Nominaciones Oscar 2020: Los grandes olvidados

Actores, actrices, músicos, montadores y muchísimas directoras: 21 nombres a los que echaremos de menos en la próxima gala.

Por
13 de enero de 2020

Si la Academia de Hollywood quiere quitarse la fama de ente monolítico que solo recompensa a autores blancos de edad avanzada, apañada va. Las nominaciones a los Oscar 2020 se han repartido entre una selecta lista de filmes (Jokerla más nominada, seguida de 1917, Érase una vez en Hollywood El irlandés), con Parásitos Dolor y gloria (vía la nominación a Antonio Banderascomo únicas concesiones al cine internacional fuera de la categoría correspondiente. En cuanto a las nominaciones a Mejor Director, son una vez más coto privado de cineastas masculinos, pese a que este año sobraban las autoras con méritos para aspirar al podio.

Si bien el ninguneo de la Academia hacia las directoras merece un artículo aparte, lo cierto es que estas nominaciones a los Oscar han resultado extremadamente sosas. Lo cual nos mueve, más que en ningún otro año, a hacer una lista de técnicos, intérpretes y autores cuya inclusión entre los candidatos le habría dado mucha más vida e interés a la competición. Robert De Niro, por ejemplo, no nos parece un olvido injustificado por El irlandés, ya que cuenta con dos estatuillas en su currículum y pocos apoyos necesita para una carrera consagradísima.

Así pues, aquí están nuestros olvidados. Puede que los votantes de la institución se hayan olvidado de ellos (y, sobre todo, de ellas) pero todos han ganado el premio de nuestro aprecio.

Awkwafina

Mejor actriz principal por The Farewell

Las dos mayores revelaciones dramáticas del año pasado en EE UU proceden del mundo de la música, atendiendo ambas por un nombre a secas. Y, como Zendaya aún no ha interpretado un papel oscarizable en pantalla grande, le hubiese correspondido a la rapera y actriz de origen chino poner una pica en el Flandes de la Academia. Por desgracia, los Oscar han decidido ignorar su papelón en la dramedia de Lulu Wang. 

Ana de Armas

Mejor actriz principal por Puñales por la espalda

Podríamos decir que la interpretación de la actriz cubana en la cinta de Rian Johnson no era para tanto, en el fondo, y que la Academia no se ha perdido nada olvidándose de ella en sus candidaturas. Pero, si lo dijéramos, acabaríamos vomitando copiosamente. Si habéis visto la película, sabéis por qué decimos esto.

Beanie Feldstein

Mejor actriz principal por Súper empollonas

Dicen que, a la hora de repartir los Oscar, las comedias siempre se acaban quedando con las sobras. El caso de la hermana de Jonah Hill (y de la película que ha protagonizado, mejor filme de 2020 para CINEMANÍA) es un buen ejemplo de esto: si intervenir en el filme más divertido de 2019 no te garantiza un lugar entre las nominadas, ¿qué demonios hay que hacer para conseguirlo? ¿Para esto se atiborra una de alucinógenos y se convierte en muñeca Barbie? ¡No hay derecho!

Eddie Murphy 

Mejor actor principal por Yo soy Dolemite

Por odioso que resulte a veces, el actor de Superdetective en Hollywood resulta de lo más oscarizable cuando se pone serio (ahí queda su nominación por Dreamgirls en 2007) y, a veces, también cuando se pone risueño, como prueba su rol en el biopic de Ruddy Ray Moore. Su presencia entre los candidatos a actor protagonista habría aportado un poco de diversidad a ese panorama tan paliducho y cadavérico.

Willem Dafoe / Robert Pattinson

Mejor actor principal por El faro

Que no nos venga la Academia con monsergas sobre inclusividad y falta de prejuicios: el hecho de que la segunda película de Robert Eggers (un tour de force de terror marino y claustrofóbico) solo se haya llevado una nominación a Mejor fotografía nos confirma que el cine de género sigue teniendo poco hueco en los Oscar. Su pareja protagonista, en concreto, se luce de lo lindo en la película, y el hecho de que la institución no haya reservado candidaturas para al menos uno de ellos no tiene perdón de Cthulhu.

Daniel Craig

Mejor actor principal por Puñales por la espalda

Basta con ver el trabajazo del actor inglés en esta película para intuir que su carrera, si le acompaña la suerte, se parecerá mucho a la de Sean Connery en un futuro, por aquello de remontarse hasta las alturas del prestigio tras abandonar el papel de James Bond. El hecho de que la Academia no haya tenido esto en cuenta tras ver a Craig como Benôit Blanc se nos antoja como un misterio en forma de dónut, con otro dónut más pequeño dentro del agujero.

Song Kan-ho 

Mejor actor principal por Parásitos

El reconocimiento de la Academia a Parásitos (y, con él, al inmenso talento de Bong Jon-hoo) es justo y necesario. Pero, ya que ha nominado a la cinta a seis categorías, ¿qué trabajo le costaba reconocer el trabajo de este actor como patriarca sinvergüenza de la familia Kim? Será que, con la nominación a Banderas, ya quedaba cubierto el cupo de intérpretes no estadounidenses que podían optar al Oscar este año.

Jennifer Lopez

Mejor actriz de reparto por Estafadoras de Wall Street

De los chistes a cuenta de lo suyo con Ben Affleck (y de Una relación peligrosa) al aplauso de la crítica en un papel difícil y exigente tanto en lo mental como en lo físico. La trayectoria de ‘J-Lo’ durante estos últimos meses ha sido digna de aplauso, y duele que el único reconocimiento que vaya a recibir por ella sea una nominación a los Globos de Oro.

