fiennes (menos la nariz) y más poderoso que nunca… Por culpa del propio Harry. Está claro que el final de El cáliz de fuego, sobrado de mal rollo, era sólo el preludio para los horrores que nuestras temblorosas retinas deberían soportar en las entregas siguientes.

 

16 * Hoy empieza todo

 

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

 

Seguramente, el primer suspiro de emoción arrancado a los fans por una película Potter tuvo lugar durante los primeros minutos de la saga en cines. La profesora McGonnagall transformada en gato, Dumbledore (Richard Harris) demostrando su capacidad para mantener la calma… Y Hagrid recorriendo el cielo londinense en una moto voladora, llevando entre sus brazos a un bebé por cuya causa íbamos a sufrir todos mucho, muchísimo, durante los años siguientes. Esto sí es empezar con buen pie.

 

17 * Bellatrix Lestrange se suelta el pelo

 

Harry Potter y la Orden del Fénix (2007)

 

Helena Bonham-Carter, señora de Tim Burton, es experta en mostrar flema británica ante las cámaras. Pero también, y esto es lo bueno, es una maestra consumada en el arte de perder los nervios, chillar como una ménade y sembrar la destrucción. Cuando a su personaje, Bellatrix Lestrange, y sus esbirros desencadenan el caos en el Ministerio de Magia, ni siquiera el poder de la Orden del Fénix es suficiente para detenerles.

 

18 * La primera lección del Profesor Snape

 

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001)

 

Esa voz. ¡Esa voz! Calmada, pero hiriente, con un fondo de resentimiento y tensión capaz de romperle los nervios a cualquiera… Sin alzarse nunca por encima de un susurro. Decididamente, el personaje encarnado por Alan Rickman es el profesor (y de química, además) que ninguno de nosotros hubiésemos querido tener en el cole.

 

19 * Mamá sangrienta

 

Harry Potter y la Orden del Fénix (2007)

 

En un mundo tan prolífico en horrores como el de J. K. Rowling, cada espectador puede escoger su espanto favorito. ¿Cuál será el nuestro? ¿El profesor Snape? ¿Aragog la araña gigante? ¿Voldemort en persona? Nanay: el personaje de Harry Potter que más aparece en nuestras pesadillas se llama Dolores Umbridge (Brenda Blethyn): su apariencia de maruja british con pésimo gusto para la decoración esconde a una torturadora fascista capaz de medrar e imponerse en las peores condiciones, y con un deje sádico que reluce especialmente cuando el pobre Harry debe copiar, siguiendo sus órdenes, “unas pocas líneas”… Con su propia sangre.

 

20 * Adiós, Dumbledore, adiós

 

Harry Potter y el Príncipe Mestizo (2009)

 

Sabíamos que iba a ocurrir, pero pese a ello no pudimos retener las lágrimas cuando vimos a un Michael Gambon señorial afrontar la muerte para proteger a su pupilo favorito. En un claro órdago a Ian McKellen y su Gandalf de El Señor de los anillos, Albus Dumbledore se enfrentó a su última aventura como un héroe, pasando por encima de un Draco Malfoy (Tom Felton) que nunca demostró tan claramente su condición de villano de segunda fila. En la escena posterior, los estudiantes de Hogwarts encendieron sus varitas para expresar lo que todos pensábamos: buen viaje, maestro.

“¿Qué te has hecho en el pelo?”: 25 inenarrables ‘pelazos’ de película

¿Te gusta llevar a la peluquería fotos de películas y estrellas para copiar su corte? Con los horrores capilares de estos personajes no querrás hacerlo.

Emma Watson apoya al colectivo transgénero frente a J. K. Rowling

La intérprete de Hermione Granger es la nueva figura de la saga 'Harry Potter' que se sitúa frente a la escritora.

30 veces en las que Emma Watson fue la mejor Hermione Granger posible

Todas las ocasiones en las que la actriz estuvo perfecta en su papel como la bruja más valiente e inteligente del mundo mágico de J. K. Rowling.

“Me quedo en casa por mi abuela y mi familia”: Emma Watson y Millie Bobby Brown contra el coronavirus

'Mi abuela me ha protegido toda mi vida. Ahora es el momento de que yo la proteja a ella'. Ambas actrices se quedan en casa por los más vulnerables.