Los vínculos de ‘Detective Pikachu’ con el pasado de ‘Pokémon’

Hay ciertos detalles del guión del film de Rob Letterman que, sencillamente, no pueden ser casuales

Por
12 de mayo de 2019

¿Ya has ido a ver Detective Pikachu? ¿Y ahora? La película de Rob Letterman no ha escapado de las voces decepcionadas que quizá querían que el personaje doblado por Ryan Reynolds tuviera un poco más de mala baba, pero todos parecen coincidir en lo contundente de su aspecto visual, y en lo bien que se ha recreado la convivencia entre humanos y Pokémon. Es una buena noticia ya que el film podría haber sido un desastre de no ser así, pero sobre todo es la mejor muestra de que todos sus implicados se han tomado muy en serio su cometido, y han querido ofrecer la mejor experiencia posible para los fans.

Esto también pasa, más allá del parecido con los diseños originales en 2D, por el homenaje que supone Detective Pikachu a gran parte de la trayectoria de estas criaturas. Una historia que se remonta a 1996, cuando se publicaron Pokémon Rojo y Azul, y que a lo largo de los años se ha desarrollado a través no sólo de juegos, sino también de series anime y largometrajes estrenados en cine (o no).

Un legado amedrentador para cualquiera, pero los guionistas de Detective Pikachu han sabido dedicarle el tiempo justo a cada cosa, y el resultado es tan equilibrado como susceptible de que vayamos señalando uno por uno todos estos guiños. Y sí, por supuesto que hay SPOILERS de la película.

Ryme City, un lugar lleno de historia

En jerga videojueguil, se conoce como lore a todo aquel conjunto de historias, datos y personajes que conforman y dan coherencia al universo representado dentro de un juego determinado. Siendo una saga que ya sólo en sus primeras entregas nos presentaba una generación de más de 150 criaturas distintas (y cada una con sus respectivas biografías e idiosincrasias), los juegos de Pokémon poseen un lore interminable y caótico, que Detective Pikachu administra con considerable habilidad.

Más allá de los animales que uno puede encontrarse viajando por el mundo o enfrentándose a otros entrenadores, el guión de estos juegos siempre ha hecho hincapié en un pasado común poblado por Pokémon míticos que actualmente se revelan extintos o recluidos en lugares muy concretos. Es lo que se conoce como Pokémon legendarios, y aunque muy habitualmente su presencia ha vehiculado las historias de los juegos de Nintendo, el film de Letterman no presta demasiada atención a ese folclore.

Lo cual no significa que el fan avispado no pueda descubrir estatuas o pinturas desperdigadas por Ryme City que representan a criaturas como Arceus, Palkia o uno de los famosos Regis que podías capturar en Pokémon Rubí, Zafiro y Esmeralda. Este último juego se llamaba así en honor a Rayquaza, un legendario dragón cuyo dibujo podemos ver en Detective Pikachu dentro de la habitación de Tim Goodman (Justice Smith), lo que transmite la estupenda sensación de que, en el mundo retratado, los Pokémon legendarios son algo parecido a estrellas del rock.

rayquaza

El lore de Pokémon, sin embargo, no sólo se ha ido fortaleciendo a través de los videojuegos oficiales (es decir, aquellos cuyo título designaba colores, materiales o, llegado el momento, letras e incluso armas blancas), sino que han existido numerosos derivados que ampliaban la historia y, de hecho, iban sirviendo de inspiración para el juego de Nintendo 3DS sin el cual no existiría la película de Detective Pikachu. Se trata de todo lo referido a la droga R y los Pokémon agresivos, que cuentan con un precedente ciertamente antiguo en dos juegos lanzados para la GameCube a principios de los 2000.

Sus títulos eran Pokémon Colosseum y Pokémon XD: Tempestad oscura, donde el jugador se enfrentaba a unos animales a los que se les había endurecido el corazón y, transformados en Pokémon oscuros, representaban una peligrosa amenaza. Así que, por si te lo preguntabas, Detective Pikachu no copia a Zootrópolis. Al menos, no directamente.

pokémon-colosseum

Hazte con todos (pero de forma civilizada)

La primera vez que vemos a Tim es en compañía de un amigo suyo, y ambos tratan de cazar a un Cubone salvaje que encuentran a las afueras de su pueblo. Un fan que se hubiera quedado en los juegos desarrollados para Game Boy y Game Boy Advance arrugaría mucho al ceño al comprobar cómo, para capturarlo, estos dos chavales tiran la PokéBall directamente, sin antes debilitar al Cubone de turno ni nada. Este fan veterano, posiblemente, sería uno de los escasos seres humanos que en 2019 no han jugado aún a Pokémon GO.

