Kristen Stewart ya no es Bella (ni maldita la falta que le hace)

Lejos de desvanecerse con 'Crepúsculo', 'K-Stew' se ha convertido en una de las actrices jóvenes más interesantes de Hollywood. Te damos razones para hacerte fan.

Por
10 de septiembre de 2015

Aceptémoslo: durante cuatro años (los que mediaron entre Crepúsculo -2008- y La saga Crepúsculo: Amanecer – Parte II -2012-) odiarla fue muy fácil. No se trataba sólo de que Kristen Stewart interpretara a Bella Swann, aquella heroína pánfila, sumisa y sin otras aspiraciones que ganarse los amores no-muertos de su Edward (Robert Pattinson, como vampirito con destellitos) mientras le daba achares al licántropo Taylor LautnerHaber protagonizado la saga juvenil más detestada de todos los tiempos (aunque, entre burla y bromazo, seguía recaudando millones en taquilla) podría haber hundido la carrera de cualquier actriz, aplastándola bajo el peso de Stephenie Meyer, de su pacatería y de la consigna “nada de mordiscos antes del matrimonio”.

Pero, por lo que se ve, esta chica nacida en Los Ángeles hace 26 años no es cualquier actriz. Sin ir más lejos, American Ultra (la película escrita por Max Landis (Chronicle)) nos muestra a la Stewart combinando a las mil maravillas con un actor tan poco emotivo, en apariencia, como Jesse Eisenberg. Aunque parezca imposible, la ex de Edward Cullen y el maquiavélico protagonista de La red social resultan totalmente creíbles cuando dan vida a dos tirados de pueblo (porreros y desastrosos, pero enamorados hasta las trancas el uno de la otra) que, por cosas de los giros de guión, acaban inmersos en una trama de espionaje, lavados de cerebro y artes marciales patipatuprimo. Ver a Kristen en esa tesitura resultará una sorpresa de las gordas para quienes la asocien aún con miradas lánguidas y suspiros al infinito o, en el mejor de los casos, con su armadura de Blancanieves y la leyenda del cazador. Pero, para quienes hemos seguido su carrera reciente, supondrá más bien la confirmación de algo que ya sospechábamos: esta chica no sólo sabe actuar, y muy bien además, sino que también va camino de sacudirse el encasillamiento mediante una suma de decisiones sorprendentes y aguerridas, tanto en su carrera como en su vida personal. Echémosles un vistazo.

Hasta los Razzie le piden perdón

kristen_en_camp_x-ray

Los ‘anti-premios’ más temidos de la industria del cine estrenaron una nueva, e insólita, categoría honorífica: el Razzie RedentorSe trata de un desagravio con el que los Golden Raspberry Awards aclaman a aquellos ‘ganadores’ de sus anteriores ediciones que, o bien han conseguido encarrilar sus carreras, o han demostrado de una vez por todas que sí tienen talento. El primer actor en llevarse dicho trofeo ha sido Ben Affleck (quien, tras darlo todo y más en Perdida, se lo merecía de sobra), pero entre los candidatos también se hallaban Keanu Reeves (por John Wick), Mike Myers (por haber dirigido el documental Supermensch)… y una Stewart que, a juicio del comité organizador, se merecía un aplauso por su papel protagonista en Camp X-RayEsta película indie sobre la prisión de Guantánamo no sólo supuso la reválida crítica para Kristen, sino que también conmovió al mismo jurado que la había nominado cinco veces (dos en solitario, y tres como miembro de la Peor Pareja del año) y que, sólo dos años antes, le había hecho entrega de una ‘frambuesita’ por su papel en Blancanieves… Porque, visto lo visto en la pantalla, la cosa era como para pensárselo dos veces.

