La película más cerca de la realidad en la era del COVID- 19 es ‘Take Shelter’

Cuando veáis o reviséis esta película de un tipo que sueña con el fin del mundo, seréis conscientes de su perturbador parecido con nuestra realidad actual

Por
05 de abril de 2020

Cuando se acaban todas las actividades que podemos hacer en nuestro piso toca engullir series y películas. Los ciudadanos están engordando su cultura audiovisual de una forma inaudita gracias a las plataformas de video bajo demanda. Cuando salgamos de aquí todos vamos a ser unos culturetas empedernidos. 

Mientras todos los habitantes del planeta nos adaptamos a una nueva forma de vida recluidos en nuestras casas y con un futuro poco alentador donde los problemas económicos y el distanciamiento social serán la norma, hemos elegido nuestro propio apocalipsis cinematográfico. Hay de todos los gustos, claro. Los más obvios han elegido Contagio, un peliculón de Steven Soderbergh sobre una pandemia global que si ya era terrorífico en 2011, imaginaos ahora. Otros, los amantes del género, se han tirado por los maratones de género zombie, puedes elegir volver a ver The Walking Dead, revisionar Zombieland y Zombies party (ambas son comedias pintorescas que le darán un poquito de humor al asunto) o, nuestro consejo, entrar en Filmin y echar un vistazo a las obras maestras de George A. Romero como El día de los muertos, La noche de los muertos vivientes o Zombi.

También están esos espectadores masoquistas que se han decantado por las películas de confinamientos con títulos como El Hoyo, La trinchera infinita o The Cube y, por supuesto los que han decidido darle cera al género apocalíptico. Puedes haber elegido Melancolía como la periodista Lucía Lijtmaer que en el recomendabilísimo último podcast Deforme Semanal Ideal Total, titulado Confinadas, habla de su fascinación por la película de Lars von Trier que, efectivamente, tiene mucho que ver con la actualidad y con el tipo de persona que has elegido ser en esta aterradora e inusual era.  

“Yo me creo que soy Charlotte Gainsbourg que no se lo flipa como Kirsten Dunst, que le encuentra sentido a su vida depresiva cuando llega el fin del mundo, como tanta gente estos días que también le ha encontrado sentido a sus cosas. ¡Charlotte no! Si tu te das cuenta ella se pone a llorar, no puede reaccionar, se convierte en un bicho bola que se queda a esperar el fin del mundo…”

Y te mole o no flipártelo con el fin del mundo como Kirsten Dunst en Melancolía, la película que mejor retrata la fatalidad colectiva y el enorme grado de ansiedad con el que todos estamos llevando el peso de los acontecimientos es Take Shelter (también disponible en Filmin). La cinta de Jeff Nichols es un thriller psicológico sin más ambición que la de contar como un padre y esposo, interpretado por Michael Shannon, comienza a verse superado por una serie de pesadillas que tiene con una tormenta de dimensiones apocalípticas. Por culpa de la enfermedad mental que padeció su madre este ciudadano ejemplar es incapaz de compartir con su esposa, la estupenda Jessica Chastain, todas sus ansiedades. Sin embargo, lo que no es capaz de reprimir es un poderoso e inexplicable impulso para construir un refugio en el jardín de su casa. La historia avanza y el comportamiento de Curtis, así se llama el protagonista, comienza a ser cada vez más errático y amenazador poniendo en peligro la economía familiar, la salud de su hija sorda y la armonía de toda una comunidad de un pequeño pueblo de Ohio.

La primera hora de película está marcada por las pesadillas, la angustia, una reacción exagerada del protagonista, el asalto a la vida normal para prevenir un apocalipsis mientras las noticias de accidentes y tragedias familiares se acumulan en la televisión. Cuando durante estos días de confinamiento te sientes a ver Take Shelter te verás profundamente identificado en ese temor existencial de Curtis… ¿Por qué, si tu no sueñas con enormes tormentas ni tienes una madre con esquizofrenia? La clave de la conexión de esta película con la actualidad es el momento en el que fue escrita por Nichols, durante los peores días de la crisis de 2008. 

