Muere Edward Lewis, productor de ‘Espartaco’, ‘Plan diabólico’ y ‘El pájaro espino’

Asiduo colaborador de Kirk Douglas y John Frankenheimer, Lewis ayudó a acabar con la Caza de Brujas en Hollywood.

Por
13 de agosto de 2019

ETIQUETAS:

  • El productor Edward Lewis, que ayudó a financiar filmes como Espartaco, Plan diabólico, Desaparecido Grand Prix, murió el 27 de julio en Los Ángeles a los 99 años. El fallecimiento fue anunciado ayer por su hija, Susan Lewis.

    Junto a su esposa y socia Mildred Lewis, fallecida el 3 de abril, Lewis formó un tándem de productores que desafió las convenciones del Hollywood de su época. Asiduo colaborador de Kirk Douglas, el productor combatió la paranoia antiizquierdista que se había apoderado de la industria durante la Caza de Brujas contratando a Dalton Trumbo para que escribiese el guion de Espartaco en 1960.

    Dado que Trumbo había sido incluido en la lista negra de los estudios (y que Espartaco adaptaba una novela de Howard Fast, también vetado por sus ideas políticas), Edward Lewis firmó el libreto y lo presentó a los ejecutivos de Universal. Cuando la producción ya estaba en marcha y el estudio ya había gastado una enorme cantidad (ocho millones de dólares de la época) en sacarla adelante, Lewis desveló la jugarreta, logrando de esta manera que Dalton Trumbo apareciera en los créditos del filme. “[Edward Lewis] arriesgó su nombre para ayudar a un hombre que había perdido el suyo”, recordó el escritor.

    Además de Kirk Douglas y Dalton Trumbo, el otro nombre asociado a la carrera de Edward Lewis es el de John Frankenheimer, uno de los grandes maestros del thriller. Ambos trabajaron juntos en cintas como Plan diabólico, Siete días de mayo, Yo vigilo el camino Acción ejecutiva. En 1982, Lewis produjo Desaparecido, el filme en el que Costa-Gavras denunciaba las atrocidades del régimen de Pinochet en Chile.

    Irónicamente, uno de los últimos trabajos reseñables de Edward Lewis fue El pájaro espino, tremebunda teleserie estrenada en 1983 que adaptaba la novela de Colleen McCullough sobre el amor prohibido entre un sacerdote (Richard Chamberlain) y una joven feligresa.