Las autoridades dan por muerta a Naya Rivera tras su desaparición

Después de 24 horas de labores de búsqueda, la hipótesis principal baraja el ahogamiento de la actriz al quedar atrapada.

Por
10 de julio de 2020

ETIQUETAS:

  • Ayer nos enterábamos de la trágica noticia de la desaparición de Naya Rivera. La actriz de origen puertorriqueño de Glee disfrutaba de una jornada de ocio en el lago Piru (California, EEUU) junto a su hijo de cuatro años cuando sucedía el terrible acontecimiento. Desde entonces han pasado más de 24 horas sin que la intérprete haya sido encontrada en las labores de rescate. Por ello, las autoridades darían ya por muerta a la actriz, barajando el ahogamiento como causa principal del fallecimiento.

    “Alquilaron la embarcación en torno a la 13:00 (hora local) por tres horas y cuando a las 16:30 no regresó los empleados fueron a buscarla, ahí es cuando recibimos la primera llamada de emergencia”, explicaba el sargento Kevin Donoghue de la policía del condado de Ventura, encargados de la búsqueda. A partir de entonces, el menor  fue encontrado con un chaleco salvavidas, quien había ido a nadar con su madre. Sin embargo, esta “nunca logró salir del agua”.

    Las autoridades manejan la posibilidad de que las plantas acuáticas hayan sido las causantes de que Rivera hubiera quedado atrapada en el agua. “Si el cuerpo se enganchó con algo pude que nunca salga a la superficie”. Por el momento, el cuerpo de la actriz no ha sido encontrado debido a que la vegetación y la profundidad del lago dificultad el trabajo en la zona.

    “A veces el agua llega a estar muy fría y pueden darse elementos de hipotermia”, han declarado también las autoridades como posible causa. El lago pertenece al Bosque Nacional de los Padres a 90 kilómetros de Los Ángeles. Una zona recreativa que era muy conocida por Rivera. Aunque la natación está permitida en el lugar, son numerosos los peligros ante los que se enfrentan los bañistas y que han producido algunos ahogamientos en los últimos años. La mala suerte parece perseguir al elenco de Glee, que en los últimos años ha sufrido numerosas pérdidas.