Las 10 películas más violentas de 2015

Elegimos las películas más sangrientas, aquellas donde tiene que apartar la vista, con las que estás incómodo, esos títulos que sabes que tendrás que ver antes de comer

Por
17 de diciembre de 2015

“La cámara se inventó para besar y matar”. Sagradas palabras de Quentin Tarantino. Llegado a este punto del año, confeccionando listas y haciendo balance, en esta ocasión CINEMANÍA se fija en lo segundo. Las balas, las peleas cuerpo a cuerpo, las espadas, las explosiones, brazos cortados, chorros de sangre, incluso un poco de vísceras, en definitiva todo lo que tenga que ver con la violencia.

A pesar de que en 2016 ha habido superavit de todo lo mencionado, sin embargo sólo unas pocos filmes pueden formar parte de nuestra lista con las 10 películas más violentas del año. Aquí solo entran las más impactantes, originales y brutales propuestas de 2015, esas películas en las que casi tienes que retirar la vista de la pantalla. Y si la dosis de sangre de hoy te sabe a poco puedes calmar tu sed en nuestras lista de 2014, 2013 o 2012.

NIGHTCRAWLER (DAN GILROY)

NIGHTCRAWLER

Jake Gyllenhall haciendo un papel extremo que, por supuesto, borda. El de un joven intrépido e inteligente que sin embargo no encuentra trabajo, hasta que un día, tras presenciar un accidente en la carretera, descubre el mundo del periodismo de sucesos. No solo decide entrar en este universo amoral donde los telespectadores consumen las miserias humanas sino que decide ser el mejor, y eso significa convertirse en un tipo sin escrúpulos y bastante macabro.

¿Por qué nos ha impactado? En esta revisión cruel y visceral del periodismo que denunciaba Billy Wilder en El gran Carnaval o Sydney Lumet en Network no hay escenas de violencia directa, pero ese protagonista delgaducho y con instinto natural para encontrar el plano más salvaje y brutal nos lleva a ser testigos de verdaderos crímenes contra la sensibilidad. Familias enteras asesinadas a sangre fría que Gyllenhall capta para su público sediento de sangre.

CORAZONES DE ACERO (DAVID AYER)

fURY

No hay nada peor que luchar contra un ejército que sabe que ya no tiene nada que perder. Este es el caso de la brigada de estos cinco soldados americanos a bordo de un tanque y capitaneados por Brad Pitt que se enfrentan a un ejército nazi en el ocaso de la Segunda Guerra Mundial.

¿Por qué nos ha impactado? No se esperaba mucho de ella pero su ritmo vertiginoso y su angustia propiciada por el elemento principal del filme, el tanque, consiguen que este drama bélico funcione, de miedo y se convierta inmediatamente en un placer culpable para los fans del cine violento. Las escenas de batallas entre ejércitos entran directamente al top de violencia bélica en pantalla grande: cuerpos mutilados, disparos a bocajarro y cadáveres por doquier.

KINGSMAN: SERVICIO SECRETO (MATTHEW VAUGHN)

kINGSMAN

Un veterano agente secreto inglés tiene que entrenar a un joven macarra que sobrevive como puede en un barrio obrero. Ambos aprenderán a entenderse mientras el joven se somete a un programa de entrenamiento brutal y (casi) cruel. Por otro lado, un villano retorcido acaba de inventar el arma definitiva para “reiniciar” el planeta y establecer un nuevo orden mundial.

¿Por qué nos ha impactado? Matthew Vaugh adapta un cómic de Mark Millar (Kick Ass), lo que eso, por sí solo, es garantía de violencia exagerada y tremendamente divertida. Las peleas en Kingsman: Servicio Secreto son sucias aunque estén coreografiadas, sobre todo la escena en la que Colin Firth se ventila a toda una horda de beatos en una misa, la más sangrienta de la historia del cine. Además en esta película explotan más cabezas que en ninguna que se haya visto hasta ahora.

THE TARGET (CHANG)

The-Target

La clásica historia del tipo que se encuentra en el lugar equivocado en el momento equivocado. En este caso es un mercenario retirado que presencia un asesinato, es tacado por los criminales que le dejan malherido y ya en el hospital es acusado como principal sospechoso. Un médico lo salva de una muerte segura y como consecuencia raptan a su esposa. Todas estas circunstancias provocan que entre los dos personajes nazca una alianza para acabar con los malos.

¿Por qué nos ha impactado? El argumento no tienen nada de novedoso, de hecho es un remake de una película de Fred Cavayé y Guillaume Lemans. Sin embargo, este filme de ritmo adrenalítico tiene a uno de los protagonistas más sufridos de todo 2015. Cuanto más avanza la película más heridas tiene este mercenario que se enfrenta a los criminales a pecho descubierto. Peleas brutales, tiroteos muy sucios y una estilizada violencia que sabrán degustar los amantes del cine coreano.

BEASTS OF NO NATION (CARY FUKUNAGA)

BEASTS OF NO NATION

En España sólo se ha estrenado en Netflix, pero eso no ha sido un impedimento para que la historia de este niño soldado, que combate bajo el mando de un despiadado comandante con el imponente rostro de Idris Elba, haya sido una de las películas más importantes del año.

