Muere Eduardo Fajardo, eterno secundario que dejó su huella en el spaghetti western

Uno de los mayores currantes del cine español, Fajardo tuvo un papel memorable en 'Django', la obra maestra de Sergio Corbucci.

Por
04 de julio de 2019

Con la muerte del actor Eduardo Fajardo, que ha fallecido a los 94 años en México, despedimos a un miembro más de esa generación que lidió con ese cine fértil y caótico que brotó en España antes de los 80. Nacido en Pontevedra, Fajardo comenzó su carrera como actor de doblaje antes de ponerse frente a la cámara, pasando del dramón histórico a la comedia de destape y sobre todo el spaghetti western, un subgénero en el que dejó trabajos memorables.

Los primeros trabajos de Fajardo como actor tuvieron lugar en los acartonados dramones de época de la productora Cifesa, como Locura de amor, La nao Capitana La leona de Castilla. Allí coincidió (en Balarrasa, 1951) con Fernando Fernán Gómez. Tras un periplo mexicano a mediados de la década de 1950, volvió a España para rodar películas de una manera frenética. Aquello era lo habitual entre los actores de su quinta, incluso los más famosos, dados los raquíticos sueldos que ofrecía la industria.

Así pues, Fajardo lo mismo actuaba en La ciudad no es para mí junto a Paco Martínez Soria que en Las nenas del mini-mini junto a Juan Luis Galiardo o en Las cinco advertencias de Satanás junto a Arturo Fernández. Por no hablar del thriller de ciencia-ficción Trasplante de un cerebro, una de las películas más peculiares del cine español.

Pero la parte más interesante de su copiosa filmografía es la relacionada con el spaghetti western y las producciones italianas de serie B rodadas en España. Así, le encontramos en Una tumba para el sheriff, 087: Misión apocalipsis, El hombre de Río Malo… y sobre todo en Django, la obra maestra que Sergio Corbucci estrenó en 1966 y que tanto ha inspirado a Quentin Tarantino Takashi Miike. 

Durante los 80, Fajardo trabajó en series de TV como Los gozos y las sombras, Tristeza de amor, Turno de oficio Goya. Siempre tuvo mucho amor a Almería, esa región en la que tanto había trabajado, instalando en ella su residencia e inaugurando el Paseo de la Fama de la capital.

5 interpretaciones con las que Johnny Hallyday se ganó al cine

Despedimos al icono de la música francesa, el duro Johnny Hallyday, recordando algunos de sus trabajos más recordados en el mundo del cine

Los ‘spaghetti western’ favoritos de Quentin Tarantino

Conoces los Leone y los Corbucci que tanto le gustan al director de 'Django desencadenado', pero hay muchos más esperando a ser (re)descubiertos.