La magia del cine a través de 10 trucos

La magia y el cine, ¿acaso no son lo mismo? Hacemos un repaso por la parte más mágica del cine o la más cinematográfica de la magia…

Por
23 de julio de 2016

La película Ahora me ves tuvo un éxito inesperado. ¿La razón? Juntar la magia y el cine. Un truco que nunca falla. Los espectadores sienten una fascinación especial por la magia, por lo inexplicable, y si lo mezclas con actores de Hollywood, acción y buen ritmo… ¡Voalá! Ahora llega la secuela que repetirá (o no) el éxito en taquilla, ¿de qué depende? Del nivel de este segundo show y sobre todo de que no repitan los mismos trucos, no hay peor cosa que saber cómo va a terminar la función.

El cine está repleto de trucos de magia. El cine en sí mismo es un gran truco. Y de hecho, por eso nos gusta tanto, desde George Méliès hasta el Joker de Jared Leto, el lenguaje audiovisual ha ido encandilando a los espectadores sumiéndolos en un sueño eterno que dura, y dura, y un siglo después nos hace caminar hipnotizados a los cines, esos grandes y poderosos templos donde todo es posible.

Hay directores ilusionistas, los hay que son maestros del engaño, los hay artesanos que fabrican con tesón sus propios trucos, los hay que te encandilan con su verborrea para que no veas cómo construyen el truco en tus propias narices, los hay que son buenos con los juegos de cartas y los hay que son simplemente trileros… Pero todos han colaborado con la historia del cine para hacer de este arte el mejor de todos. Aquí una selección de trucos de cine que nos cambiaron…

El primer mago se llamaba George Méliès

Si un genio de todo esto llamado Martín Scorsese dedicó una película entera a George Méliès por algo será. El director de Uno de los nuestros quería que las nuevas generaciones conocieran al gran mago del cine a través de su maravillosa cinta (y rara avis en su filmografía) titulada La invención de Hugo.

Méliès es uno de los inventores del lenguaje del cine. El primero, el mejor, el creador de todas esas atracciones, trucajes y efectos especiales que hoy dan sentido al séptimo arte. Con él podríamos empezar y terminar este informe.

1 EL TRUCO PARA HACER DESAPARECER

Si Méliès no hubiera inventado esta técnica las películas de fantasmas o toda la saga de Harry Potter sería inviable. Este truco se conoce como parada técnica o parada por sustitución. Méliès lo utilizó, por ejemplo, en Escamotage d’une dame chez Robert Houdin, un film basado en un truco de magia real que realizaba el ilusionista Koltés:

Explicación del truco: Méliès detenía la cámara durante la grabación e incorporaba o sacaba de la escena a un objeto o una persona. Una vez dentro o fuera de escena el director seguía grabando como si la acción continuara.

2 EL TRUCO DE LAS CABEZAS Y LOS CUERPOS

Todo mago tiene su truco final, lo que se denomina el prestigio (sí, ya llegaremos a la cinta de Christopher Nolan). Y el truco más difícil y espectacular de George Méliès es ese en el que se duplica a sí mismo o a su cabeza teniendo cada una de las copias movimientos y comportamientos independientes. El truco se puede apreciar perfectamente en Le mélomane:

Explicación del truco: Importantísimo el fondo negro para filmar la escena. Lo de la clave de sol y la línea de compás es relativamente fácil, el director utiliza la técnica de sustitución por montaje. Lo difícil viene cuando se tiene que separar su propia cabeza y lanzarla para que quede pegada en el pentagrama y encima se mueva. Coge una cabeza de cartón, él se pone una capucha negra para que se fusione con el fondo, lanza la cabeza arriba y se convierte en su rostro gracias a un montaje de sobreimpresión. Las expresiones de los rostros que él va dejando en el pentagrama las realiza elevándose vestido de negro. El director tiene que repetir cinco veces el mismo sistema teniendo en cuenta las marcas del suelo. La escena pasará por la cámara siete veces. Y para saber hasta donde tenía que rebobinar la cinta para retomar la grabación memorizaba las vuelta de la manivela al filmar.

Charles Chaplin en peligro, o no

Mientras Buster Keaton se jugaba la vida provocando que fachadas enteras cayeran sobre su cabeza sin trampa ni cartón…

giphy (3)

Charlie Chaplin iba a lo seguro recurriendo a su ingenio como mago del cine.

3 EL TRUCO DEL EFECTO ÓPTICO

Hay una escena en Tiempos Modernos en la que Chaplin comienza a patinar con los ojos vendados sin darse cuenta que a su lado hay una terrible caída. Ésta es la escena en cuestión:

Explicación del truco: No hay ninguna caída, es una imagen colocada en un panel de cristal que gracias a un encuadre medidísimo hace el efecto deseado.

La cámara de Alfred Hitchcock

El cineasta inglés llenaba sus películas de técnicas con la cámara que jugaban con las expectativas y las sensaciones del espectador. La cámara era lo más importante en su cinta, más que los propios actores que para él eran casi ganado. Sin embargo, Vértigo, considerada por muchos su mayor obra maestra contiene uno de sus trucos más famosos y el más utilizado después por decenas de directores. Tanto que ya no tiene ninguna gracia.