El 6 de julio de 2016 fue lanzado este juego para móviles, el cual acabó suponiendo un renacer de la fiebre Pokémon en sus formas más virulentas que se extiende hasta hoy. Más allá de las posibilidades de la geolocalización (permitiendo al usuario desplazarse por el mundo real y, mediante un vistazo a la pantalla de su teléfono, descubrir que está rodeado de sus animales favoritos), Pokémon GO cambió una de las mecánicas que hasta entonces habían fundamentado los juegos, y ahora, para capturar a los Pokémon, no era necesario luchar con ellos, sino que bastaba con lanzarles la PokéBall y rezar un poco.

cubone

Es lo que hacen Tim y su colega en Detective Pikachu, homenajeando así a uno de los factores que fueron clave en la producción del film de Letterman, y aunque la cosa no salga demasiado bien, la presencia del Cubone da cuenta de otro acierto a la hora de adaptar todo este mundo. Y es que Cubone nos es presentado como una criatura gimoteante y de cortísima edad que ha perdido recientemente a su madre, de forma que ha decidido usar su cráneo como casco para llevar el luto.

¿Macabro? Terriblemente, pero también ajustadísimo a lo que nos contaba la Pokédex en los juegos originales.

jigglypuff

En Detective Pikachu aparecen demasiados Pokémon como para que tengamos tiempo de conocerlos a todos en profundidad, pero una maniobra semejante a la de Cubone la vemos con Jigglypuff en los tres segundos escasos que aparece. Un Pokémon adorable y esponjoso al que le gusta cantar, pero que se da el caso de que su voz tiene efectos somníferos en los humanos, por lo que sus apresuradas siestas suelen incurrir en la ira de Jigglypuff y provocar que éste, en venganza, pinte una serie de garabatos en sus caras.

Por supuesto, la Pokédex no era tan detallada con respecto a esto último, y los fans conocemos este comportamiento gracias al anime de Pokémon que dio inicio en 1998 y aún se mantiene en emisión. Y, aunque el citado Jigglypuff no llegue a pintarles la cara a sus espectadores, Detective Pikachu rinde una pleitesía considerable a esta serie.

Todo detective necesita un sidekick

La película de Rob Letterman le dirige constantemente guiños más o menos claros a la serie de televisión, siendo el más distintivo aquel que encuentra a Pikachu perdido en el campo y canturreando presa de la melancolía su opening original.

No obstante, que el Pokémon más importante de la película justo después de nuestro detective favorito sea Psyduck también guarda una estrecha relación con el anime. Este pobre pato aparece como compañero de Lucy Stevens (Kathryn Newton), y se nos informa rápidamente que producirle un dolor de cabeza puede ser fatal, llegando Pikachu incluso a hacerle un masaje en los pies con tal de no precipitar lo peor.

psyduck-2d

Psyduck tuvo una presencia muy importante en la serie, al ser uno de los miembros del equipo de Misty, compañera de Ash Ketchum en su interminable viaje para convertirse en el mejor entrenador Pokémon. En la película, sin embargo, Lucy tiene una relación mucho más afectuosa con él que la que tenía Misty, quien capturaba a Psyduck sin querer y desde entonces tenía que ver con rabia cómo el pato salía de su PokéBall sin permiso y siempre en los momentos más inoportunos y/o cómicos.

Nada de esto quitaba, desde luego, que Misty demostrara apreciar mayormente a este Pokémon (muy a la manera en que lo hace el personaje doblado por Ryan Reynolds, todo hay que decirlo), y que sus jaquecas desastrosas también fueran útiles de vez en cuando, como sucede en Detective Pikachu cuando los protagonistas escapan de los Greninja. De esta forma, que el entrañable pato haya resultado ser el coprotagonista de nuestro intrépido detective supone una muestra definitoria de que el film de Letterman es consciente de cómo de básico fue el visionado de la serie para que muchos intensificáramos nuestro vínculo con el mundo Pokémon.

psyduck-detective-pikachu

Algo pasa con Mewtwo

En el argumento de Detective Pikachu (que es tremendamente fiel al del juego homónimo de 3DS), si hay un Pokémon que puede rivalizar en importancia con el ratón eléctrico no es el citado Psyduck, sino Mewtwo. Una de las criaturas más fascinantes del universo de los juegos, y que ya estaba presente en los seminales Rojo y Azul.

