Muere a los 101 años Baby Peggy, la niña prodigio más veterana de Hollywood

Se adelantó a Shirley Temple, pero sus padres derrocharon su dinero. En la edad adulta, resurgió como historiadora y periodista de cine.

Por
25 de febrero de 2020

ETIQUETAS:

  • Diana Serra Cary, la actriz conocida durante su infancia como ‘Baby Peggy’, ha fallecido en Gustine (California) a los 101 años de edad. Durante su auge como estrella infantil, entre 1921 y 1924, Cary rodó 124 cortometrajes y se llevó de calle al público, lo que la sitúa como precursora de la mítica Shirley Temple. 

    Nacida Peggy Jean Montgomery en San Diego en 1918, hija de un cowboy convertido en extra de cine, Peggy fue ‘descubierta’ a los 19 meses durante una visita con su familia al lot de Century Film, el estudio que la lanzaría a la fama. Un director se fijó en ella y la propuso como partenaire de Brownie el Perro Maravilla, una de las primeras estrellas caninas de Hollywood.

    Los mejores años de Baby Peggy en el cine tuvieron lugar junto al director Alfred J. Goulding, un antiguo actor infantil que sabía tratar con ella y al que la intérprete llegó a profesar un sincero afecto. Pese a esto, su trayectoria estuvo llena de sinsabores: en The Darling of New York (1923), su primer largometraje, la actriz tuvo que rodar en un decorado en llamas. Su jornada de trabajo (ocho horas al día, seis días por semana) resultaba extenuante y no le permitió tener una educación. Asimismo, las proyecciones de sus películas iban a veces acompañadas de números en directo que permitían al público oír la voz de la joven estrella.

    Además, como tantas estrellas infantiles de ayer y hoy (y, seguramente, también de mañana), Baby Peggy pagó por los pecados de sus padres. Aunque sus ganancias llegaron al millón de dólares anual (15 millones de dólares, ajustados a la inflación), el matrimonio Montgomery derrochó ese dinero. “Pensaban que Hollywood iba a ser para siempre”, explicó ella. De este modo, cuando una pelea de su padre con el productor Sol Lesser puso fin a su carrera, la familia se quedó sin fuente de ingresos. Y, aunque Peggy se recicló con éxito como intérprete de vaudeville durante los años posteriores, la crisis bursátil de 1929 la dejó sin sus escasos ahorros.

    La historia, eso sí, tiene un final feliz: tras dos matrimonios, un cambio de nombre y una conversión al catolicismo, Baby Peggy (ahora conocida como Dana Serra Cary) resurgió como periodista e historiadora del cine. Entre sus obras se cuenta una biografía de Jackie Coogan, la otra gran estrella infantil de su época, cuyo caso impulsó la promulgación de la ley que protege los ingresos de los niños actores en EE UU.

    La mayoría de las películas rodadas por Baby Peggy se perdieron tras un incendio en las instalaciones de la Century, en 1926.