La próxima película de Spielberg será ‘Indiana Jones 5’

La quinta aventura del arqueólogo interpretado por Harrison Ford comenzará a rodarse en 2019 y podría llegar a los cines en 2020.

Por
29 de enero de 2018

Steven Spielberg se le acumulan los proyectos. Acaba de estrenar Los archivos del Pentágono, y en marzo regresará a la taquilla internacional con Ready Player One. Hace unos días, Deadline adelantaba que el director estaría ahora indeciso sobre si dirigir Indiana Jones 5, cuyo guion hace tiempo que está escrito por David Koepp, o ponerse con la nueva versión de West Side Story.

Pues bien, al parecer el cineasta ya se ha aclarado y su próxima producción será finalmente la nueva entrega de Indiana Jones. Según ha informando The Hollywood Reporter, Spielberg tendría la intención de rodar el filme en 2019 y estrenarlo en 2020, para acto seguido hacerse cargo de West Side Story. 

De momento, poco ha trascendido sobre la próxima aventura del arqueólogo, más allá de que volveremos a ver a Harrison Ford y de que el Mutt William de Shia LaBeouf se queda fuera. Una buena noticia tratándose del personaje más odiado de la saga. Ahora que el proyecto ha dado este paso hacia adelante, seguro que no tardan en llegar más novedades sobre lo que nos traerá esta quinta película de una de las sagas más queridas de Spielberg.

James Mangold (‘Logan’) reescribe el guion de ‘Indiana Jones 5’

El director de Logan no solo releva a Spielberg como director sino que también mete mano en la historia, asegura el director Frank Marshall.

Todos los incidentes de aviación que acumula Harrison Ford

¿Podemos considerar a Harrison Ford el peor piloto de la Galaxia? El actor está siendo investigado por un altercado con su avioneta, y no es la primera vez.

El día que Indiana Jones encerró a Spielberg en el Pozo de las Almas

Recuperamos un vídeo del rodaje de 'En busca del arca perdida' en el que Harrison Ford y el equipo se echan unas risas a costa del director.

Películas con animales: ¿CGI o seres vivos?

'La llamada de lo salvaje' ha llegado a los cines con un Harrison Ford en estado de gracia y un compañero perruno creado con CGI… Que empiece la polémica.