Chris Evans 

Mejor actor de reparto por Puñales por la espalda

Si por nosotros fuera, el reparto del whodunnit de Rian Johnson subiría en pleno al estrado de los Oscar. Pero, como eso no es posible, nos conformamos con lamentar que Evans no pueda completar su año triunfal: tras haber cerrado por todo lo alto su periplo Marvel con Vengadores: Endgame y demostrar con esta película que es un actor versátil y solvente, aspirar a una estatuilla a lo mejor habría sido demasiado. Menos mal que Chris siempre podrá apuntar a los académicos, uno por uno, y espetarles eso de “¡Cómete un mojón!”.

Greta Gerwig 

Mejor directora por Mujercitas

Ni una directora nominada. Ni una. Por lo visto, el bochorno de los Globos de Oro no fue suficiente, con lo que la Academia también ha elegido ignorar a las mujeres cineastas. De todos los olvidos, el más egregio es el de Gerwig: por mucho que tres de sus actrices estén nominadas, que ella misma sea candidata por su guion adaptado y que su película aspire al premio máximo, el hecho de que la Academia le haya dado la espalda a su labor tras la cámara clama al cielo.

Lulu Wang

Mejor directora por The Farewell

Ya que este año tocaba poner por las nubes a Parásitos, la Academia podría haber convertido los Oscar 2020 en un ejemplo de armonía Oriente-Occidente, nominando también a esta directora, nacida en Pekín y criada en Miami. Pero, al igual que en el caso de Awkwafina (que se ha quedado sin candidatura como actriz principal), parece que Wang no tiene la llave de ese club de señores llamado “nominaciones a Mejor director”.

Emily Halpern, Sarah Haskins, Susanna Fogel, Katie Silberman

Mejor guion original por Súper empollonas

Una vez más, constatamos que las risas y la Academia no se llevan nada bien. Porque, teniendo en cuenta lo difícil que es a estas alturas innovar en el género de la comedia teen, los logros de este cuarteto de escritoras en el debut largo de Olivia Wilde bien se merecían un reconocimiento.

Christopher Markus, Stephen McFeely

Mejor guion adaptado por Vengadores: Endgame

Como sabemos, los Oscar incluyen a veces una variedad especial de premios que podríamos denominar “gracias por habernos hecho ganar pasta”. Se trata de aquellas nominaciones (y, a veces, hasta victorias) más determinadas por los logros financieros de una película y su tirón entre el público que por su calidad artística, exista esta o no. Así pues, y ya que Robert Downey Jr. no quería aspirar a la estatuilla por su despedida como Iron Man, ¿de verdad costaba tanto lanzar un guiño al gran crossover de Marvel, reconociendo lo bien que sus guionistas han rematado esta década larga de superpoderes?

Claire Mathon

Mejor dirección de fotografía por Retrato de una mujer en llamas

Al igual que The Farewell, Súper empollonas Estafadoras de Wall Street, la película de Céline Sciamma bien podría haberse llevado nominaciones en cualquiera de las categorías mayores. Pero, para no aburrir, mejor destacamos la labor de su máxima responsable visual. Especialista en trabajos de alto voltaje homoerótico (El desconocido del lago, Mi amor), Mathon ha entregado aquí un trabajo en la tradición del gran cine de época francés, con sobrados méritos para un hueco en la categoría.

Fred Raskin

Mejor montaje por Érase una vez en Hollywood

Dicen que, cuando un filme está nominado a la terna grande (dirección, guion, película) pero no a Mejor montaje, malo. Así pues, Quentin Tarantino tiene todos los números para irse de vacío a su casa tras la gala de 2020. Algo que nos parece poco razonable, puesto que la maña de Raskin con las tijeras en esta película consigue lo imposible: que dejemos de echar de menos por unos minutos a la llorada Sally Menke. 

Max Richter

Mejor música original por Ad Astra

La única cinta de ciencia-ficción con posibilidades oscarizables tiene que conformarse con una solitaria candidatura a Montaje de sonido. Lo sentimos mucho por James Gray, y sobre todo por su compositor, cuya partitura nos lleva al vacío cósmico tanto o más que las imágenes del filme. Ahora bien: por Brad Pitt no tanto, que él sí puede irse de vuelta al sofá con un ‘hombrecito’ entre manos.

‘Sin tiempo para morir’: Daniel Craig se despide de James Bond con un nuevo tráiler

La pandemia no podrá contra 007: 'Sin tiempo para morir', la última película de Daniel Craig como James Bond, se estrenará en cines el 12 de noviembre.

‘Blonde’: La película de Ana de Armas como Marilyn Monroe es “brillante”, según la autora

Joyce Carol Oates está detrás de la novela de la cual parte Andrew Dominik para su película con Netflix, y la actriz elegida cuenta con su beneplácito.

Ana de Armas e Icíar Bollaín, entre los nuevos miembros de la Academia de Hollywood

Yalitza Aparicio ('Roma'), Awkwafina, Zendaya, Matt Reeves y el productor Enrique López Lavigne, entre los 819 invitados a unirse a la institución.

El Instagram secreto de Ben Affleck ha salido a la luz

Una periodista ha dado con la cuenta secreta del actor en la red social fotográfica. Entre sus escasos seguidores, tiene a Ana de Armas y Jennifer Garner.