Maribel Verdú, una dura detective a la caza del asesino

La veterana actriz debuta en el policíaco con ‘El asesino de los caprichos’, sobre una serie de crímenes que emulan los míticos grabados goyescos

Por
18 de octubre de 2019

“La inspectora Cobos me apasionó”, cuenta al otro lado del teléfono Maribel Verdú. “Jamás había hecho algo así, a pesar de que en los últimos años he hecho algunos papeles de malvada. La madrasta de Blancanieves, por ejemplo. Pero en mi carrera, la verdad, abundan las supervivientes o las heroínas sufrientes, y Cobos me sedujo desde el principio por su rollo duro y por su amargura ”.

La inspectora Carmen Cobos es una detective con muy malas pulgas, una mujer de acero y pocos amigos que protagoniza El asesino de los caprichos, un policíaco de Gerardo Herrero que llega hoy a las salas de cine con una trama que hace suyos los preceptos de Thomas de Quincey, o lo de hacer del asesinato una de las bellas artes. Porque en El asesino de los caprichos se le sigue la pista a un asesino en serie obsesionado doblemente con Los caprichos de Goya, ya que va eliminando del mapa a los propietarios de estas piezas de colección recreándose en algunas de las más conocidas estampas, del segundo grabado, El sí pronuncian y la mano alargan al primero que llega, hasta el número 23, titulado Aquellos polbos.

“Hay asesinatos que son una obra de arte en sí”, dice Verdú sobre el extraño esteticismo de algunos asesinos de la ficción audiovisual. “Son precisamente los más cuidados y los más, digamos, bellos, los más perturbadores”, añade. “De los últimos thrillers sobre este tema que me hayan impactado justo por esta cuestión está la serie The Fall, con Gillian Anderson”.

El asesino de los caprichos, no obstante, se mueve en parámetros distintos a los de la serie protagonizada por Anderson, aunque es una reivindicación absoluta de los roles de las mujeres en entornos tan masculinizados como la policía. “Cobos vive en un mundo de hombres y difícil lograr que te respeten aún hoy en un ambiente así, señala la actriz. “Puedes ser muy dura como Cobos, o ser muy dulce, como el personaje de Aura [Garrido], la subinspectora Eva González, no tiene tanto que ver con el carácter como con la cuestión del género”, apunta. “Una de las policías con la que estuvimos trabajando para preparar los papeles era una mujer muy dulce, pero que tenía ya a su cargo a un departamento y que ya era subinspectora a la misma edad que tiene el personaje que interpreta Aura. No quiero imaginarme cómo tiene que ser la reacción de un agente hombre de 60 años que está a las órdenes de una inspectora de 30 años. En este sentido, ¡hay tanto todavía por hacer!”.

Aura Garrido, la compañera de Verdú, interpreta a un modelo de profesional y un perfil de mujer opuesto al de la inspectora Cobos: es una mujer casada, con un hijo, que trata de compaginar su vida familiar con el trabajo policial y con un caso escurridizo con muchos intereses ocultos. “Aura ha sido mi mayor regalo”,comenta Maribel Verdú sobre su compañera. “Un descubrimiento”, insiste. Todo son elogios para una compañera a la que le caen no pocos latigazos secos por parte de la protagonista, y que, a pesar de ello, le da la réplica en esta buddy movie policial para la que se prepararon a conciencia junto a sus compañeros Daniel Grao, Roberto Álamo y Ginés García Millán: “Nos dejaron un día en la comisaría y no paré de preguntar mil cosas. Estuvimos trabajando los gestos y protocolos policíacos con tres agentes, y nos enseñaron desde la cuestión más básica, cómo empuñar el arma, a la idea de ‘coger al malo’, como dicen ellos”.

Estreno con premio

El asesino de los caprichos no va a ser la última vez que veamos a la intérprete mostrando placa y empuñando el arma reglamentaria, porque también forma parte del reparto de la serie No te puedes esconder. “Nunca me habían ofrecido un papel de policía y encadeno dos”, bromea. El serial, que acaba justo su emisión en la cadena mexicana Telemundo esta semana, llegará a Netflix a finales de este año y nos ofrecerá un perfil de policía mucho menos emocional que la detective Cobos, tal y como nos adelanta Verdú.

El estreno de El asesino de los caprichos viene además en un momento muy dulce para la actriz. El filme se presentó en el pasado Festival de Sitges, donde Maribel Verdú recibió el premio Màquina del Temps por su trayectoria profesional consolidadísima e imparable de más de 25 años y con títulos históricos. “¡No te puedes imaginar la emoción!”, dice la actriz de La buena estrella o Amantes. “En estos últimos años me están llegando muchos reconocimientos y solo puedo estar agradecida”.

Nuevos retos, mismo entusiasmo

Melodramas de corte fantástico como El laberinto del fauno, comedias de enredo como Salsa Rosa, o de otro alcance como la estimada Belle Epoque, filmes de post-humor como Gente en sitios o cintas de superhéroes patrios como Superlópez…, pocas cosas se le han resistido a la madrileña en su camino a excepción de la ciencia-ficción, un género que todavía es un reto a pesar de que tampoco es su favorito. “Soy muy ecléctica, es verdad, con mis gustos y con las películas que he hecho”, dice. “Pero me cuesta conectar con los mundos de la ciencia-ficción, con los relatos de Asimov o con grandes películas como 2001: Una odisea en el espacio. Me gusta el cine que siento que tiene una conexión con la vida real, como Amor, de Haneke, u otras tantas”, señala.

Con ese desafío aún por delante, Verdú sigue incansable. A Invencible, la obra de teatro que representa en el Alcázar de Madrid, sobre los conflictos de clase actuales, hay que sumarle el estreno en breve de El doble más quince, presentada en el último Festival de Málaga y sobre el romance entre una mujer madura y un chico adolescente. “He intentado cuidar mucho mis papeles y siempre han ido de acorde a mi edad personal. Siempre he intentado ser creíble y ahora, con todo mi bagaje, me llegan este tipo de papeles que tienen otro arco, otras aristas y otras miradas”.

El asesino de los caprichos ya está disponible en la cartelera española.

Tráiler de ‘Abracadabra’, con Maribel Verdú y Antonio de la Torre

El regreso de Pablo Berger ('Abracadabra') es una comedia hipnótica sobre cambios de personalidad protagonizada por Maribel Verdú, Antonio de la Torre y José Mota.

Santiago Segura deja Torrente por Maribel Verdú

El director madrileño dirige su primera película fuera de la saga 'Torrente': se titula 'Sin filtro' y es una comedia optimista protagonizada por Maribel Verdú.

Paco Plaza estrena ‘Ultravioleta’ dentro de ‘Cinergía’

Maribel Verdú y Julián Villagrán protagonizan el primer cortometraje producido por Gas Natural Fenosa dentro del proyecto que busca promover la eficiencia energética.