Mark Ruffalo celebra el 4 de julio con el culo de Chris Evans

El actor más relajado de los Vengadores tiene muy claro cuál es el culo de América.

Por
04 de julio de 2019

Hoy es 4 de julio, la fecha en la que EE UU celebra su Día de la Independencia conmemorando la firma de su Declaración de Independencia del imperio británico en 1776. Es la gran festividad nacional y los ciudadanos estadounidenses se reúnen para festejar su patriotismo. Eso incluye celebrar el trasero más perfecto de la nación: el culo de América.

Es exactamente lo que ha hecho Mark Ruffalo, que ha dejado un tuit dedicado al portador de esos glúteos.

Tal y como aprendimos en Vengadores: Endgame, el culo de América le pertenece a Chris Evans. Ruffalo, que es un experto conocedor de la filmografía de su compañero de Marvel, ha recurrido con exquisito gusto a una imagen del actor en la comedia No es otra estúpida película americana (2001), de cuando Evans aún no había entrado en ningún universo superheroico pero ya se le daba muy bien reírse de sí mismo.

Solo que ha modificado el clip de forma conveniente para incluir las posaderas que simbolizan la tierra de los libres y el hogar de los valientes.

Chris Evans sobre su descuido en las redes sociales: “Es incómodo, pero tienes que encajar los golpes”

Tras su divertida respuesta a través de Twitter, el vengador ha hablado en una entrevista sobre la imagen compartida de su pene.

Chris Evans reacciona a su descuido en Instagram de la mejor manera

'Ahora que tengo vuestra atención...'. El bostoniano ha decidido hacer buen uso de la comprometida imagen que compartió por accidente en Instagram.

Mark Ruffalo y Scott Evans se cachondean del descuido de Chris Evans en redes

Tanto su compañero vengador como su hermano han reaccionado al comprometido 'story' que Evans ha compartido por accidente en Instagram.

Chris Evans publica por error una foto comprometida… e Internet reacciona sorprendentemente bien

La story que el actor de Marvel colgó accidentalmente podría haber motivado que la red enseñara su peor cara, pero ha ocurrido justo lo contrario.