Muere Josep Antoni Salgot, director del filme de culto ‘Mater amatísima’

El debut del cineasta catalán ponía a Victoria Abril en el rol de una mujer que se aislaba del mundo en compañía de su hijo autista.

Por
23 de julio de 2019

La carrera del catalán Josep Antoni Salgot, cineasta que ha fallecido esta noche a los 66 años, es difícil de seguir. El director, nacido en Aiguafreda (Barcelona), firmó pocos trabajos con muchos nombres distintos, entre ellos “Jose Antonio Salgot” y “Toni Salgot”. Sin embargo, en su filmografía destaca una de las películas españolas más extrañas y desgarradoras de la historia: su segundo largo, Mater amatísima (1980).

Estrenada sin apenas repercusiones, Mater amatísima contaba, sin embargo, con nombres ilustres en sus títulos de crédito. El guion estaba basado en un argumento de Bigas Luna y la BSO llevaba la firma de Vangelis (Blade Runner). Además, la protagonista era una Victoria Abril de camino al cenit de su fama.

En el filme, Abril interpretaba a una madre soltera enfrentada al autismo de su hijo (Julito de la Cruz, un actor aquejado en la vida real por este trastorno). La deriva de la mujer hacia la locura y el aislamiento no era precisamente material para un éxito de taquilla, pero le granjeó al filme un reconocimiento crítico fuera de nuestras fronteras. Según recordaba su autor, Mater amatísima acabó siendo “la única película catalana que figura en la colección del MOMA”. 

Salgot solo firmó otros tres largometrajes a lo largo de los siguientes 20 años: el thriller Estación central, Dama de Porto Pim (2001, adaptación de una novela de Antonio Tabucchi con Emma Suárez) y Myway (2007). Además, realizó documentales y series de televisión.