Leena Yadav: “El principal villano de ‘La estación de las mujeres’ es nuestro sistema de creencias”

El tercer largometraje de la directora india, un drama independiente aclamado durante la última edición del Festival de Toronto, llega este viernes a la cartelera española.

Por
19 de agosto de 2016

En un remoto pueblo indio del estado de Gujarat, cuatro mujeres se rebelan contra los agravios y los actos de misoginia y violencia que sufren día tras día. Pero cuidado, porque como la directora Leena Yadav (Teen Patti) bien apunta, “esas historias que están pasando en los páramos apartados donde no hay educación, tienen resonancia universalmente”. Yadav  plasma en La estación de las mujeres, que se estrena este viernes en nuestro país, los convencionalismos que nos persiguen a todos, mucho más allá de las fronteras indias. Ella, que cuando no está promocionando sus películas de ciudad en ciudad, vive entre Bombay y Los Ángeles, lo sabe bien. Hace unas semanas, durante su breve visita a España (“Me gusta la locura del país y su gente”, confesaba), conversamos con ella sobre su última producción, los prejuicios y Bollywood. 

¿Cómo surgió la idea de escribir y dirigir La estación de las mujeres?

Tannishtha Chatterjee, que interpreta a Rani en la película, me contó que, durante la grabación de otros filmes, había mantenido charlas sobre temas como la sexualidad con mujeres de pueblos recónditos de India. Se trataba de testimonios honestos, sin filtros. Todo eso me hizo pensar en la idea preconcebida que tenemos del progreso: cómo pensamos que nosotros, que vivimos en ciudades y países desarrollados, somos más “progresistas”, cuando lo único que hacemos es esconder mejor nuestros prejuicios. Están arraigados en nuestra condición de seres humanos y nuestro sistema de creencias, ya seamos indios, europeos o norteamericanos.

Optaste por reflejar la subyugación femenina a través de cuatro mujeres. ¿De dónde salen estas protagonistas? 

Ellas representaban las cosas sobre las que yo quería hablar y los personajes se fueron enriqueciendo a medida que investigaba más sobre la situación de la mujer en esos parajes alejados. Una de ellas, Bijli, ejerce la prostitución, pero tiene la falsa idea de que es libre y no se da cuenta de lo equivocada que está hasta que la acción avanza. Ella es la que empuja a sus amigas hacia la ansiada libertad, aunque sea probablemente la más sometida. 

laestaciondelasmujeres2

¿Y los personajes masculinos de la película?

Los hombres también son víctimas de las “costumbres” que hemos pasado y mantenido generación tras generación. Gulab, el hijo de Rani, tiene sólo 17 años y, sin embargo, debe casarse y convertirse en hombre. Pero, ¿podrá? Él que no tiene padre, ha sido criado por mujeres y, por lo tanto, “no sabe lo que significa ser un hombre”. Toda esa presión pesa sobre el personaje, provocando violencia y enfado. El principal villano del filme es nuestro sistema de creencias que, desafortunadamente, la educación no ha cambiado. Por eso, hombres y mujeres debemos aunar fuerzas y luchar juntos.

¿Cómo fue el proceso de producción? 

¡Casi imposible! [ríe]. Nadie quería financiar esta película, ni producirla. No tiene un héroe masculino, no encaja en la estructura económica de la industria cinematográfica, no se sabe cuál es su audiencia, no es una película de género y, definitivamente, no es una película feminista. Mi marido, que es director de fotografía, produjo el filme y se encargó de conseguir la financiación. Además, contamos con el apoyo de Ajay Devgan, una superestrella en India. Nos dejó usar su nombre para que la gente viera que el nuestro era un proyecto sólido. También nos facilitó el capital inicial para empezar la producción. Más tarde, dos inversores privados se unieron al proyecto.

También has trabajado con pesos pesados de Hollywood, como el editor Kevin Tent (Nebraska, Los descendientes) y el director de fotografía Russell Carpenter (Titanic, Ant Man).

Es increíble, ¿verdad? Ambos son unos artistas brillantes, muy generosos y sensibles. Había conocido a Russell años antes, así que le envíe mi guión simplemente para que me dijera qué le parecía, y terminó proporcionándonos las herramientas para sacar el proyecto adelante. En cuanto a Kevin, trabajar con él fue toda una experiencia y tenerlo como editor me cambió como escritora. Dotó a la película de perfección, sin dañar su esencia.

laestaciondelasmujeres

¿Cuál fue el principal desafío al que te enfrentaste en la realización de este filme?

El proceso de casting fue definitivamente un reto porque estas actrices debían romper muchas fronteras. Además de interpretar a mujeres rotas, plasmábamos la desnudez en una película india por primera vez. Estaba especialmente preocupada por Lehar Khan, que se mete en la piel de la pequeña Janki. Tenía que hacerla experimentar algo para lo que es muy joven, y no quería herirla ni volverla cínica sobre el mundo.

La primera película india en mostrar la desnudez. ¿Os habéis enfrentado a la censura en el país?

Nos toca justo ahora. Al no tener otra película para comparar, no sé qué va a pasar con el desnudo. Pero ha habido mucho diálogo en los dos últimos años en India, todo está cambiando, por lo que tengo la esperanza de poder enseñar la producción allí como lo he hecho en el resto del mundo, donde ha gustado tanto.

Por ejemplo en el Festival de Toronto, durante su estreno.

¡Sí! Estaba muy nerviosa. Fue la primera audiencia que veía la película, una multitud internacional. Hubo una ovación de 5-8 minutos. Además, teníamos tres proyecciones, a las que sumaron una más ante la demanda del público, y todas se llenaron.

parched_still_-_h_2015

¿Cómo encaja este filme independiente en un mercado, el del cine indio, donde Bollywood impera?

Siempre he estado en contra de etiquetar películas. Bollywood es una fórmula de acción, drama, baile, color… Pero esas líneas, aunque muy despacio, se están difuminando. Hay muchas producciones de gran presupuesto que no funcionan en India, y muchas “de riesgo” que llenan las salas. Y por primera vez en los últimos 3-4 años, películas que están proyectándose en festivales internacionales llegan a la taquilla india. Así que, en estos tiempos de cambio, confío en que llegaremos a una mayor variedad de contenidos. Necesitamos ese cine de escape, de evasión, pero también películas que muestren y hagan reflexionar sobre la realidad.

¿Qué nos puedes adelantar sobre tus próximos proyectos?

Estoy negociando un par de guiones para producciones internacionales en Los Ángeles. Pero mi siguiente trabajo es una película india sobre hombres [ríe]. Bueno, creo que en realidad La estación de las mujeres habla mucho sobre ellos. Sin embargo, este nuevo proyecto trata sobre un padre y un hijo, la relación entre generaciones, y cómo la tecnología ha superado a la comunicación. Otra temática tan actual como universal. 

La estación de las mujeres llega a los cines el 19 de agosto.