Las 7 mejores últimas películas de actores y actrices míticos

Robert Redford protagoniza ‘The Old Man and the Gun’, ¿su película de despedida Aprovechamos para hacer un ranking con los mejores cierres de carreras míticas.

Por
07 de febrero de 2019

Cuando en 2007 Robert Redford dirigió y protagonizo la cinta de intenciones políticas Leones por corderos hubo rumores de que sería el broche final de una carrera impresionante. Sin embargo no fue así y durante más de una década el actor de Memorias de África ha estado dirigiendo nuevas películas e interpretando en nuevos personajes. Y menos mal que lo ha hecho, porque en otro caso se nos habrían negado una obra maestra como Cuando todo está perdido o quizá otra película tan necesaria como La verdad hubiera pasado desapercibida.

Ahora, Redford protagoniza una película sin peso que juega a la nostalgia de un testamento para nada precoz. Una película disfrutable y con la que estar en paz. Perfecta para terminar la carrera de un tipo tan grande como él, aunque el personaje esté por debajo del mito del actor.

Terminar una carrera por todo lo alto está al alcance de muy pocos. Hacer un TOP 10 sería meter en el ranking películas mediocres y lo que queremos es hablar de la excelencia de actores que terminan sus carreras muy arriba.

Aquí van las 7 mejores películas finales de actores y actrices míticos.

MARILYN MONROY con THE MISFITS

No es que Marylin Monroy acabara su carrera con una buena película sino que acabó con la mejor película de su carrera.

Evidentemente, no se suponía que The Misfits fuera a ser la última. Ella murió, o la mataron (eso lo dejo a la elección del lector) y esta cinta de John Huston se convirtió en un legado prematuro y perfecto.

Ella interpreta a Roslyn Tabor, una joven que llega a Reno con la intención de divorciarse. Conoce en un bar a un viejo vaquero interpretado por Clark Gable. Se va a su cabaña unos días y poco después el decide ir a las montañas a capturar caballos salvajes con la ayuda de un especialista en rodeos al que le pone cara Montgomery Clift.

The Misfits es un legado precioso, una película rota sobre el ocaso, sobre la mirada cansada de tres personajes (y sus actores) que en su momento brillaron con fuerza hasta que con el tiempo acabaron abrazando el fracaso. Una película conmovedora que quizá no pase a la historia como otros títulos de la actriz pero donde, sin embargo, se encuentra la mejor escena interpretada por este mito de Hollywood… Ese grito descarnado en mitad de las montañas rodeada de caballos salvajes y dos hombres a los que se les ha agotado el tiempo.

JAMES DEAN con GIGANTE

Tres películas. Sólo tres películas hizo James Dean. Pero claro, él era tan poderoso delante de la cámara y las películas que protagonizó eran tan buenas que no le hizo falta más para convertirse en el mayor mito cinematográfico de su tiempo.

La mejor de las tres es Al Este del Eden aunque sea Rebelde sin causa la que siempre se recordará. Gigante fue la última, un melodrama rodado como un western por George Stevens y que funciona gracias a su estética épica y su trío de actores: Elizabeth Taylor, Rock Hudson y James Dean.

Lo único que se puede criticar de Gigante es su duración… 201 minutos son demasiados.

James Dean murió tras la producción de Gigante en un accidente en mitad de una carrera ilegal de coches.

HEATH LEDGER con EL CABALLERO OSCURO

El caballero oscuro porque en El imaginario del Doctor Parnassus apenas terminó un tercio de su trabajo y sería injusto juzgar algo inacabado.

En El caballero oscuro, que podríamos definir como El Padrino de la generación millennial,  Ledger interpreta a Joker y lo hace entregándose al personaje hasta rozar la esquizofrenia. Una interpretación tan pura que da miedo. El mejor villano de la historia del cine.

Después Heath Ledger murió convirtiendo este Joker de Christopher Nolan en un icono pop.

