Muere el compositor James Horner

El autor de más de un centenar de bandas sonoras ('Braveheart', 'Titanic', 'Avatar') ha fallecido en un accidente de avioneta mientras sobrevolaba el sur de California.

Por
23 de junio de 2015

ETIQUETAS:

  • El compositor estadounidense James Horner ha muerto en un accidente aéreo mientras pilotaba su avioneta S-312 Tucano MK-1, que se ha precipitado contra el suelo tras sufrir un fallo en el motor al sobrevolar el Parque Nacional Los Padres, al sur de California, según informa Variety. El influyente compositor de música de cine y director de orquesta era un piloto deportivo con experiencia y el único ocupante de la aeronave. Ha fallecido a los 61 años.

    James Horner ha sido uno de los compositores más conocidos de las cuatro últimas décadas, con casi un centenar de bandas sonoras para cine y televisión en su obra. Al igual que tantos directores, él también comenzó trabajando al amparo de Roger Corman, escribiendo música para sus producciones de serie B como Los 7 magníficos del espacio (1980). No tardó en subir a las ligas mayores de Hollywood con partituras para filmes de gran presupuesto. El primero de ellos, Star Trek II – La ira de Khan (1982) debido a que los productores no podían permitirse el caché de Jerry Goldsmith; pocos años después, Horner alcanzaría un estatus similar tras tomar el relevo de Goldsmith en otra secuela: Aliens (1986).

    El estilo épico y a la vez íntimo de Horner se fue desarrollando en títulos de ciencia-ficción (Krull, Cocoon) y fantasía (Willow, Campo de sueños) durante toda la década de los 80. En 1987 recibió sus dos primeras nominaciones al Oscar: por el excelente score de Aliens y la canción Somewhere Out There del filme de animación Fievel y el Nuevo Mundo (1986). Durante los años siguientes, el compositor llegaría a recibir hasta ocho nominaciones al Oscar más, haciéndose con la estatuilla en 1997 por partida doble: la banda sonora de Titanic y la canción My Heart Will Go On de la misma película.

    Horner fue compositor recurrente del cine comercial familiar de los 90 (de Cariño, he encogido a los niños a La máscara del Zorro, pasando por Rocketeer, El guardián de las palabras, Casper, Jumanji o Mi gran amigo Joe), década en la que firmó algunas de las partituras más recordadas de la música del cine reciente, como las melodías de Leyendas de pasión (1994), Apolo 13 (1995), Braveheart (1995) o, por supuesto, Titanic, que se convirtió en la banda sonora orquestal más vendida de la historia con 27 millones de discos.

    El compositor volvió a colaborar de nuevo con James Cameron en Avatar (2009), una experiencia que definió como agotadora y le llevó a espaciar más sus trabajos en los últimos años. También tenía previsto aportar la múscia a las próximas tres secuelas de la saga, uno de los muchos proyectos que tras su repentina muerte han quedado en silencio.

    James Horner compuso el ‘remake’ de ‘Los siete magníficos’ antes de morir

    El compositor que falleció el mes pasado en un accidente de aviación había compuesto en secreto la música para la revisión del western que prepara Antoine Fuqua para 2017.

    10 bandas sonoras para recordar a James Horner

    Podrían ser más y podrían ser distintas, pero esta es nuestra selección de la variedad de registros del compositor con algunos de sus temas más famosos y otros a reivindicar