Morgan Freeman: “Interpretar al presidente de los EE.UU. no es muy distinto de interpretar a cualquier otra persona”

El veterano actor protagoniza 'Objetivo: Washington D.C.', tercera parte de la saga de acción que encabeza Gerard Butler, y que ya está en cines.

Por
31 de agosto de 2019

Cuando se estrenó en 2013, Objetivo: La Casa Blanca tenía que medirse en taquilla con otro film de acción y similares intereses en salvaguardar la nación a golpe de patriotismo y violencia explícita. No obstante, el film de Antoine Fuqua le ganó la partida a Asalto al podery seis años después ya nos encontramos frente a la tercera aventura del agente Mike Banning (Gerard Butler).

Objetivo: Washington DC, ya en cines, retoma las aventuras de Banning en compañía de Allan Trumbull, quien lleva siendo interpretado por Morgan Freeman desde la primera película y que, como no podía ser de otro modo tratándose de este actor, ha acabado siendo elegido Presidente de los EE.UU. en sustitución de Aaron Eckhart. La película que dirige Ric Roman Waugh se distancia, sin embargo, de todo lo contado por la saga hasta ahora, y hemos tenido el placer de hablar con el propio Freeman para que nos ilustre en torno a estos cambios.

¿Cómo has afrontado el papel de Allan Trumbull, presente en las tres películas de la saga Objetivo?

En la primera película Trumbull era un político que debía dar un paso adelante para controlar una situación peligrosa. Así que me pregunté a mí mismo cómo reaccionaría en una situación así, cuando estás al mando y las cosas se descontrolan, y me imaginé a un general que debe mantener la calma ante la crisis. Me puse en su lugar. ¿Cómo se apañan los políticos?, eso era lo que tenía que preguntarme. 

¿Qué diferencia al Allan Trumbull que vimos en las otras películas de Objetivo y el que vemos en Objetivo: Washington DC? Más allá de que ahora sea el Presidente de EE.UU., claro.

La gran diferencia hasta ahora es que siempre estaba lejos de todo aquello por lo que tenía que pasar Mike, y aquí el guión quiere echarle un vistazo mucho más cercano a la relación entre estos dos hombres. Esa es la mayor diferencia, y estoy bastante feliz de que hayamos podido tener esta relación. Disfruté muchísimo al introducirme en un escenario más emocional y cercano con él. Y Mike Banning nunca había tenido que hacerse cargo de él hasta ahora. Él se hacía cargo del mundo, pero ahora es personal. Creo que, sí, hemos podido profundizar en el personaje, y en la relación entre estos dos hombres. Es un vínculo muy padre-hijo.

Esta no es la primera vez que interpretas al Presidente de los EE.UU. Hace más de veinte años, lo hiciste en Deep Impact. Y unos cuantos años después, interpretaste a Nelson Mandela en Invictus. ¿Te sientes cómodo interpretando a personas con una posición de poder?

Interpretar al presidente de EE.UU. no es muy diferente de interpretar a cualquier otra persona, pero no puedes hacer lo mismo si esa persona es real. Ahí tienes que acercarte a quién es o quién era, y en el caso de Madiba… bueno, fue todo un honor para mí interpretarlo, para empezar, y no quería echarlo a perder, para nada, y que cuando fueran a verlo nadie se sintiera decepcionado.

A lo largo de tu carrera te has habituado a interpretar hombres sabios y buenos, que siempre dan los mejores consejos. ¿Es Morgan Freeman el rostro de la serenidad norteamericana?

Bueno, yo me veo más como un señor mayor, que está ya en sus ochenta años. Es preferible que ese papel lo juegue alguien más joven que yo. 

En Objetivo: La Casa Blanca y Objetivo: Londres el enemigo venía de fuera, siendo terroristas de Corea o de Pakistán. En Objetivo: Washington DC, por primera vez, el enemigo viene del interior del gobierno de los Estados Unidos. 

Bueno, creo que es una lección interesante sobre cómo de fácil puede ser organizar un atentado o traicionar a alguien. Es algo aterrador, si lo piensas, y en el mundo real debemos ser muy conscientes de eso. 

Has hecho más de veinte películas en los últimos diez años. Un logro impresionante…

Sé que con todas las películas que hago parece que estoy trabajando todo el tiempo, pero no es así. No trabajo todo el tiempo. Sólo ocurre que, afortunadamente, estoy lo suficientemente sano y en buena forma como para poder hacerlo.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

No sé exactamente cuál va a ser lo siguiente que se estrene, aunque hay por ahí una película de espías. Sí, voy a estrenar pronto una película de espías. En noviembre. Fuera de noviembre estoy libre, por si tienes algo en mente.

Esta es la escena de los ‘300’ con la que Gerard Butler hizo reír a todos los miembros del equipo

El actor se encuentra inmerso en la promoción de su nueva película 'Objetivo: Washington', que llega el 30 de agosto a la cartelera.

“Yo llevé a una chica Bond al bosque de los vampiros”

¿Para qué juntas a Caroline Munro y al jefe de efectos especiales de 'El resplandor'? Pues para soltar sangre a borbotones: 'Vampyres' se estrena hoy en España.

“Yo convencí al mundo de que ‘Star Wars’ molaba”

Hablamos con Craig Miller, el hombre que creó el marketing de la saga galáctica.

Amy Adams: “No esperaba que Tim Burton fuera así”

Te ofrecemos en exclusiva una entrevista con la actriz principal de 'Big Eyes'.