Los cortos clásicos de animación que no puedes perderte en Disney+

De los debuts de Donald y Mickey a las 'Silly Symphonies' más enloquecidas: estos son los tesoros ocultos de la plataforma.

Por
24 de marzo de 2020

Que si Pixar, que si Marvel, que si Frozen… está claro que el catálogo de Disney+ es amplio, variado y lleno de golosinas sobre las que apetece abalanzarse ahora, cuando el servicio VOD de la Casa del Ratón acaba de llegar a España. Pero ojo, porque no todos sus tesoros resultan tan evidentes. Sin ir más lejos, la recién estrenada plataforma está a rebosar de cortos clásicos de animación.

Desde las Silly Symphonies, esos cortometrajes musicales que llevaron a Disney a lo más alto, a ejemplos más recientes protagonizados ya por el star system del estudio, todas estas píldoras de dibujos animados son ideales para cualquier circunstancia. Su capacidad para entretener no se marchita con los años, pueden verse en un pispás y, para colmo, suponen una lección de historia del cine. ¿A qué esperas para buscarlas?

El botero Willie (1927)

Aquí empezó todo. Dirigido por el propio ‘tío Walt’ y Ub Iwerks, El botero Willie es, para empezar, el corto que convirtió a Mickey Mouse en un icono conocido y querido en casi todo el mundo, aunque el ratón y Minnie ya habían debutado en Plane Crazy (otro cortometraje que no encontró distribución). Y, para seguir, fue una pequeña gran superproducción con lujos tan inauditos para la época  como efectos de sonido y música original.

Flores y árboles (1932)

Como suele ocurrir con la animación primigenia, uno de los mayores encantos de las Silly Symphonies es su capacidad para llenar de vida cualquier escenario. Algo que queda de relieve en Flores y árboles: aprovechando el recién inventado Technicolor, este corto convierte un bosque en el escenario de un triángulo amoroso entre un árbol con inclinaciones musicales, su amada grácil y con ojazos y un tercero en discordia que, además de ser envidioso y reseco, está dispuesto a crear un incendio forestal para vengarse. El esplendoroso resultado ganó el primer Oscar de la historia al corto de animación.

Los tres cerditos (1933)

Durante los años 30 del siglo pasado, Disney estuvo en racha. Y este corto es una buena forma de comprobarlo. Un verdadero blockbuster en el momento de su aparición, Los tres cerditos no solo rompió la pana en cuanto a técnica visual se refería, sino que también innovó a la hora de presentar a los personajes: los protagonistas porcinos del cuento fueron diseñados de manera que cada uno de ellos tuviera su propia personalidad. Gracias a todo esto, el corto puso al mundo entero a cantar ¿Quién teme al lobo feroz? 

La diosa de la primavera (1934)

No todo en las Silly Symphonies eran animalitos y cuentos tradicionales. Durante muchos años, la distancia entre contenido ‘infantil’ y ‘adulto’ en el cine de animación fue mucho más reducida de lo que se cree, y este corto (que nos cuenta nada menos que el mito griego de Hades y Perséfone) lo deja muy claro. Además, La diosa de la primavera sirvió como primer ensayo para las técnicas de representación del cuerpo humano usadas en Blancanieves… tres años después.

La tortuga y la liebre (1934)

Como era de esperar, Disney echó mano de muchos cuentos y fábulas durante la época de sus ‘Sinfonías Tontas’. Algunas de estas adaptaciones se cuentan entre las mejores obras del estudio, como El patito feo (1939) o esta competición entre el quelonio Toby (“Lento pero seguro” es su lema) y una liebre macarra que luce un suéter de deportista universitario. Todas las etapas de esta carrera están llenas de sorpresas, y todas hacen reír.

La gallinita sabia (1934)

Una selección como esta no podía olvidar al pato Donald. Y aquí le tenemos, en su debut en la gran pantalla, luciendo su look original (más flaco y desgarbado que el que todos conocemos) y portándose, para variar, como un maldito bastardo. Junto al cerdo Peter, un personaje de menor andadura, el sobrino de tío Gilito se muestra aquí lo bastante desalmado como para negarle socorro a una clueca y sus polluelos que pasan por tiempos difíciles. Y no hace falta ser muy avispado para saber que tanto egoísmo le saldrá caro.

El viejo molino (1937)

Si, por la razón que sea, solo puedes ver un corto de esta lista, decídete por este. El viejo molino supuso uno de los mayores saltos técnicos en la historia de Disney (y del formato animado, en general) empleando por primera vez la cámara multiplano, maravilloso ingenio cuyas capacidades llegaron a su cénit en Blancanieves y los siete enanitos. Detalles aparte, sigue siendo un ejercicio de poesía visual que mantiene tu corazón en vilo: jamás el destino de unos huevos de gorrión te habrá preocupado tanto.

Ferdinando el toro (1938)

Efectivamente: se trata del cortometraje Disney que sacó de sus casillas al mismísimo Francisco Franco. Pero, como de la pataleta del Caudillo ya hemos hablado por aquí, atengámonos a lo básico: Ferdinando el toro es un alegato por la tolerancia que no solo satisfará a los antitaurinos (o al público LGBT y simpatizante), sino a cualquier espectador dispuesto a apreciar su humor y sus deliciosos detalles.

Échame una pata (1942)

A estas alturas, estamos ya al borde de una sobredosis de lo cuqui. ¿Qué hace falta para ponerle la guinda a este empacho? Pues está claro: un gatito. Concretamente, el gatito abandonado que vuelve loco de celos al perro Pluto cuando Mickey decide adoptarlo. Con muy poco espíritu deportivo, Pluto probará argucias de todas clases para deshacerse de esa bola de pelo, pero va apañado, porque el pequeño felino es un imán para los desastres.

Destino (1945-2003)

De todos los cortos clásicos que ofrece Disney+, este es uno de los más especiales, y también el que tuvo una trayectoria más azarosa. Se trata nada menos que la colaboración entre el estudio y Salvador Dalí, realizada cuando el pintor de Figueres se había convertido en una celebrity en EE UU. Aunque su producción fue cancelada por problemas económicos, pudo concluirse por fin en 2003 para mostrar esa iconografía llena de paisajes desiertos, relojes blandos y tortillas francesas en la cabeza.

‘Star Wars’: El tráiler honesto de ‘El ascenso de Skywalker’ sigue haciendo leña del árbol caído

Al menos se puede decir que las hordas de fans dececpionados y las críticas mediocres ya habían preparado al film para esto.

‘Frozen II’ no estará en Disney+ España hasta el verano

Pese a que ya está disponible en la plataforma dentro de las fronteras de EE.UU., aquí vamos a tener que esperar un poco más.

Estas son las películas de Marvel y FOX que no estarán en Disney+ España (por el momento)

La plataforma de la Casa del Ratón llega mañana a España, y promete ser todo un éxito.

Disney suspende el rodaje de sus producciones, incluyendo ‘La sirenita’ y ‘Nightmare Alley’

El remake del clásico de Disney y el nuevo proyecto de Guillermo del Toro han sufrido los efectos de la crisis del coronavirus.