Alcohol, broncas y mares agitados: la muerte de Natalie Wood sigue sin resolver

El 29 de noviembre de 1981, la actriz de 'Rebelde sin causa' y 'Esplendor en la hierba' murió ahogada en extrañas circunstancias que siguen siendo un misterio.

Por
06 de mayo de 2020

ETIQUETAS:

  • El documental Natalie Wood: entre bambalinas, disponible en HBO España, ha sido supervisado por su hija Natasha Gregson Wagner y profundiza en la intimida de la actriz, que tuvo un trágico final aún sin aclarar.

    Natalie Wood le contó a un periodista del New York Daily News que le provocaba terror la idea de morir en el mar. “Sé nadar un poco, pero me da miedo el agua oscura”, confesaba la actriz en noviembre de 1981. Ironías del destino, su cadáver apareció flotando dos semanas después de aquella confesión en las aguas de la isla de Santa Catalina, al sur de California. 38 años después, las circunstancias que rodearon su muerte siguen siendo uno de los grandes misterios de Hollywood.

    La protagonista de West Side Story (1961), de 43 años y nominada a lo largo de su carrera a tres premios de la Academia, pasaba el fin de semana de Acción de Gracias de 1981 a bordo de su lujoso yate familiar, el Splendor, atracado cerca de la costa de aquella isla. No estaba sola a bordo, eso sí. Iba acompañada del actor Robert Wagner –estrella televisiva de la época y con quien se había casado por segunda vez en 1972–, su colega el también actor Christopher Walken –con quien precisamente en esos días rodaba la película Proyecto Brainstorm– y el capitán de la embarcación Dennis Davern.

    Aquel fin de semana llovía bastante y el mar estaba agitado. Los cuatro pasajeros habían cenado ese mismo sábado en tierra firme, en el restaurante Harbor Reef, y todos iban borrachos como una cuba cuando, a eso de las diez de la noche, volvieron a subir al yate. De lo que ocurrió en las horas posteriores hay varias versiones (alternativas y contradictorias). Lo único que está claro es que la actriz cayó al agua en algún momento de aquella noche del 29 de noviembre.

    El cuerpo de Wood fue encontrado por un helicóptero del departamento del sheriff de Los Ángeles poco antes de las ocho de la mañana del día siguiente, después de varias horas de búsqueda. La actriz iba descalza y llevaba puesto un camisón de franela y una chaqueta de plumas roja. “Estuvo mucho tiempo en el agua. Hay muchas cosas, como la exposición al frío, por las que podría haber muerto”, aseguró entonces Roger Smith, operario de los barcos de rescate para el condado de Los Ángeles en la turística isla.

    Los tres hombres a bordo del barco aseguraron entonces a los detectives que lo más probable es que la actriz se hubiese montado en un bote inflable con la intención de desplazarse hacia la orilla. Lo cierto es que el bote del que hablaban todos apareció poco rato después de que avisaran a la guardia costera. El cuerpo de Wood, en cambio, tardó unas cuantas horas más en aparecer.

    La primera investigación policial concluyó, pocas semanas después de lo sucedido, que la californiana se había resbalado de la cubierta del yate al tratar de subir al bote y había caído al agua. Su certificado oficial de defunción recogía como causa de la muerte el ‘ahogamiento accidental’, aunque durante años muchos especularon con la teoría de que debía haber algo más y que los acompañantes de Wood aquella noche tenían que saber más de lo que contaron.

    Se reabre el caso

    Para sorpresa de algunos, la historia dio un pequeño giro después de que el caso de la muerte de Wood fuese reabierto en 2011. El certificado de defunción fue modificado al año siguiente por el equipo médico de la oficina del sheriff de Los Ángeles, que pasó a recoger que el fallecimiento de la intérprete se había debido a un ‘ahogamiento y a otros factores no determinados’.

    Robert Wagner, que hoy tiene 89 años y contra el que no se han presentado cargos hasta el momento, fue nombrado entonces como “persona de interés” –un término empleado en EE UU para referirse simplemente a una persona con quien la policía quiere hablar–, después de que los investigadores descubrieran que el actor había sido la última persona que estuvo con la actriz antes de que desapareciera.

    En cualquier caso, Wagner se ha negado rotundamente a hablar con los investigadores desde la reapertura del caso. Para él, es más que suficiente con la versión de los hechos que dio en su libro autobiográfico, publicado en 2008 y donde sostiene que, tras una gran bronca con la actriz, esta se retiró a su camarote. A medianoche, según cuenta en sus memorias Wagner, se dio cuenta de la ausencia de su esposa y del dichoso bote. Según él, Wood debió escuchar cómo el pequeño bote neumático golpeaba el casco del yate y, al tratar de amarrarlo, tropezó y cayó al agua.

    Algunos le han comprado a Wagner su teoría del accidente fortuito. Pero la explicación del actor estadounidense sigue sin convencer del todo a muchos allegados de la actriz, sobre todo teniendo en cuenta la acuafobia y el estado de embriaguez que sufría la mujer ese día: la autopsia reveló que su nivel de alcohol en sangre era muy alto.

    Para más inri, los investigadores hicieron público que el informe forense indicaba que el cuerpo de Wood presentaba una serie de contusiones y heridas superficiales que parecían estar frescas en el momento del hallazgo del cadáver. “Parecía la víctima de un asalto”, dijo el detective Ralph Hernández en una entrevista. “No hemos podido demostrar que esto fue un homicidio. Y tampoco hemos podido demostrar que fue un accidente. El principal problema es que no sabemos cómo terminó ella en el agua”, añadía.

    Por su parte, Davern, que durante años se negó a contar todo lo que realmente sabía, ha admitido en varias entrevistas recientes que esa noche vio en la parte de atrás del barco discutir fuertemente a Wood y a su marido por los celos que este sentía por su buena sintonía con Walken. Es más, el capitán del barco defiende que Wagner fue la persona que, voluntaria o accidentalmente, empujó a Wood al agua. Y añade que el actor se negó a llamar inmediatamente a salvamento marítimo para denunciar su desaparición porque, según él, aquello provocaría un escándalo. No iba muy desencaminado el hombre. La polémica en torno a uno de los grandes culebrones hollywoodienses de la historia estaba (y parece que seguirá) servida.

    ¿Qué veo esta semana?: recomendaciones de series y películas de Netflix a FlixOlé

    Las plataformas despiden junio con algunos de los mejores contenidos de sus catálogos.

    ¿Hay nuevas pistas sobre la muerte de Natalie Wood?

    El actor Robert Wagner es señalado por los investigadores como "persona de interés" en la misteriosa muerte de Natalie Wood hace ahora 37 años

    Los crímenes sin resolver de Hollywood

    La lista 'hollywoodiense' de muertes atroces y misteriosas es muy larga: nosotros la resumimos para ti en esta lista de casos inescrutables.

    ‘Centauros del desierto’: La gran venganza de John Ford

    En 1956, cuando Hollywood le había enterrado, John Ford resucitó para poner patas arriba las leyes del western. Así se rodó una de las mejores películas de la historia