Muere José Luis Cuerda, director de ‘Amanece, que no es poco’

El autor de clásicos del cine español como 'Amanece, que no es poco' ha fallecido en Madrid a los 72 años.

Por
04 de febrero de 2020

FOTO: JACOBO MEDRANO

 

Ha fallecido el cineasta José Luis Cuerda (Albacete, 1947 – Madrid, 2020). Según han hecho saber sus hijas Irene y Elena, la muerte del director de clásicos del cine español como El bosque animado (1987), Amanece, que no es poco (1989) y La lengua de las mariposas (1999) ha tenido lugar en el Hospital de la Princesa de Madrid, a causa de una embolia.

José Luis Cuerda será recordado fundamentalmente como creador y fundador del subgénero humorístico del surruralismo, desarrollado en otras películas como Total (1983), Así en el cielo como en la tierra (1995) o Tiempo después (2018), su última película.

La talla de Cuerda dentro de la historia del cine español se entiende mejor observando los años en los que estrenó sus filmes más conocidos. En un panorama dominado aún por las evocaciones de la posguerra, el humor postizo de la ‘comedia madrileña’ (género al que podría adscribirse su debut largo Pares y nones, 1982) o los últimos coletazos del destape, el absurdo gozoso y campestre de El bosque animado y Amanece que no es poco resultaba revolucionario. Tan revolucionario como lo había sido el de Total, el telefilme de 1983 en el que Cuerda plasmó las líneas maestras de esos trabajos.

Así pues, por inclasificable que resultara en sus mejores momentos, el cine de José Luis Cuerda debe ser localizado en su contexto. De esta manera entenderemos cómo La marrana (1992) funcionaba como repaso irónico al quinto centenario de la llegada de Colón a América, una efeméride conmemorada aquel año en la Expo de Sevilla y que tenía a la España oficial en un sinvivir de triunfalismo. Incluso Tocando fondo (1993), una de las obras más olvidadas de su filmografía, se anunciaba en sus pósters con el muy actual eslogan de “La película de la crisis”.

Los últimos trabajos de José Luis Cuerda como director regresaron en ocasiones al surruralismo que le hizo famoso. Pero, en general, se mantuvieron dentro de un realismo humanista con historias ambientadas, bien en vísperas de la Guerra Civil (La lengua de las mariposas) bien en la inmediata posguerra (Los girasoles ciegos, 2008). Su penúltimo largo de ficción, Todo es silencio (2012) narraba el impacto del narcotráfico en la costa de Galicia.

Por otra parte, no podemos olvidar la faceta de Cuerda como productor e impulsor de la carrera de Alejandro Amenábar. Gracias al apoyo del autor de Amanece que no es poco, el director chileno-español pudo ajustar cuentas con sus profesores de la Complutense en Tesis (1996, ganadora de siete Goya) y dar rienda suelta a su amor por la ciencia-ficción en Abre los ojos (1997).

José Luis Cuerda en primer plano

Félix Tusell, productor de la última película del genio manchego, se despide con esta carta del director de 'Tiempo después'

José Luis Cuerda: mucho más que humor absurdo

La carrera de José Luis Cuerda no puede limitarse al humor rural, ya que pocos directores como él han mirado tan de frente nuestra historia.

¿Cómo afronta el cine las campañas electorales?

Refúgiate en estos candidatos electorales. Tampoco cumplirán sus promesas después del 26-J, pero al menos te harán pensar, reír y hasta emocionarte.