La vela vaginal de Gwyneth Paltrow y otros productos absurdos de estrellas de cine

La actriz de 'Shakespeare in Love' cobra 75 dólares por un cirio que huele a sus partes nobles. Estas figuras de la pantalla lanzaron productos igual de disparatados.

Por
14 de enero de 2020

Cuesta creerlo, lo sabemos, pero es verdad. El nuevo producto lanzado por Gwyneth Paltrow a través de Goop (esa web suya que tantas alegrías nos da) es una vela aromática llamada “Esto huele como mi vagina”. Sin ánimo de especular sobre el efluvio que la actriz de Shakespeare in Love exhala en sus partes pudendas, dejémoslo en que la vela está perfumada con bergamota, extracto de cedro, geranio, rosa de Damasco y semilla de ambrete. Su PVP, ya que estamos, es de 75 dólares, pero te va a costar encontrarla porque se agotó en cuestión de horas.

Desde aquí nos alegramos de que a Gwyneth le haya salido bien el negocio de su vela vaginal, pero a nosotros la iniciativa nos ha traído muchos recuerdos. En concreto, los de otros productos lanzados por estrellas de cine que compartieron una serie de cosas: conceptos notablemente absurdos, campañas promocionales disparatadas y trayectorias comerciales desastrosas. Aquí tienes unos cuantos ejemplos…

El spray bronceador de Lindsay Lohan

En mayo de 2009, la actriz de Chicas malas anunció por todo lo alto la creación de Sevin Nyne, un bronceador artificial a base de bayas de goji (el ‘superalimento’ de moda por entonces) y uvas chardonnay cuya elaboración, afirmaba, le había costado tres años de experimentos. Pero a Lindsay se le subió la palidez de golpe un mes más tarde, cuando una farmacéutica de Tampa (Florida) las denunció a ella y a su socia Lorit Symon por haberle plagiado la fórmula. Aunque no sabemos cuál fue el veredicto, nos quedamos con la frase usada por Lohan para promocionar Sevin Nyne: “Un precioso brillo dorado es el accesorio de belleza definitivo”.

El alimento para culturistas de Sylvester Stallone

Corría 2005 cuando un ‘Sly’ sin muchas perspectivas en el cine lanzó un alimento milagroso de nombre Stallone High-Protein Pudding. Se trataba de un suplemento dietético para body builders que prometía un altísimo aporte energético con solo 100 calorías por ración. El actor lo presentó con una entrevista en el programa de Larry King, afirmando zamparse cuatro dosis al día. Por desgracia, y al igual que en el caso de Lindsay Lohan, Stallone tuvo que enfrentarse a una demanda por haberse apropiado indebidamente de la fórmula, creada por un tal John Brescia. El producto siguió a la venta durante un tiempo, pero nos tememos que Amazon lo da por descatalogado tanto en su sabor de chocolate con leche como en el de crema de limón.

El horno instantáneo de Mr. T

En España le recordamos como el M. A. Barracus de El equipo A y, en todo caso, por Rocky III. Pero en los EE UU ochenteros, este exmatón, exmilitar y exguardaespaldas fue un inmenso icono pop de esos a los que se rifan las agencias de marketing y que llegó a ganar cinco millones de dólares al año gracias a sus contratos publicitarios. En 2008, lejos ya de sus antiguas glorias, el actor lanzó su Mr. T’s Flavorwave, un nombre que suena a fenómeno musical posmoderno pero que en realidad designaba a un prodigioso artefacto de cocina con tecnología de de infrarrojos. El horno pasó sin pena ni gloria, y solo ha quedado en el recuerdo gracias a su bochornoso anuncio de teletienda.

Los cosméticos comestibles de Jessica Simpson

Con títulos como Rubia y explosiva El gurú del buen rollo en su filmografía, Simpson no ha pasado a la historia como la mejor intérprete de su generación. Pero cuando la actriz y cantante se cubrió realmente de gloria fue en 2005. Ese año, lanzó Dessert By Jessica Simpson, una línea de maquillaje caracterizada no solo por sus elegantes tonos, sino también por su dulce sabor: para probar esto último, Simpson recibió múltiples lametones en público a cargo de Nick Lachey, su pareja de entonces. Por si no bastase con las malas reseñas (por lo visto, los productos dejaban restos pringosos y atraían a las abejas que no veas), a Simpson y la cadena de tiendas Sephora les llovieron las demandas por plagios, impagos y otras menudencias.

La bebida energética de Steven Seagal

Bayas goji tibetanas, hongo cordyceps, té verde y gingko biloba eran algunos de los ingredientes que el cachas de Por encima de la ley afirmaba haber incluido en la fórmula de Steven Seagal’s Lightning Bolt, un bebedizo que te daría vigor para medirte de igual a igual con cualquier sátrapa postsoviético. Seagal afirmaba que su bebida, lanzada con sabores tales que “experiencia asiática” y “carga de cereza”, era cien por cien natural (sin conservantes, colorantes u otras guarrerías), lo cual no le sirvió para hacerse un hueco en el mercado, pero sí para despertar monumentales cantidades de choteo debido a su altisonante promoción.

El lado más salvaje de las chicas Disney: sexo, drogas y trastornos alimenticios

Así ha sido la dura vida de los juguetes rotos de Hollywood, que luchan por dejar atrás su pasado.

Gwyneth Paltrow recibe burlas del equipo de Harvey Weinstein al desvelarse su rol en la caída del productor

La actriz tuvo un papel clave en la investigación periodística que llevó al desenmascaramiento de los abusos sexuales de Harvey Weinstein, que será juzgado en enero.

Ya sabemos por qué Gwyneth Paltrow se olvidó de que salía en ‘Spider-Man: Homecoming’

Jon Favreau explica por qué su compañera en el MCU pudo olvidarse de su intervención en la primera película en solitario del 'Spidey' de Tom Holland.

Gwyneth Paltrow tampoco se acuerda de que Samuel L. Jackson forma parte del Universo de Marvel

La actriz ha aparecido en varios films del estudio, pero eso no quiere decir ni que se acuerde de ellos ni de las personas que aparecían.