‘La bella y la bestia’: Así son los criados de Bestia en forma humana

Emma Thompson, Ian McKellen, Ewan McGregor y el resto del menaje, sin plumas ni engranajes en un display promocional

Por
16 de diciembre de 2016

En la versión animada de La bella y la bestia (1991), la forma humana de Dindón, Lumiére, la señora Potts y demás cacharros antropomórficos del castillo de Bestia era un secreto celosamente guardado, que sólo se revelaba al final de la película. El remake en imagen real que veremos el 17 de marzo parece tener menos reparos en mostrárnoslos: ya que dicho ajuar está encarnado por Ian McKellen, Ewan McGregor, Emma Thompson y otros actores conocidos, ¿por qué no incluirlos en los materiales de promoción del filme, y así, de paso, aprovechar su star power? Dicho y hecho: en este display promocional podemos verlos a todos.

A la izquierda, tenemos a los personajes ‘normales’ de la película: Bella (Emma Watson), Maurice (Kevin Kline), Gaston (Luke Evans) y Lefou (Josh Gad). A la derecha, además de a un Dan Stevens ya con cuernos, podemos ver a la señora Potts (Thompson), Lumiére (McGregor), Dindón (McKellen), Cadenza (Stanley Tucci), Garderobe (Audra McDonald) y al plumero Plumette (Gugu Mbatha-Raw). ¿Por qué Disney ha renunciado a ocultarlos? ¿Les veremos en el prólogo del filme, o en flashbacks? Dentro de tres meses lo sabremos.

Así es la tabla periódica de las canciones Disney

El reportero de la televisión canadiense Justin McElroy ha elaborado la guía definitiva para las melodías de la Casa de Mickey Mouse.

Toda la acción de las películas del MCU en un montaje de dos minutos

De 'Iron Man' a 'Spider-Man: Lejos de casa', este montaje combina escenas de acción de las 23 películas que conforman el universo marvelita (hasta ahora).

¿Cuándo volverán las películas de Marvel? Disney no lo sabe

Bob Chapek, CEO de la corporación, declara que 'no hay previsiones' para poner de nuevo en marcha los rodajes de la Casa de las Ideas.

Disney se plantea llevar más películas directamente a VOD

La major más poderosa de Hollywood anuncia un cambio de estrategia en la era postcoronavirus. ¿Está recrudeciéndose la guerra entre estudios y exhibidores?