‘Mulan’: China arremete contra el remake de Disney por sus inexactitudes históricas

Como si el tráiler no hubiera enfadado ya a la gente por la ausencia de Mushu, ahora también ha de hacer frente a otro tipo de críticas.

Por
12 de julio de 2019

El pasado 7 de julio Disney se decidió a lanzar el tráiler de un remake en acción real. Otro más, en prácticamente la víspera del estreno de El rey león, y pese a que el teaser de Mulan ya ha aglutinado más de 20 millones de visitas en YouTube, le está trayendo a la Casa del Ratón más problemas de lo esperado. Al poco de que dicho avance fuera estrenado, Internet dejó oír las voces de multitud de fans decepcionados por la ausencia del dragón Mushu en la película, pero la cuestión acabó acogiendo mayor complejidad en, obviamente, China.

Mulan, al igual que el film original de 1998, se basa en la leyenda china de Hua Mulan, una joven que se hacía pasar por hombre para combatir en la guerra. Disney ha insistido mucho en que el principal referente para esta nueva película será dicha leyenda, pero eso no ha evitado que ya en ciertas redes se esté hablando de las inexactitudes históricas que comete la película… aunque sólo hayamos visto un par de minutos de ella. Ha sucedido, según cuenta Variety, en el foro Weibo.

Allí, los usuarios han hecho notar que la protagonista vive con su familia en una casa “tulou”; es decir, “una vivienda tradicional del pueblo de los Hakka habitual en el sur de Fujian”. ¿Cuál es el problema? Que según la leyenda Mulan vive en el norte de China, y el que sus aventuras ocurran supuestamente en el siglo V a.C. también contradice lo visto en el tráiler, puesto que las casas tulou aparecieron durante la dinastía Ming; es decir, más de mil años después del periodo de tiempo en el que se ambienta Mulan.

“En Disney no deberían ser tan descuidados ni pensar que, solo porque las casas tulou sean bonitas, pueden poner a Mulan viviendo en una”, decían en esta red social. “¡No es de Fujian! ¿Se supone que ahora para alistarse en el ejército ha de coger el metro?”, se preguntaban con sorna, haciendo referencia a otro error derivado: el hecho de que la guerra en la que toma parte Mulan esté bien lejos de donde debería vivir si efectivamente tuviera una casa tulou.

Dado que Disney ha fijado el mercado chino como el principal target de su remake (a esto se debe, probablemente, la ausencia de Mushu y otros elementos que resultaron ofensivos del film original), que sólo ya el primer tráiler esté causando este descontento no es una buena noticia para la compañía. Y en esto no ayuda tampoco que, pocos días después del estreno de este teaser, ya haya aparecido en YouTube un vídeo que critica todos los fallos de documentación que comete la pieza, y que ha conseguido hasta ahora 8 millones de visualizaciones.

“Mezclar sin cuidado distintos elementos orientales es muy irrespetuoso con las culturas y audiencias no occidentales”, decían en el vídeo. “No sólo muestra que los productores son incapaces de manejar una cultura distinta a la de Hollywood, sino que además quieren usar la nuestra para crear algo con lo que los estadounidenses puedan sentirse cómodos y empatizar”.

Más allá de este tipo de polémicas, el estreno de Mulan está fijado para marzo de 2020, con Niki Caro como directora y Liu Yifei en el papel de esta joven procedente del norte de China… o de donde sea que les haya convenido colocarla.

Los cines de China planean introducir un descanso en las películas de más de dos horas

La proyección de estas películas será interrumpida llegado el momento por un "descanso" como medida de prevención contra el COVID-19.

Pekín cancela la reapertura de sus cines ante un nuevo rebrote de coronavirus

Ocurre cuando la capital de China se disponía, como gran parte del país, a que las salas de cine abrieran nuevamente sus puertas.

Los cines de China reabrirían definitivamente en junio, según el gobierno

El primer país en ser afectado por el coronavirus lleva con las salas cerradas desde enero, aunque haya habido intentos de reabrirlas desde entonces.

China vuelve a cerrar sus cines ante el miedo al coronavirus

El descenso de los contagios había animado a los exhibidores a abrir unas pocas salas, pero la amenaza de un repunte los ha hecho recular.