Lovecraft resurge en el cine con ‘Color Out of Space’ y ‘The Dunwich Horror’

Un 'revival' en toda regla gracias al director Richard Stanley. Ha dirigido 'Color Out of Space' y también hará reencontrarnos con el Necronomicón y los mitos de Cthulhu.

Por
24 de enero de 2020

El terror cósmico, mutante y viscoso de H. P. Lovecraft volverá a estar de moda, al menos entre los más fans del género, y lo será gracias al director estadounidense Richard Stanley y la productora SpectreVision creada por Elijah Wood. La unión de ambos ya ha dado lugar a la adaptación de Color Out of Space (El color que cayó del cielo), uno de sus relatos más famosos, y que a raíz de su estupenda acogida por parte de la crítica o en festivales como Sitges y el Fantastic Fest, les ha animado con otro proyecto, el de The Dunwich Horror.

Color Out of Space tiene el aliciente añadido de poder ver a Nicolas Cage, todo un icono y ya todo un género en sí mismo, en esta ocasión acompañado por Joely Richardson como el matrimonio que junto a sus tres hijos decide dejar la gran ciudad para trasladarse a una tranquila granja situada en un bosque de Nueva Inglaterra. Aunque lo de la tranquilidad durará poco porque la caída de un meteorito procedente del espacio exterior empezará a provocar extrañas alteraciones entre la flora y la fauna de su alrededor. Y naturalmente esto incluye a los humanos.

Rodado con sabor ochentero y una exquisita fotografía, contiene unas escenas, que implican a la madre y a uno de los hijos, que formarán parte del catálogo imprescindible de horrores que ha dado el universo Lovecraft en el cine (y con las de Re-Animator entre las más recordadas). Aún no ha llegado a nuestras pantallas, pero cuenta con distribuidora, A Contracorriente Films.

La película también ha servido para recuperar a Richard Stanley. El cineasta y también antropólogo nacido en Sudáfrica era una joven promesa del fantástico después de haber sorprendido a inicios de los 90 con Hardware, programado para matar (1990) y El demonio del desierto (1992). Pero todo se fue al traste cuando se implicó en la carísima adaptación de La isla del Doctor Moreau de H.G. Wells, que protagonizaron Marlon Brando y Val Kilmer. Una verdadera locura y dolor de cabeza que terminó con su destitución y siendo reemplazado por John Frankenheimer. Estrenada en 1996, la película acabó fracasando estrepitosamente. Fue uno de esos rodajes malditos cuya odisea se plasmó en el excelente documental Lost Soul.

La experiencia hizo que Stanley no volviera a ponerse tras las cámaras, hasta ahora, casi 25 años después, y levantar el proyecto de Color Out of Space tampoco le resultó fácil. Pero vuelve a estar en forma, o al menos así se desprende de una entrevista concedida a Rue Morgue (y también difundida por Bloody Disgusting), en la que asegura que SpectreVision le producirá dos adaptaciones más de Lovecraft. La primera de ellas sería The Dunwich Horror y muy probablemente el rodaje empiece a finales de año. Una historia que ya tuvo una adaptación no especialmente memorable en 1970.

“Volveremos a la Universidad de Miskatonic por primera vez desde Re-Animator. También trataremos con el Necronomicón, el libro que es el centro de la mitología (de Lovecraft)” explicó el director. No solo suena muy bien, de completarse los dos próximos proyectos se convertiría en la particular trilogía de Richard Stanley en torno a las novelas del escritor de Providence.

Abominaciones cósmicas: el cine de H. P. Lovecraft

Recuperamos filmes inspirados por la obra del autor más primigenio.

Álex de la Iglesia quiere traerte ‘horror cósmico’ a través de su nuevo sello, ‘The Fear Collection’

¿Te apetece sumergirte en el universo de Lovecraft? The Fear Collection producirá películas inspiradas en el autor y otros como Poe.

‘Color Out of Space’ podría ser la primera entrega de una trilogía inspirada en el universo de Lovecraft

Nicolas Cage protagoniza la próxima película de la productora SpectreVision, que planea seguir adaptando al terrorífico autor de Providence.

Nicolas Cage adaptará a Lovecraft en ‘Color Out of Space’

El actor más primigenio de Hollywood se alía con los productores de 'Mandy' (y con el director Richard Stanley) para esta historia de paletos mutantes y radiactivos.