La Presidenta de la Academia pide más diversidad en los Oscar

Cheryl Boone Isaacs defiende el resultado de las nominaciones de 2015 (las menos diversas racialmente desde 1995), pero reconoce su falta de diversidad cultural.

Por
20 de enero de 2015

Como cada año, las nominaciones de los Oscar 2015 no han estado exentas de polémica. Muchos son los que quedan fuera olvidados por la Academia, haciendo que cinéfilos de todo el mundo nos preguntemos en qué demonios piensan esos señores blancos de 63 años (estadísticamente, el votante medio de los Oscar) cuando rellenan sus papeletas (también por qué su opinión es relevante, pero eso sería otra historia). En esta ocasión la conmoción ha sido notablemente mayor, al menos en EE UU, donde ya han podido ver Selma y consideran que ha sido drásticamente ignorada, pese a contar con dos nominaciones: Mejor película y Mejor canción original.

Ocurre que el filme de Ava DuVernay sobre las marchas lideradas por Martin Luther King en 1965 en defensa de los derechos civiles, adorado por la crítica, ha recibido menos reconocimiento del esperado precisamente un año en el que el mosaico de principales candidaturas de los premios de la Academia contiene tan poca diversidad racial que hay que remontarse hasta 1995 para encontrar una homogeneidad similar. Puede que la coronación de 12 años de esclavitud el año pasado hiciera pensar que Hollywood era menos racista, pero ese espejismo no ha tardado en disiparse, al menos en lo que a la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas se refiere. Algo en lo que está de acuerdo hasta su propia presidenta. Cheryl Boone Isaacs ha declarado en Buzzfeed que “personalmente, me habría encantado ver una mayor diversidad cultural entre los nominados de todas las categorías, y espero que así sea [en el futuro]”.

No obstante, la Presidenta también defiende los resultados de este año, destacando que la nominación de Selma a Mejor película implica haber sido votada “por todos los miembros [de la Academia], alrededor de 7 mil personas”. “Es un premio que destaca el talento de todas las personas involucradas en la producción de la película”, recalca.

En cuanto a la diversidad racial de la institución, recuerda que en los dos últimos años hemos dado pasos más grandes que nunca antes para convertirnos en una organización más diversa e inclusiva a través de la admisión de nuevos miembros (…) Para Hollywood es una necesidad —económica, si no moral— reflejar de forma más fiel los cambios en el rostro del país”. Es más que probable que el discurso de Isaacs durante la ceremonia de entrega del próximo 22 de febrero incluya menciones a este asunto. ¿Será la única que tratará el tema desde el escenario del Dolby Theatre de Los Ángeles? Con los discursos de agradecimiento de los premiados nunca se sabe…

Por qué las últimas ganadoras de los Oscar no importan a nadie

Las cosas como son, la Academia no ha galardonado a 'Green Book' como mejor película, más bien se ha conformado… Y esto lo lleva haciendo toda la última década.

Johnny Depp: “No quiero ganar un Oscar nunca”

Tiene tres nominaciones y su interpretación en 'Black Mass' podría brindarle la cuarta, pero el actor ha dejado claro que los premios de la Academia no le quitan el sueño.

Anna Allen no está sola: el hombre que fingió ganar un Oscar

Ganar un Oscar hace que te conviertas en el rey de la noche. Aunque sea falso.

Así ha afectado el Oscar a la taquilla de las ganadoras

¿Cuánto ayuda ganar la preciada estatuilla a la venta de entradas y la carrera comercial de las películas triunfadoras?