Muere el director Joel Schumacher (‘Batman Forever’, ‘Jóvenes ocultos’) a los 80 años

El director, guionista y diseñador, que también firmó 'Un día de furia' y 'St. Elmo's punto de encuentro', ha fallecido tras una larga batalla contra el cáncer.

Por
22 de junio de 2020

El director y guionista Joel Schumacher, conocido por películas como Batman Forever, Jóvenes ocultos Última llamada, ha fallecido en Nueva York a los 80 años tras una larga lucha contra el cáncer.

Estudiante de diseño de moda, Schumacher se movió por el mundo de la alta costura antes de dedicarse al séptimo arte. Algunos de sus primeros trabajos en el ramo fueron para Woody Allen, un director del cual con el tiempo acabaría siendo poco menos que la antítesis y para el que trabajó en El dormilón e Interiores. Asimismo, entre sus primeros trabajos como guionista se encuentran El mago (la versión de El mago de Oz dirigida por Sidney Lumet con Michael Jackson Diana Ross)Sparkle, con la futura estrella de Fama Irene Cara.

Tras una película de ciencia-ficción (La increíble mujer menguante, 1981) y Los locos del taxi (1983), con nada menos que Mr. T. en el reparto, Schumacher halló su fortuna cinematográfica dirigiendo a varios miembros del ‘Brat Pack’ de los 80 (Emilio Estévez, Demi Moore, Andrew McCarthy, Rob Lowe…) en el drama St. Elmo, punto de encuentro (1985).

Su trabajo posterior fue Jóvenes ocultos (1987), película de vampiros postmoderna y pop con Corey Haim, Corey Feldman Kiefer Sutherland, entre otros, que queda probablemente como el título más entrañable de su filmografía.

Durante los años posteriores, Joel Schumacher demostró su versatilidad con dramas (Elegir un amor), filmes de terror (Línea mortal, conocida por contar con Sutherland junto a su pareja de entonces, una Julia Roberts pre-Pretty Woman), thrillers (El cliente Tiempo de matar, ambas basadas en novelas de John Grisham) y un trabajo tan inclasificable como Un día de furia. 

En 1995 llegó su momento de apogeo comercial con Batman Forever, cinta con la que sucedió a Tim Burton al frente de la saga. Sin embargo, Batman y Robin (1997) descalabró su carrera al ser pésimamente recibida por público y crítica. “Me gustaría pedir perdón a los fans, porque se lo debo”, declaró Schumacher en 2007, señalando que su trabajo en el filme se había visto zarandeado por presiones de todo tipo.

Schumacher recuperó poco a poco la estima del público gracias a trabajos como Nadie es perfecto (drama intimista sobre la homofobia con Philip Seymour Hoffman Robert De Niro), el thriller Asesinato en 8mm (con Nicolas Cage) y, sobre todo, Última llamada, minimalista ejercicio de suspense basado en un guion de Larry Cohen que Alfred Hitchcock se había planteado rodar en los 70.

Bajo amenaza (2011) queda como su último largometraje, mientras que los dos capítulos que rodó para la serie House of Cards (2013) quedan como su último trabajo audiovisual.

Más Jim Carrey y un murciélago gigante: así era la versión extendida de ‘Batman Forever’ que Warner no se atrevió a estrenar

Joel Schumacher terminó prescindiendo de 40 minutos de metraje en los que 'Batman Forever' se volvía 'más oscura y psicológica'.

Val Kilmer explica por qué dejó de ser Batman

Los rumores sobre el mal carácter del actor en el set de rodaje han acompañado a este durante décadas.

Joel Schumacher: “Nunca pensé que Batman y Robin fueran gays”

El director de dos de las películas más odiadas del hombre murciélago habla sobre la sexualidad de sus personajes, Woody Allen o sus más de 10.000 parejas íntimas.

Así se convirtió a películas en videojuegos olvidados de los 90

Cinco videojuegos que en los años noventa intentaron adaptar películas y que no salieron muy bien...