Muere la actriz Édith Scob, protagonista de ‘Los ojos sin rostro’

Presencia imborrable en películas de Georges Franju, Leos Carax y Luis Buñuel, la actriz francesa ha fallecido a los 81 años.

Por
26 de junio de 2019

Fue uno de los mayores iconos del cine de terror de los años 60. Édith Scob, la protagonista enmascarada de Los ojos sin rostro (1960), ha fallecido a los 81 años en París, su ciudad natal. Deja un legado cinematográfico reducido pero potente como pocos tras convertirse en una presencia imborrable de películas de Georges Franju, Leos Carax Olivier Assayas, entre otros.

Actriz teatral desde los 20 años, con una dilatada trayectoria sobre las tablas hasta el final de su vida, la carrera de Scob en el cine comenzó de la mano de Franju. Obtuvo un papel el primer largometraje del cineasta, La cabeza contra la pared (1959) y a partir de ahí se convirtió en figura recurrente en su cine. Ante todo, protagonizó su título más aclamado, Los ojos sin rostro, en el legendario rol de una joven con la cara desfigurada que porta una máscara muchas veces referenciada posteriormente, desde La piel que habito de Pedro Almodóvar hasta Holy Motors (2012) de Carax, donde ella misma volvió a portarla.

Con Franju también colaboró en Relato íntimo (1962), Judex (1963) y Tomás, el impostor (1965). A finales de los 60 pasaría a ser una de las secundarias más celebradas por los grandes del cine de autor: Luis Buñuel la convirtió en la Virgen María de La vía láctea (1969), trabajó con Raúl Ruiz en El tiempo recobrado (1999) y La comedia de la inocencia (2000), Jacques Rivette la convocó en su Juana de Arco (1994), Pedro Costa en Casa de lava (1999), Andrzej Zulawski en La fidelidad (2000), Patrice Leconte en El hombre del tren (2002), Nicolas Klotz en La cuestión humana (2007), Olivier Assayas en Las horas del verano (2008), Anne Fontaine en Primavera en Normandía (2014) y Mia Hansen-Løve en El porvenir (2016).

Terror en un instituto francés: una película de los 60 provoca ataques de ansiedad y desmayos

'Los ojos sin rostro' (Georges Franju) continúa sembrando el caos más profundo seis décadas después de su estreno.