Los grandes olvidados de las nominaciones a los Oscar: edición 2019

De Damien Chazelle y Barry Jenkins a Nicole Kidman y Ethan Hawke: estos son los nombres que nos habría gustado oír esta mañana.

Por - 22 de enero de 2019

Las nominaciones a los Oscar 2019 fueron anunciadas hace un buen rato y, ahora que el polvo (metafórico) del follón va posándose, ha llegado el momento de que nosotros cumplamos con una tradición muy cinemaníaca: acordarnos de las películas que, pese a su calidad, han sido olvidadas por la Academia de Hollywood. Desde trabajos sobresalientes de directores consagrados hasta filmes ‘menores’ con rasgos que merecían una palmadita en forma de candidatura, todas estas películas tienen dos cosas en común: se las ha dejado de lado en las categorías más importantes… pero deberían aspirar a ellas durante la noche del 24 de febrero. 

First Man (Mejor película)

Así es Hollywood: primero te ensalza, y después se olvida de ti miserablemente. Que se lo digan a Damien Chazelle, quien ha pasado de optar a una cantidad obscena de estatuillas (llevándose seis) en 2017 por La La Land a convertirse en el limpiachimeneas de esta edición con unas pocas nominaciones en apartados técnicos. Pobre destino, a nuestro juicio, para una película cuya mayor virtud es cambiar la épica por existencialismo.

Damien Chazelle (Mejor director por First Man)

En 2017, gracias a La La Land, Chazelle se convirtió en el ganador más joven del trofeo al mejor director (32 añitos tenía, el figura). Este año, sin embargo, la Academia ha pasado de él en este y en casi todos los demás aspectos. ¿Es que ya no está de moda? ¿Se ha equivocado Christopher Nolan señalándole como uno de los cineastas más brillantes de nuestra época? Señores académicos, aclárense, o el británico del chaleco acabará cogiendo fama de gafe.

Bradley Cooper (Mejor director por Ha nacido una estrella)

Menudo sorpresón nos ha dado este año el actor de Resacón en Las Vegas, ¿verdad? Cuando muchos esperaban un desastre, su versión de Ha nacido una estrella ha resultado una de las películas más sólidas del año, revelando a un director que podría dar mucho de sí en el futuro . ¿Se ha dado por enterada la Academia? De eso nada, Lady Gaga…

El blues de Beale Street (Mejor película)

Tras el anuncio de las nominaciones de este año, podemos apostar a que Warren Beatty Faye Dunaway están juntos en algún lugar de Los Ángeles tomándose un copazo de media mañana y partiéndose de risa. ¿Por qué? Pues porque no solo se han quedado en ayunas First Man y Damien Chazelle, sino también el director de Moonlight y su conmovedor tercer largo.

Barry Jenkins (Mejor director por El blues de Beale Street)

En 2017, la Academia nominó Moonlight a ocho categorías, de las que ganó tres (incluyendo, sí, Mejor película). Este año, la institución ha reconocido el trabajo de Barry Jenkins con la boca pequeña, nominándole a Mejor guion adaptado. Quienes hayan visto El blues de Beale Street sabrán que sus hechuras técnicas son sobresalientes, y que su autor se habría merecido al menos una nominación. Verle competir de tú a tú con Alfonso Cuarón habría resultado, cuanto menos, emocionante.

KiKi Layne (Mejor actriz principal por El blues de Beale Street)

Vale, Regina King está alucinante, pero eso no es óbice para admitir que El blues de Beale Street se sostiene en buena parte gracias a la ternura contenida de KiKi Layne en su rol principal. Dado el olvido de la actriz (y de la película, casi en general), a uno le entran ganas de hacer chistes sobre si la Academia habrá pensado que, con Black Panther, Green Book Infiltrado en el KKK, cumplía ya según qué cuotas. Pero mejor nos contenemos.

Paul Schrader (Mejor director por El reverendo)

Lo creas o no, Paul Schrader ha recibido su primera nominación al Oscar por El reverendo. Sí, hablamos del mismo Paul Schrader que firmó los guiones de Taxi Driver Toro salvaje y que dirigió American Gigoló Mishima. Dado, además, que El reverendo ha supuesto un empujón cósmico a la carrera de Schrader como director cuando muchos la daban ya por acabada tras desastres como Caza al terrorista, solo se nos ocurre un motivo por el que la Academia no le ha nominado: este señor tiene sobre sí un mal fario que ni Jake LaMotta. 

