“Me nominaron a un Oscar y sólo me dieron una sudadera”

Desde 1988, la Academia entrega a todos los candidatos al Oscar una sudadera conmemorativa de cada edición. Un cómodo premio de consolación que te puedes poner para hacer deporte o para pintar la pared del salón.

Por
01 de febrero de 2013

Puede que no todo el mundo en Hollywood esté muy contento con el funcionamiento de los Oscar, los premios de la Academia de Cine, y haya quienes los critiquen con dureza o incluso aquellos que, tras ganarlo, lo tiren a la basura (¿sólo metafóricamente?). Pero hay algo especialmente pensado para contentar a todos los candidatos. Si el hecho de poner en tu currículum “Nominado al Oscar” ya supone un incremento considerable de fama, reconocimiento, caché y ofertas de trabajo, eso no es lo único que te llevas de la experiencia, aparte de la asistencia a la gala, codearte con grandes estrellas, ver llorar a gente guapa y estar de fiesta en la misma sala que Jack Nicholson y Angelina Jolie. Según cuentan en The Hollywood Reporter, hay una tradición que la Academia mantiene desde 1988 y también funciona como un recuerdo imborrable de la gran noche: una sudadera conmemorativa de cada edición de los Oscar.

Greg RussellEn la foto que encabeza este artículo puedes ver la colección personal de Greg Russell (imagen de la izquierda), un ingeniero de sonido que ha sido nominado en 15 ocasiones y ha ido acumulando las prendas; suponemos que en el fondo del armario, que es el lugar natural para las sudaderas. La tradición empezó en 1988, cuando el Presidente de la Academia Richard Kahn decidió regalar tan elegante y sofisticado souvenir a los candidatos durante su asistencia al almuerzo de nominados, que se celebra todos los años unos días antes de la gala de premios. Este año tendrá lugar el 4 de febrero y ahí será cuando los más de 150 nominados recojan su sudadera con el logo de los Oscar y la palabra “Nominado” en ella.

Russell sigue emocionándose cada vez que le entregan el regalo. “Es como volver a la adolescencia. Sientes como si fuera la graduación de tu promoción escolar”, dice a THR. Dado su historial en los premios, a lo largo de todos estos años él ha podido ver la evolución de la prenda y las variaciones en su forma (con cuello redondo, con capucha, con forro polar) y diseño. Pero su favorita sigue siendo la primera de todas: una sencilla sudadera blanca, ¡con los nombres de todos los candidatos! (sí, en plan festival de música). Incluso cuenta que la llevó al trabajo al día siguiente. ¿Guardará con tanto cariño Meryl Streep su considerable colección de sudaderas? ¿Se las pondrá cuando le apetezca tener un domingo de ver series en el sofá y no salir de casa?

Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.