¿Por qué nos ha impactado? La desgarradora violencia de Beasts of No Nation golpea al espectador por partida doble. De por sí la guerra está repleta de muerte pero pocas veces hemos visto niños ejecutando a otros niños, o violando, o matando a sangre fría. Fukunaga hace un trabajo soberbio y convierte esta secuencia de atrocidades en una poderosa obra cinematográfica que desgraciadamente está basada en un problema real y actual.

MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA (GEORGE MILLER)

Mad Max

George Miller se reinventa a sí mismo y a su criatura más enfermiza y violenta, Mad Max. Consiguió que en la época de los blockbusters de acción con protagonistas de capa y súper poderes todos nos quedásemos boquiabiertos con las persecuciones vertiginosas y polvorientas de este gran espectáculo de acción protagonizado por Tom Hardy y Charlize Theron.

¿Por qué nos ha impactado? No solo es violenta, también es sórdida, dolorosa y cruel. Los prisioneros se utilizan como bolsas de sangre, existe una droga que te incita al suicidio, las peleas son tan sucias como lo pueden ser en el desierto y tan sangrientas que el hedor casi puede traspasar la pantalla. Una gran batalla en la carretera con un alto balance de bajas.

DHEEPAN (JACQUES AUDIARD)

Dheepan

Audiard vuelve a repetir las mismas fórmulas que utilizó en Un profeta o De óxido y hueso, personajes que están al límite, escenas repletas de angustia y una narración que va de lo malo a lo desgarrador. Dheepan es la historia de un inmigrante que huye de la guerra civil en su país, Sri Lanka, para entrar en otra guerra muy distinta, la de la droga y la supervivencia en un lugar hostil.

¿Por qué nos ha impactado? El comienzo es pura adrenalina y muy crudo. La guerra civil mostrada con fiereza y dolor, sólo como Audiard puede hacerlo. Pero lo que verdaderamente hace de esta película un símbolo cinematográfico de la crueldad es el trato bestial y terrible que recibe este inmigrante en el lugar en el que supuestamente ha de rehacer su vida.

CONVICTO (DAVID MACKENZIE)

cONVICTO

David Mackenzie dirige este drama carcelario que se encuentra entre En el nombre del padre y Un profeta, de la primera hereda la complicada relación paternofilial y de la segunda la atmósfera angustiosa y la violencia más cruda. Jack O’Connell interpreta a un adolescente con ataques violentos al que ascienden a una prisión para adultos. Allí se encuentra con su padre, al que apenas conoce.

¿Por qué nos ha impactado? Hay dos escenas terriblemente violentas que probablemente estén entre lo más salvaje del cine de 2015. Las dos son batallas campales que se reducen al espacio de una celda. Palizas abusivas y toda clase de abusos que Mackenzie tiene la manía de rodar de forma explícita.

LOS HÉROES DEL MAL (ZOE BERRIATÚA)

heroes

Quizá esta sea la película sobre acoso escolar más extrema que se haya visto nunca. Zoe Berriatúa sugiere con su guión que si un adolescente humillado decide vengarse, las consecuencias pueden ser terribles. Al principio las palizas pueden sonar a defensa propia, a acto legítimo, pero llega un momento en el que hay que parar y los protagonistas de Los héroes del mal no paran nunca.

¿Por qué nos ha impactado? Por su descabellado argumento y su precipitada sucesión de ferocidades cometidas por tres adolescentes. Y por supuesto por las innumerables palizas, maltratos y humillaciones. Quiere ser un planteamiento feroz de un problema social, pero tanta violencia termina por desbordarse y acaba siendo tan gratuita que induce al mal estar del espectador.

LANGOSTA (YORGOS LANTHINOS)

La langosta

Sólo Yorgos Lanthimos podía rodar una historia de amor que acabase en nuestra lista de las películas más violentas del año. Langosta es una especie de fábula sobre las relaciones de pareja ambientada en un futuro donde ser soltero es ilegal. Y mientras Lanthimos reflexiona sobre nuestros comportamientos, nuestro miedo a estar solos o nuestra absurda búsqueda de la pareja perfecta no se corta ni un pelo al ofrecer toda clase de violencia.

¿Por qué nos ha impactado? Primero por los dogmas que rigen esta sociedad donde si te masturbas te queman la mano en una tostadora y donde las actividades de recreo consisten en ir a cazar solteros al bosque. Y después por la actitud irracional de algún personaje que, como todos, solo persigue su media naranja. Hay una escena imborrable y especialmente traumática que la protagoniza la mujer sin corazón y claro, definitivamente en ese momento hace gala a su nombre.

Las 10 películas más violentas de 2018

La lista más cruda, la más bestia, la lista de películas que nos han hecho retorcernos en la butaca (o no si sois un poco sádicos).

Los 40 mejores pósters de película de 2015

Escogemos la lista de los 40 carteles de película del año en todo el mundo

Los 20 peores pósters de película de 2015

Escogemos la lista de los 20 carteles del año que más nos han horrorizado: Samuel L. Jackson y Katherine Heigl se llevan la antipalma

Las mejores interpretaciones de 2015 para The Playlist

Cate Blanchett y Rooney Mara son las favoritas, pero en esta lista hay maravillosas sorpresas como Jason Segel por 'The End of the Tour' o Benicio del Toro por 'Sicario'