SPENCER TRACY con ADIVINA QUIÉN VIENE A CENAR ESTA NOCHE

Una niña pija de padres liberales presenta a su prometido que resulta que es negro. Al principio los padres están confusos. Es el padre quien comienza a verlo claro… El matrimonio de su hija con un negro puede traerla problemas.

El padre es Specner Tracy y la madre es Katharine Hepburn y a pesar de que esta película de 1967 era necesarísima no hubiera pasado a la historia si estos dos actores no recitan esos inteligentes diálogos.

Un papel incómodo pero con una redención a la altura de un mensaje positivo y reconciliador entre un tipo racista (que no sabía que lo era) y su víctima.

Acabar una carrera como la de Spencer Tracy así y con el amor de su vida interpretando a su mujer es el deseo de cualquier actor.

HUMPHREY BOGART con MÁS DURA SERÁ LA CAÍDA

El American Filme Institute dice que  Humphrey Bogart es el mejor protagonista masculino de la historia y quiénes somos nosotros para negarlo.

Este actor icónico que interpretó 75 personajes en tan solo 30 años acabó su carrera muy, muy arriba. Lo hizo, claro con una cinta de cine negro como aquellos títulos que le catapultaron. En Más dura será la caída, Borgart interpreta a un periodista veterano que es contratado como agente de prensa por un tipo sin escrúpulos que quiere hacer popular a un terrible (por malo) boxeador al que quieren hacer creer que es un campeón a base de amañar sus combates.

Un año después de que se estrenara esta película el protagonista de Casablanca murió tras una larga lucha contra el cáncer en 1957.

JOHN CAZALE con EL CAZADOR

James Dean murió con tres películas a sus espaldas por encima del notable. John Cazale hizo la más difícil todavía… Su carrera está compuesta por cinco títulos y todos ellos son piezas imprescindibles de El Séptimo Arte incluida la mejor película de la historia.

Él es Fredo en El Padrino, Cazale acompaña a Al Pacino en el atraco del banco en Tarde de Perros, el que hace la vida imposible a Gene Hackman en La conversación o el que canta en el bar junto a Robert DeNiro y Christopher Walken Can’t Take My Eyes Off You en El cazador.

El cazador fue la última película de Cazale. Una obra maestra sobre la amistad, quizá la película más eterna sobre la lealtad entre dos hombres jamás vista. Porque no, no es una cinta sobre Vietnam.

PETER FINCH con NETWORK, UN MUNDO IMPLACABLE

Cerramos el ranking con el más bestia de todos los casos de últimas películas.

Peter Finch es, hasta hoy, el único actor en ganar un Oscar por una actuación póstuma. Su papel en Network como el entusiasta periodista Howard Beale es, sin duda, una de las interpretaciones más bestias que se hayan visto en la historia. Sidney Lumet le llevó al límite y Finch cerró su carrera con su mejore película.

El discurso que enuncia en el filme en el que anima al público a dejar de vivir a través de la televisión sigue siendo actual hoy en día porque lamentablemente solo caló en la superficie de la sociedad estadounidense. Hoy las RRSS son igual de venenosas pero… ¿Cuánta influencia puede tener una película en la manera de vivir de sus espectadores?

Los creadores del James Dean CGI han montado una empresa dedicada a resucitar actores

Anton Ernst y Tati Golykh quisieron traer al actor de vuelta para protagonizar 'Finding Jack', y parece que más gente va a seguir sus pasos.

Al responsable del James Dean CGI le sorprende que a la gente no le guste que se resuciten actores

Anton Ernst y Tati Golykh no pretendían que esta decisión focalizara totalmente la atención despertada por su película 'Finding Jack'.

Chris Evans critica duramente la ‘resurrección’ de James Dean por CGI

El actor se ha sumado a otros intérpretes como Elijah Wood, Dylan Sprouse o Bette Midler en el juicio hacia 'Finding Jack'.

‘Resucitan’ por CGI a James Dean para una película sobre Vietnam

Una versión digital del actor de 'Rebelde sin causa' aparecerá en 'Finding Jack', filme sobre los perros militares abandonados tras el conflicto en el sudeste asiático.