Liam Nesson: “Soy irlandés y descubrí muy pronto que la venganza no funciona”

En 'Venganza bajo cero' el actor vuelve a interpretar a un héroe de acción que decide impartir justicia por su cuenta. A sus 67 años es un papel al que tiene tomado la medida.

Por
23 de julio de 2019

Hace una década, cuando tenía 57 años, la carrera de Liam Neeson (1952, Ballymena, Irlanda del Norte) dio un giro inesperado, para el público e, incluso, para él mismo. Por entonces llegó la primera parte de la exitosa trilogía Venganza (Taken), donde era un ex agente de la CIA que vuelve a recuperar sus armas cuando secuestran a su hija. Y poco tiempo después fue Hannibal Smith en la versión para el cine de El equipo A (2010).

Estas dos películas le convirtieron de forma inesperada en un action-hero, heredero de una tradición sustentada en altas dosis de testosterona en la que figuran otros actores de su generación como Bruce Willis o Mel Gibson. Pero sobre todo un clásico: Charles Bronson. Una comparación que se toma a broma. “No creo que sea su heredero, porque él era un actor muy serio. Las historias de las películas puede que sí. Pero, dime, ¿quién es ese actor británico de Lock and Stock?”. Respuesta: “Jason Statham”. “Justo él. Jason Statham es el heredero de Charles Bronson”. Y suelta una carcajada.

Ese título de héroe de acción lo ha renovado con películas como Non-Stop (2014), a las órdenes Jaume Collet-Serra, uno de sus cineastas fetiche, o Infierno blanco, tratado sobre la supervivencia de un grupo de hombres que se comportan como lobos en la remota Alaska. Con Venganza bajo cero, que se estrena el próximo viernes 26 de julio, regresa a territorios helados, esta vez a las montañas de Denver (EEUU), para enfrentarse con varias redes de narcotraficantes y averiguar quién ha matado a su hijo. Pero él defiende que no se parece a otras películas del género en las que le hemos visto. Hay notables diferencias en cuanto a su tono. “Esta vez lo que me atrajo es la veta de humor negro que atraviesa el guion, una nueva aventura para mí en varios sentidos. Quería que ese humor se transmitiera sin tratar de ser cómico. Lo importante era ser lo más serio posible, porque eso hace que el humor destaque”.

Otra vez la venganza aparece como el leitmotiv de su personaje en esta película en la que el noruego Hans Petter Moland, realiza un remake de su filme previo Uno tras otro (2014). Un tema con el que intenta ser muy contundente, debido a sus raíces y a las experiencias que de manera precoz tuvo a propósito de este tema. “Crecí en Irlanda del Norte, un país con una guerra de 30 años, de los que 15 de ellos yo estuve allí. He visto a amigos y compañeros que se implicaron en el conflicto. Y he visto la destrucción que conlleva la venganza. Es algo que ha quedado como mensaje en la sociedad y en la comunidad. Descubrí muy pronto que la venganza no funciona”. Y, a continuación, el actor saca un pequeño papel de su bolsillo y lee una cita del emperador romano Marco Aurelio: “Mucho peores son las consecuencias del enfado que sus causas”.

Una de las características que han marcado la carrera de Neeson es su capacidad para combinar cine de directores-autores con películas más comerciales. Por eso en su filmografía figuran Maridos y mujeres (1992), de Woody Allen; o Gangs of New York (2002) y Silencio (2016), ambas de Martin Scorsese; junto con dos de las magistrales películas de Batman dirigidas por Christopher Nolan. Y los fans de La guerra de las galaxias siempre recordaran su presencia en la primera trilogía de Star Wars, aquella que reflotó George Lucas en 1999.

Pero el imaginario colectivo prevalece la La lista de Shindler (1993), por la que obtuvo su única nominación al Oscar y de la que guarda un recuerdo extraño. “Fue una película tipo Steven Spielberg. Y es el único papel con el que no me he sentido identificado. Steven quería que yo fuera amigo del personaje que interpretaba Ralph Fiennes y eso era extraño. El 90% de la película no me sentí identificado con el personaje, pero eso no quiere decir que él no hiciera una película extraordinaria”.

Y que nadie olvide que bajo esa experiencia de tipo duro, demasiado duro quizá, también se esconde el actor que protagonizó una de las feel-good movies más recordadas, y más proyectadas, de todos los tiempos. ¿Quién no ha derramado una lagrimita viéndole en Love Actually? Pues ese Liam Neeson es el mismo que luego empuña un arma, suelta guantazos sin piedad y se ha especializado en dejar K.O. a todo aquel que quiera complicarle la vida a él o a su familia. Con Liam no se juega: “Si hay suficiente dinero, volvería a rodar otra película sobre la venganza”. Ha quedado claro.

Venganza bajo cero se estrena el 26 de julio.

Liam Neeson defiende ‘Star Wars: La amenaza fantasma’ (y a Jar Jar Binks)

'Me siento muy orgullos de la película, a mí me gustó', ha asegurado el actor sobre el filme en el que dio vida al Jedi Qui-Gon Jinn.

Liam Neeson sigue enganchado a la venganza en el tráiler de ‘Honest Thief’

Desde que se convirtiera en un héroe de acción icónico con la saga 'Venganza', este actor parece haberle cogido el gusto al subgénero.

Tráiler de ‘Made in Italy’: Liam Neeson vuelve a ejercer de padre, pero esta vez sin matar a nadie

El titán irlandés aparca las venganzas (de momento) para protagonizar esta 'feel good movie' junto a su hijo en la vida real, Michéal Richardson.

[SPOILERS] ‘Star Wars’: ¿Qué Jedi veteranos han regresado para ‘El ascenso de Skywalker’?

A los invitados más estelares del Episodio IX no se les ve, sino que se les oye.