La ‘Deadpool 2’ para menores podría cambiar las películas de Marvel para siempre

La versión expurgada del mercenario bocazas está despertando mucho interés en los altos mandos de Disney. ¿Planearán quitarle al personaje la violencia y los chistes guarros?

Por
06 de noviembre de 2018

Coger una película cuyo mayor atractivo está en darle un giro chungo al género de superhéroes, quitarle sus partes más escatológicas y violentas… y venderla como una película que le da un giro chungo al género de superhéroes sin partes escatológicas ni violentas. Está claro: solo a Ryan Reynolds puede ocurrírsele una cosa así.

La versión de Deadpool 2 con calficación PG-13 (es decir, apta para menores) estará en los cines de EE UU del 12 al 24 de diciembre, y, mientras esperamos ese estreno tan navideño, están saliendo a la luz nuevos datos sobre ella que arrojan luz sobre su título, sobre adónde irá su recaudación y, sobre todo, acerca de los efectos a largo plazo que podría tener sobre los aventureros con disfraz en general… y sobre las películas de Marvel en particular.

Para empezar, esta versión del filme se titulará Once Upon A Deadpool (“Érase una vez un Deadpool”) y Reynolds afirma haberse embarcado en ella con dos condiciones. “Fox llevaba pidiéndome una película PG-13 desde 2006. Yo llevaba diciendo que no desde 2006”, explica el actor y guionista. “Esta vez he dicho ‘sí’ con dos condiciones. La primera, que parte de las ganancias tenían que ir a la caridad. La segunda, que quería secuestrar a Fred Savage”, señala.

Y dicho y hecho: para empezar, un dólar de cada entrada vendida irá a una ONG llamada Fuck Cancer (rebautizada ‘Fudge Cancer’ para mantener el tono libre de palabrotas). Para seguir, Reynolds contó con la exestrella infantil (actualmente más dedicada a dirigir capítulos de series como Modern Family que a actuar) para enmarcar la narración con un guiño a La princesa prometida.

Pero vayamos a lo que realmente importa: las consecuencias de Once Upon A Deadpool sobre la Casa de las Ideas. Según Deadline (vía io9), la respuesta del público a esta versión expurgada “está siendo vigilada muy de cerca por los altos mandos de Disney y Marvel Studios”. Esta web detalla, asimismo, que dicha respuesta puede “determinar la forma en la que [Disney-Marvel] incorpora a Deadpool en sus planes de negocio”. 

Así pues, en el mejor de los casos, esto podría significar que los directores y actores de Marvel podrían tener más manga ancha con sus películas, en busca de un nuevo pelotazo calificado ‘R’. En el peor, Marvel aspiraría a comprobar si el atractivo comercial de Deadpool puede prescindir de la sangre, los tacos, los chistes groseros y, en definitiva, de todo aquello que lo hace único, a fin de reencauzar al personaje tras la compra de Fox. ¿Toleraría Reynolds esta clase de censura para su mercenario bocazas? Esperemos que no: al fin y al cabo, al personaje ya le cosieron la boca una vez…

Josh Brolin quiere volver a Marvel después de Thanos

Pese a que el Titán Loco ya está muerto y desintegrado, el actor espera pasearse de nuevo por el MCU como Cable ('Deadpool 2').

Tim Miller quería a un personaje de los Cuatro Fantásticos en ‘Deadpool 2’

Si los planes del director hubieran salido adelante, el mercenario bocazas se las habría visto con la adorable Cosa de ojos azules.

GIFpool: Los mejores GIFs de Ryan Reynolds

Aprovechamos el 43 cumpleaños de Ryan Reynolds para rendir tributo a nuestro canadiense bocazas favorito (con y sin chimichangas).

¿Será ‘Deadpool 3’ para todos los públicos?

Según el director David Leitch, el nuevo filme del mercenario bocazas podría renunciar (en parte) a los tacos y las guarradas.