“¿Qué dices que le pasa a mi nariz?”

landscape-1436470179-kristen-stewart-august-2015-marie-claire-cover

Al igual que Cara Delevingneotra de esas estrellas jóvenes y poco convencionales que están dándole salero a Hollywood, Kristen Stewart tiene lo que se llama ‘una cara con ángel’: fíjate en sus fotos, y dinos si puedes resistirte a observarlas detenidamente, aunque sólo sea durante unos segundos. Ahora bien, de la misma forma que la ex modelo de Ciudades de papel Escuadrón Suicida, su belleza se aleja mucho de los liofilizados cánones de la industria. Tal vez ese cuerpecillo huesudo, esa nariz prominente, esa mandíbula y esas cejas (¡otra conexión Delevingne!) motivaran a la directora Catherine Hardwicke a escogerla para Crepúsculo, pensando que daría el pego como una chica acomplejada y del montón. Pero lo que pocos se imaginaban era que Stewart prescindiría de disimular esos rasgos, convirtiéndolos por el contrario en cimientos de su imagen pública. Según prueban sus fotos de alfombra roja (y su trabajo como imagen de marca para Chanel) poca falta hacen el bisturí y la silicona donde hay estilo y desparpajo. Por otra parte, las imágenes más informales de la actriz delatan que ésta prefiere un look tirando a macarra cuando va de calle: por nosotros, perfecto, siempre que no rescate aquellas camisas de franela a cuadros…

Eisenberg: la pareja ideal

kristen

Como sabemos, la relación entre Stewart y Robert Pattinson acabó como el rosario de la Aurora, con adulterio incluido. Cotilleos aparte, eso no nos quita el sueño, porque Kristen y su ex (quien, a todo esto, también ha sabido reciclarse como actor de culto) nunca tuvieron una conexión especial frente a la cámara. Si la actriz tiene un compañero de trabajo perfecto, ese es Jesse Eisenberg: no lo decimos sólo por American Ultra, aunque la interacción entre ambos sea el punto fuerte de la película, sino también por Adventureland. En esta película de Greg Mottola (Supersalidos), Jesse y Kristen funcionaron juntos a las mil maravillas, dándole el punto amargo a una comedia sobre el fin de la juventud y los trabajos cutres de verano. Tras adelantarnos de esa forma lo que ambos podían dar de sí, el dúo ya está rodando el próximo proyecto de Woody Allen… y ha dado una prueba de su potencial cómico con un sketch para Funny Or Die! en el que ponen en solfa al periodismo de cine y sus preguntas sexistas. Tenéis razón, chicos: nunca volveremos a preguntarle a una intérprete cuál es su teta favorita. Pero, por favor, no dejéis de actuar juntos…

Sabe hacer reír a Juliette

cdn.indiewire

En 1939, Ernst Lubitsch promocionó su Ninotchka con el eslogan “¡Garbo ríe!”. Y, de la misma manera, Olivier Assayas hubiera podido anunciar Viaje a Sils Maria como la película en la que dos actrices tan serias como Kristen Stewart y Juliette Binoche compartían sonrisas cómplices, colegueo fino y, a veces, incluso carcajadas. La película dista de ser una comedia (resulta más bien una reflexión existencial sobre la fama, la verdad en el cine y todas esas cosas tan ‘de autor’) pero, seguramente, el recuerdo que más de un espectador se llevó de la sala fue el de la espontaneidad sin complejos que despliegan sus protagonistas. Nuestro momento favorito: cierta conversación sobre el cine de superhéroes, en la que a Assayas se le notaba su condición (asumida orgullosamente) de fan de los X-Men. Si sumamos lo mucho que se lució Chloë-Grace Moretz en el mismo filme, podemos decir que Viaje a Sils Maria demuestra los poderes que despliegan ciertos rostros hollywoodienses cuando se les da un material en condiciones. Y, también, que si a Kristen se le tuercen alguna vez las cosas en EE UU, muchos directores europeos estarán encantados de trabajar con ella.