Ethan Hawke (Mejor actor principal por El reverendo)

Al igual que en el caso de Schrader, el olvido de Hawke en las nominaciones clama al cielo: vale que el actor ha sido nominado cuatro veces (dos de ellas, a Mejor guion adaptado por Antes del atardecer Antes del anochecer), pero su tour de force con alzacuellos en El reverendo, automutilaciones incluidas, resulta digno de todos los premios que valgan.

Karyn Kusama (Mejor directora por Destroyer)

Desterrada de la industria por razones más industriales que creativas tras  Girlfight (2000), su macanudo debut, Kusama se ha repuesto poco a poco hasta entregar un peliculón como Destroyer. Y, aunque sus posibilidades de ganar el Oscar hubieran sido nulas, la Academia bien hubiese podido permitirse una mención para así remediar su nefasto historial en lo que a reconocer a directoras se refiere.

Nicole Kidman (Mejor actriz principal por Destroyer)

Como sabemos, el único Oscar obtenido hasta ahora por la australiana se debe a Las horas, filme en el cual lucía una memorable nariz prostética. Así pues, ¿qué le costaba a la Academia nominar su trabajo en Destroyer, si el maquillaje tipo ‘zona desmilitarizada’ que luce en este filme hace que el anterior parezca una mascarilla hidratante? Además, si la nominaron por un bodrio de la talla de Lion, tampoco les habría costado tanto elogiar su trabajo en esta ocasión.

Vengadores: Infinity War (Mejor guion adaptado, Mejor montaje, Mejor fotografía)

Digámoslo desde el principio, por si alguien se ofende: el chorreón de nominaciones a Black Panther (siete, incluyendo la primera vez que un filme de superhéroes aspira a Mejor película) podría haber venido dado más por razones contextuales que por logros propiamente cinematográficos. Puede que Kevin Feige haya descorchado ya el champán, pero a nosotros nos habría resultado mucho más justo que se reconocieran los méritos de Infinity War: un guion y una edición que hacen malabarismos por sus tramas paralelas y una fotografía que nos sumerge en su atmósfera de cómic.

Josh Brolin (Mejor actor de reparto por Vengadores: Infinity War)

Abundando en el tema de Infinity War, hagamos una pregunta: ¿qué personaje del filme se ha convertido en el emblema de Marvel, lanzando siete millones de memes (contando por lo bajo) y entronizándose en el panteón de los villanos con carisma? Exacto: Thanos. Y por ello nos hubiera gustado una nominacioncita de nada para su intérprete. A ver si con Vengadores: Endgame la Academia se muestra más rumbosa, o lo mismo sus dignos miembros acaban hechos polvo tras un chasquido de dedos.

Tres idénticos desconocidos (Mejor documental)

La premisa de este documental (trillizos separados al nacer que se encuentran de sopetón) parece la de un dramón oscarizable… pero es rigurosamente auténtica. Solo por el trabajo de recomponer semejante embrollo, y además en un filme que ha entusiasmado al público y la crítica, los responsables de Tres idénticos desconocidos se merecían la nominación.

El silencio de otros (Mejor documental)

Si bien la alegría de la nominación a Rodrigo Sorogoyen por su corto Madre no nos la quita nadie, tener dos películas españolas entre las nominadas de este año habría sido lo más. Y tenemos la candidata perfecta: este documental sobre la búsqueda de justicia de las víctimas de la dictadura franquista y sus familiares.

Independent Spirit Awards 2019: Palmarés completo

'El blues de Beale Street' se hace con tres premios en una noche del cine indie que reconoció el trabajo de Ethan Hawke en 'El reverendo'

Los Oscar que no amaban a las mujeres: directoras olvidadas

¿En 2018 no hubo buenas películas dirigidas por mujeres? Reivindicamos a las directoras que han sido ignoradas por la Academia de cine de Hollywood.

Tráiler de ‘Destroyer’: Nicole Kidman es la heroína que siempre debió ser

'Destroyer', la película de Karyn Kusama con una transformadísima Nicole Kidman, presenta un tráiler lleno de adrenalina, desierto y pólvora

Nicole Kidman está irreconocible en ‘Destroyer’

Interpreta a una detective de la policía de Los Ángeles muy, muy atormentada por su pasado en la nueva película de Karyn Kusama ('La invitación').