La batalla por el guion de ‘Los Nuevos Mutantes’

Según un reportaje de Vulture, Fox estaba tan poco satisfecha con el spin-off de 'X-Men' que se planteó volver a rodarlo de nuevo.

Por
28 de agosto de 2020

Cualquier plató de cine puede convertirse en un campo de batalla: eso es algo que sabemos desde hace mucho. Pero los conflictos también pueden empezar antes del rodaje de un filme, interrumpirse durante la producción y reanudarse, con más saña aún, después del último golpe de claqueta. Según un reportaje de Vulture, esa parece haber sido la historia de Los Nuevos Mutantesun filme que, con cada novedad, va perfilándose como la película de superhéroes más gafe jamás rodada.

Según fuentes (anónimas en su mayoría) citadas por el reportaje, el mayor embolado alrededor de este spin-off de X-Men dirigido por Josh Boone no tiene nada que ver con los retrasos que ha sufrido su estreno. En lugar de eso, señala Vulture, el ojo del huracán habría estado en el guion firmado por el propio Boone y Knate Lee: los ejecutivos de Fox se habrían fiado tan poco de este libreto que habrían fichado a una legión de escritores para que lo reescribiesen sin acreditar.

En plena ebullición por las negociaciones de su fusión con Disney, y con Simon Kinberg (productor habitual de la saga mutante) concentrado en preparar X-Men: Fénix OscuraFox le habría dado luz verde a Los Nuevos Mutantes más por cuestiones de presupuesto que otra cosa: en comparación con el resto de entregas de X-Men, este filme podía rodarse por un presupuesto muy ajustado, hasta el punto de que una de las fuentes la describe como “unos X-Men de saldo”. El problema, añade dicha voz, es que el guion habría faltado a la promesa de Boone de mezclar el terror ochentero con las comedias teen de John Hughes.

Entregado al estudio en 2015, dicho guion habría incluido detalles como un personaje dibujándose grafitis en el pene, y también habría contenido elementos capaces de sacar de sus casillas al fan más encallecido de los ‘mutis’. Entre ellos, la presencia de Tormenta (uno de los personajes más queridos de los cómics) como una “carcelera sádica” que mantiene a los jóvenes protagonistas encerrados en el tenebroso psiquiátrico donde transcurre la historia.

Temiéndose un fiasco similar al de los Cuatro Fantásticos de Josh Trank, la presidenta de Fox Stacey Snider habría ordenado una reescritura de guion Los Nuevos Mutantes, con el objeto de eliminar las partes más jocosas y juveniles de la historia y convertir el filme en un proyecto cien por cien de terror. Entre los mercenarios que se encargaron de esta tarea habrían estado Scott Neustadter Michael H. Weber (que ya habían trabajado con Boone en Bajo la misma estrella), Chad y Carey Hayes (Expediente Warren), Seth Grahame-Smith (productor de It: Capítulo 2Joshua Zetumer (RoboCop).

El proceso fue largo y tortuoso, añade la fuente anónima, porque el estudio le había dado a Josh Boone la libertad para aprobar o rechazar las reescrituras. “Josh y Knate eliminaban los elementos de terror. Entonces [los ejecutivos de Fox] fichaban a otro guionista. Y entonces Josh volvía con las mismas”, señala el confidente, describiendo este proceso como “un ir y venir”.

Dicha partida de ping pong solo habría cesado justo antes del rodaje con la intervención de Scott Frank, cerebro literario en la sombra de las películas de X-Men. Durante una mesa de lectura con Boone y Lee, Frank y el resto de guionistas contratados por Fox habrían sometido al director y su socio a un rapapolvo tal que estos no habrían podido sino ceder a las críticas.

Así pues, Los Nuevos Mutantes entró en producción con un libreto sin apenas nada que ver con el escrito por Josh Boone y Knate Lee. Entonces llegó la fusión de Fox y Disney, que impidió rodar reshoots (según Boone, porque el proceso se dilató tanto que el reparto adolescente del filme ya era irreconocible). Fue entonces cuando los ejecutivos de Fox, insatisfechos con el resultado del filme, propusieron una solución drástica: volver a rodarlo entero, de la primera a la última escena. Según las fuentes de Vulture, uno de estos ejecutivos sentenció: “Podemos tirarla a la papelera, empezar de cero y aun así seguiría siendo la película de X-Men más barata”. Aunque esta idea no se llevase a la práctica, los primeros teasers del filme cuentan con escenas que no han llegado al montaje final.

Para colmo, el destino de Los Nuevos Mutantes resultó igual de aciago, o más, en manos de Disney. Los mandamases de la Casa del Ratón habrían desconfiado mucho de una película así de oscura, imposible de encajar en el Universo Cinematográfico Marvel y con un tono muy distinto al del resto de su catálogo. De hecho, en una entrevista con Collider, Josh Boone ha insinuado que, si su película se ha estrenado en pantalla grande, eso ha sido porque una cláusula de su contrato obligaba al estudio a proyectarla en salas.

Irónicamente, otro de los factores que ha condenado al filme podría ser la clave de su salvación. Hablamos de la pandemia de coronavirus, merced a la cual Los Nuevos Mutantes ha aparecido en una cartelera estadounidense huérfana de grandes estrenos (salvo Tenet). En estas circunstancias, un filme así de barato puede beneficiarse de la escasa oferta para recuperar su presupuesto e incluso convertirse en un éxito. Más aún si lo rodea un aura de ‘película maldita’, como es el caso de esta cinta.

¿Será este el caso del filme de Josh Boone? Habrá que esperar un par de semanas para decirlo. Pero, aun así, válganos esta historia para recordar las mil y una puñaladas traperas que se esconden tras cada estreno de Hollywood.

Disney despedirá a 28.000 trabajadores de sus parques temáticos

Mientras sus ejecutivos vuelven a cobrar sus salarios íntegros, la Casa del Ratón lleva a cabo un drástico recorte laboral entre sus trabajadores.

Disney aplaza a 2022 la D23, su evento para fans más importante

La convención bianual en la que el estudio presenta sus lanzamientos estrella no regresará hasta septiembre de 2022.

Todos los remakes en acción real de Disney, ordenados de menor a mayor calco

El reciente estreno de 'Mulan' nos ha motivado a echar la vista atrás y estudiar la peculiar relación de simbiosis de estos films con los originales.

‘Peter Pan & Wendy’: Yara Shahidi será Campanilla en el remake de acción real de Disney

Jude Law, Alexander Molony y Ever Anderson ya está a bordo de esta nueva adaptación de J.M. Barrie, que dirige David Lowery.