Muere Rosa Morena, la estrella del pop flamenco que calentó el Sahara y se codeó con Sinatra

La actriz y cantante de Badajoz fue un mito erótico en la España del Tardofranquismo.

Por
05 de diciembre de 2019

ETIQUETAS:

  • Rosa Morena, la cantante y actriz que ha fallecido hoy en Badajoz a 78 años, se la recuerda sobre todo como un exponente de ese pop aflamencado y desinhibido que tanto proliferó durante el final del Franquismo y la Transición. Los éxitos de la vocalista, como su versión de Échale guindas al pavo, tenían un aire de sensualidad paralelo al de las películas del ‘destape’ y del cine clasificado S. Algo que Chicho Ibáñez Serrador puso de manifiesto en 1974, cuando rodó su concierto en la base paracaidista de Alcalá de Henares. La emisión del clip fue muy polémica en su día, y hoy en día recuerda poderosamente a cierta escena de Apocalypse Now, solo que en cañí.

    Pero esta hazaña de Rosa Morena (y el hecho de que también actuase para las tropas españolas en el Sahara durante la Guerra de Ifni) no deberían hacernos olvidar una carrera larga y sorprendente. Nacida en Badajoz (1941) con el nombre de Manuela Otilia Pulgarín, Rosa Morena fue lanzada como niña prodigio en los años 50, lo que la llevó a una carrera internacional durante la cual actuó en EE UU junto a Frank Sinatra, Dean Martin Sammy Davis JrEsta buena relación con el ‘Rat Pack’ la llevó a hacer un cameo en Cuatro gangsters de Chicago (1964).

    En 1965, Rosa Morena protagonizó Flor salvaje, mientras que al año siguiente estrenó la coproducción hispano-colombiana El secreto de las esmeraldas. En 1971, cuando su carrera se orientaba ya hacia territorios más cálidos, figuró en el documental Entre ríos y encinares. Una oportunidad para volver al cine a mediados de los 80 quedó truncada debido a un cáncer de mama que, tras un error en el tratamiento, afectó a su capacidad pulmonar. Desde entonces, sus trabajos en el audiovisual se limitaron a apariciones en programas de TV.