4 EL TRUCO DEL VÉRTIGO

El personaje de James Stewart sufre vértigo tras un episodio traumático. Aun así tiene que intentar subir las escaleras, a medida que sube más y más alto peor y cuando mira hacia abajo la cámara consigue que sintamos lo mismo que el personaje:

Explicación del truco: El travelling compensado o efecto vértigo consiste en combinar un zoom hacia atrás con un travelling hacia adelante (o al revés). Al compensarse ambos efectos el objeto principal (el suelo del campanario) se mantiene al mismo tamaño en el encuadre, solo cambia la perspectiva con la que se ve el fondo. Tras Hitchcock lo usaron Spielberg, Scorsese… bueno, y prácticamente todos los directores del mundo.

Y de repente llegó el croma

El croma es esa pantalla verde que puede ser cualquier cosa, un planeta de una galaxia lejana, el fondo del mar o la ciudad de Nueva York. Con el croma todo es posible y la magia ya no tiene tanta gracia porque el truco no es tan sofisticado. George Méliès aplaudiría claro, porque no deja de ser progreso, sin embargo, por algún motivo el espectador muy fan de la fantasía rechaza el uso exagerado de esta pantalla verde. El ejemplo: el odio a las precuelas de Star Wars y la calurosa acogida al más artesanal Episodio VII de J.J. Abrams.

Sin embargo, por mucho croma verde que haya, aún hay que currarse ciertos trucos.

5 EL TRUCO DE LEVITAR

Todos los ilusionistas lo han intentado, pero muy pocos magos han conseguido el efecto de levitar o volar. El cine claro necesita de algunos trucos para hacer volar a Superman, por ejemplo.

Explicación del Truco: Unos hilos para sujetar al superhéroe y unos cuantos secadores de pelo para conseguir el efecto viento serán suficientes para darle realismo al hijo de Kripton.

Christopher Nolan y la dualidad del mago

Si nos ponemos un poquito profundos a pensar enrevesadas teorías pudiera ser que la película sobre magia de Christopher Nolan, El Truco Final (El prestigio), fuera una metáfora sobre la esencia de los efectos en el cine antes del brutal avance tecnológico y los de ahora.

6 EL TRUCO DE TELETRANSPORTARSE

Christian Bale representaría a los efectos especiales más artesanales, los de Méliès. Él es el mago con más talento, el más creativo y también el más ortodoxo. De él es este truco.

Explicación del truco: SPOILER… Nadie puede correr así de rápido, sencillamente son gemelos.

7 EL TRUCO DE TELETRANSPORTARSE (II)

Por otro lado está el personaje de Hugh Jackman, el mago más espectacular, el que persigue el truco perfecto, tan perfecto que le quita toda la magia.

Explicación del truco: La (poca) gracia de este truco es que no tiene mucha explicación. La máquina que utiliza Hugh Jackman es ciencia ficción. No existe. Un invento macabro, sin más.

El día que Rachel Weisz se hizo maga

Para la película de Los hermanos Bloom, Rachel Weisz tenía que hacer un truco de magia a Adrian Brody mientras le contaba su historia (la de su personaje).

8 EL TRUCO DE LOS ASES

Es el típico truco de cartas, elaborado y muy fino. Mirad:

Explicación del truco: No tiene truco. Y por primera vez en este informe el cine como lenguaje no tiene nada que ver. Aquí todo es mérito de la actriz que tuvo que ensayar durante un mes este truco para que le saliera mientras recitaba sus líneas de guión. Necesitó once tomas para que saliera perfecto.

El Joker no necesita trucos

Otra vez Christopher Nolan, aunque sin el carisma de Heath Ledger este truco no tendría la misma gracia. Se trata nada más y nada menos que hacer desparecer un lápiz… La única regla, no utilizar la parada por sustitución de George Méliès.

9 EL TRUCO DEL LÁPIZ

Explicación del truco: Efectivamente, el Joker deja clavado el lápiz en el rostro del voluntario inocente. Macabro pero efectivo.

El talento de la improvisación

Un buen mago tiene que saber improvisar, pero además tiene que convencer al espectador de que no hay truco, de que todo es real.

10 EL TRUCO DEL DIABLO

“El mejor truco del diablo fue convencer al mundo de que no existía”.

Esto es lo que le dice Kevin Spacey al detective de Sospechosos habituales cuándo este le pregunta por Keyser Söze…

El personaje de Spacey usa el truco del diablo con el detective y con el espectador que durante toda la película es engañado. Al final, el mago revela su truco, claro…

Y los espectadores solo podemos aplaudir y aplaudir.

Sin duda, el truco de Keyser Sözé es uno de los mejores de la historia del cine.

Explicación del truco: Mentir. El arte de mentir e improvisar es la clave de este truco.

Vídeo del día: Los besos de Alfred Hitchcock

¿Cómo se filma la emoción detrás de un beso? Alfred Hitchcock les daba la misma pasión que a los estrangulamientos. Esta recopilación recorre sus momentos más románticos.

‘Rebeca’, 80 años de una fascinante obsesión

Hitchcock, Joan Fontaine, la 'señora Danvers' y un personaje al que no veremos nunca en pantalla hicieron de ella un título inmortal.

Largos adioses, sueños eternos: las mejores películas de Raymond Chandler

Rendimos homenaje al escritor que llenó la pantalla (y las librerías) de femmes fatales y tipos duros mientras se peleaba con Hitchcock y Billy Wilder.

28 películas de Alfred Hitchcock en Filmin: de peor a mejor

Te faltan dedos para contar todos los peliculones de uno de los mayores maestros de la historia del cine que puedes ver en Filmin. Elige bien con esta guía.