Dentro de estos, el jugador recibía la oportunidad de capturarle una vez derrotaba al Alto Mando de la Liga Pokémon y le abrían la entrada a la misteriosa Cueva Celeste, donde este dormitaba. Luego de un intenso combate y de tenerlo a buen recaudo en su equipo, la Pokédex le recibía con una de sus reseñas más sorprendentes, al asegurar que dicho Pokémon en realidad era un clon de uno legendario llamado Mew. Y de ahí su nombre, Mewtwo. Mew-2. Si es que este lore no te lo acabas.

Esta información era muy escueta, pero fue enormemente ampliada más tarde en el terreno audiovisual, cuando la serie de anime se coordinó con la película que tenía previsto estrenarse en 1999 para detallar la biografía de este sombrío Pokémon. Así, los fans descubrimos en el capítulo 63 cómo Giovanni, líder del Team Rocket y jefe del gimnasio de Ciudad Verde, se enfrentaba a Gary Oak (eterno rival de Ash Ketchum) y le infligía una dura derrota recurriendo a un Pokémon enorme y cubierto de metal.

mewtwo-armadura

Un capítulo más tarde, Jesse, James y Meowth observaban desde la distancia cómo una sombra escapaba de este mismo gimnasio destruyéndolo todo a su paso, y el posterior estreno de Pokémon: La película (1999) en cines de todo el mundo pudo esclarecer lo que había ocurrido. Mewtwo (pues no era otro el Pokémon de Giovanni) había sido desarrollado en un laboratorio comandado por el profesor Fuji, diseñado para ser una criatura de peligrosidad equiparable a la del legendario Mew. Cuando Mewtwo, de inmensos poderes psíquicos y facultad para comunicarse con los humanos, descubrió que era un clon, arrasó con el laboratorio fruto de su rabia y, luego de recalar en el gimnasio de Ciudad Verde, decidió huir para desarrollar un plan con el que vengarse de la humanidad.

Estos sucesos fueron narrados en la primera película de animación de Pokémon, a la que siguieron dos más (la magnífica Pokémon 2: El poder de uno de 2000 y Pokémon 3: El hechizo de los Unown en 2001), y desde entonces el resto de films fueron lanzados directamente al mercado doméstico fuera de Japón, sin dejar de retroalimentarse con la serie. Tras recapacitar gracias a la intervención de Mew y el amor existente entre Pikachu y Ash, Mewtwo reaparecería en otros films como Pokémon Mewtwo: El regreso (2000), pero no volvería a recalar en la pantalla grande hasta Detective Pikachu.

mewtwo-detective-pikachu

El film de Rob Letterman, precisamente, comienza con una escena muy similar a la que abría Pokémon, la película, con Mewtwo recluido en un laboratorio contra su voluntad y escapando poco después. Su desarrollo posterior, en el que inicialmente es tomado como villano para que a continuación se vea que sólo es un ente poderosísimo a quien la humanidad no importa gran cosa, es en sí mismo un homenaje a la película que dirigió Kunihiko Yuyama en 1999, y todo un banquete para los nostálgicos.

Un banquete cuyo espectacular postre tiene lugar en los créditos de la película, consistentes en la aparición de los personajes y Pokémon protagonistas en adorable versión anime. Confirmación definitiva, por lo demás, de que Detective Pikachu no ha olvidado en ningún momento sus raíces.

 

 

 

‘Detective Pikachu’ guarda un reto para sus seguidores: estos son sus easter eggs

¿Eres capaz de encontrar todas las referencias al universo Pokémon y los guiños a otros momentos del cine?

Un cine proyecta por error ‘La Llorona’ en vez de ‘Detective Pikachu’

Y, como no podía ser de otro modo, la sala estaba llena de niños que han quedado traumatizados para los restos

¿Por qué ‘Detective Pikachu’ es adicto al café?

El mítico personaje de 'Pokémon' sorprende con su nuevo gusto por esta bebida en la nueva película, que ya puedes disfrutar en cines.

¿’Detective Pikachu’ tiene escena postcréditos?

104 minutos de peluchines hiperrealistas del universo Pokémon pueden saber a poco. ¿Debes quedarte hasta el final de los títulos de crédito?