“Cuando escribí esto en el verano de 2008 sentía que todo iba mal: nuestro gobierno iba a colapsar, el dólar se iría por el retrete, Islandia estaba en bancarrota y todo esto sin mencionar los recordatorios constantes de osos polares saltando de icebergs que se estaban derritiendo. Simplemente sentí que había un miedo sordo y punzante que pensé que era palpable. Sentí que era algo con lo que el resto del mundo podía identificarse” 

Nichols habla en esta entrevista a IFC de las claves de su película. Ese miedo sordo y punzante es el que asola en estos momentos todos los hogares del mundo, cuando en cada amanecer hay miles de muertos por un virus nuevo del que hace cinco meses no teníamos conciencia de su sola existencia. Obviamente, el Covid 19 es nuestra tormenta. 

“No es un sueño. Es una sensación”

En Take Shelter hay también una alegoría de las redes sociales en esa quirúrgica descripción de la pequeña comunidad americana donde nadie quiere creer a Curtis. Él se resiente con aquellos que se niegan a tomarle en serio y decide apartar a las personas de su alrededor que en sus recurrentes pesadillas le intenta atacar: su perro, su amigo y su propia esposa. Hay un momento clave donde el protagonista explota definitivamente y vuelca en sus vecinos toda su frustración y angustia. Es un reflejo de nuestra ansiedad constante por ser escuchados, leídos, porque nos entiendan y nos crean. La psicosis social de la película de Nichols es la misma que existe en twitter cuando los datos se manipulan, cuando las teorías pesimistas se multiplican, cuando todo el mundo se cree todo lo que lee o no se cree nada de lo que lee, cuando hay miles de cuentas falsas utilizadas como armas antidemocráticas y cuando los insultos se convierten en tendencia. 

También Nichols hace una radiografía de los límites de la cobertura en la atención médica en Estados Unidos. Años perdidos para conseguir un tratamiento para su hija sorda, obstáculos insalvables para tratar una enfermedad psiquiátrica mientras funcionarios se intercambian los expedientes de los pacientes a los que tratan. Hay también hoy un miedo al colapso de nuestro sistema sanitario que desgraciadamente ha sido constatado por los acontecimientos. Por primera vez en la era del bienestar se ha tenido que priorizar con los enfermos, cada día hay vidas que se dan por perdidas. 

La vida no tendría que ser tan difícil. Pero lo és. A Curtis le echan del trabajo y comienza la verdadera pesadilla familiar, que debe enfrentarse a una incertidumbre económica sin precedentes para ellos. Y así ocurre para los miles de personas que en mitad de esta pandemia han sufrido un ERTE, un ERE o se han paralizado sus ingresos… Y entonces llega la tormenta. 

Pero el terror más profundo empezará después, cuando todo acabe, cuando vivamos en la era post Covid -19. Aún no sabemos cómo de grave será, si tendremos aversión a la gente o si habrá miedo a salir, pero lo que sí está claro es que ahora vivimos con la cara de Michael Shannon cuando en el momento más perturbador del filme, el protagonista ve tormentas y escucha truenos desde un cielo aparentemente azul.

Según Steven Soderbergh, las medidas contra el COVID-19 requerirán el 15/20% del presupuesto de las películas

El director que pareció anticipar la pandemia con 'Contagio' pasó recientemente a presidir un comité para desarrollar medidas de prevención contra el virus.

‘Sin tiempo para morir’ podría retrasarse al verano de 2021

La nueva película de James Bond fue la primera en ver cómo su estreno se aplazaba varios meses ante la crisis del coronavirus.

COVID-19: indignación en el cine catalán ante el nuevo cierre de los cines

De Leticia Dolera a Carlos Cuevas, la industria protesta en las redes ante las medidas de la Generalitat, que considera discriminatorias.

El Festival de Telluride 2020 es cancelado debido al coronavirus

El evento que cada año tiene lugar en Colorado, EE.UU., lleva en activo desde 1974 y ha ido recabando importancia a lo largo de su trayectoria.