Su vida es su vida

kristen-stewart-coachella

A continuación, otro hecho de dominio público: a todos los efectos, Stewart tiene por pareja oficial a Alicia Cargile, la que fuera su secretaria. Pero eso no quiere decir que esté dispuesta a convertir su relación en carne de tabloide, o a entregarle a la prensa informes sobre sus preferencias, sean éstas las que sean. Cuando la revista de moda Nylon sacó a relucir su posible lesbianismo o bisexualidad en una entrevista, la respuesta de la actriz fue: “Búscame en Google. Yo no me escondo”. Stewart proseguía afirmando que sentaría cátedra sobre el tema “cuando haya montado una fundación, o sienta que tengo algo importante que decir”, pero que, por ahora, se ve a sí misma como “una chavala que hace películas”.  ¿Seguirá el ejemplo de Jodie Foster, junto a la que trabajó en La habitación del pánico siendo una cría? Cualquiera sabe. En cualquier caso, aunque esta actitud le haya granjeado críticas bien argumentadas, nosotros la respetamos mucho: por ahora, a las actrices bisexuales de Hollywood les siguen lloviendo acusaciones de buscar publicidad o de estar pasando por ‘una fase’. Y, además, las mil y una fotos de paparazzi en la que Cargile y ella aparecen muy amarteladas (además de luciendo un look skater muy favorecedor) lo dejan todo blanco y en botella, máxime en una época en la que vivir un amorío con alguien de tu mismo sexo no debería ser un secreto culpable. “En tres o cuatro años, habrá mucha más gente que no sentirá la necesidad de saber si alguien es hetero o gay”, afirma. Y suponemos que sabe de lo que habla.

Ha sido Joan Jett

Cara de pocos amigos, ambigüedad (o más bien versatilidad) en las cosas del fornicio, declaraciones como “Sería ridículo si dijera que no soy feminista…”. A estas alturas, está claro: Stewart era la persona indicada para interpretar a Joan Jett, la matriarca del rock ruidoso, femenino y guitarrero. Aunque The Runaways (el filme de 2010 dirigido por la videoclipera Floria Sigismondi) no fuese para tirar cohetes, fue todo un puntazo ver a aquella que, por entonces, sólo era ‘la novia de Edward’ marcándose el riff de Cherry Bomb como si tal cosa. Y, por otra parte, también fue muy deleitoso ver esas escenas en las que ella y Dakota Fanning desplegaban compañerismo, amistad, intimidad en el camerino y un par de morreos bien dados. Según recuerda ahora la Fanning, Kristen andaba de los nervios en aquella época: “Por entonces, todo el mundo se metía con ella”, comenta Dakota. “[Kristen] daba a entender que no le importaba, pero yo la conozco y sé que le importaba mucho: la gente creía saber quién era, cómo era, y eso la ponía enferma”.

No se arrepiente de nada

kristen_stewart_patti_smith

Tras todo lo anterior, uno puede suponer que Stewart no quiere ni oír hablar de Crepúsculo, sus secuelas y sus twihards, ¿verdad? Al fin y al cabo, va camino de convertirse en una actriz de esas que compaginan el gancho underground con los buenos resultados en taquilla, y ya no necesita ganarse a los fans para seguir en el candelero… Pues va a ser que estamos equivocados, y que Kristen se siente orgullosa de todo aquello. O, mejor dicho, “absoluta y jodidamente orgullosa”según declaró en una charla con Patti Smith para Interview. Conversando con la músico y escritora, nuestra protagonista admitió que el rodaje de la saga “tuvo momentos altos y momentos bajos”, pero también añadió que, tras haberse dejado la piel en el plató durante cuatro años, no está dispuesta a renegar:  “No puedo decir que Crepúsculo no tiene nada que ver con Siempre Alice o con Sils Maria: tienen todo que ver entre ellas. Son lo que yo soy”. Smith, por su parte, aplaudió su sinceridad y remachó con una frase de las suyas: “Si la gente no acepta las películas de Crepúsculo por lo que son… en fin, ¡que les den!”.

Hace la higa como nadie

kstew

¿Hay algún talento de Kristen Stewart que todavía no hayamos glosado? Pues sí: la actriz es especialista en mandar a paseo con un sencillo gesto a los fotógrafos incordiantes. Si bien es cierto que muchas estrellas de Hollywood dominan este difícil arte, Kristen se prodiga en él con inusitada frecuencia y gran habilidad, hasta el punto de que podríamos hacer una galería entera sólo con imágenes en las que usa su índice (sobresaliendo airoso de su puño derecho) para indicarle al paparazzi de turno que puede irse al guano con viento fresco. O que se suba y baile. O… En fin, está claro: además de todo lo anterior, Kristen Stewart es la actual campeona de Hollywood en el arte de hacer la higa.

Kristen Stewart y Jesse Eisenberg no quieren preguntas sexistas

Los protagonistas de 'American Ultra' tienen un mensaje para los periodistas que les hacen entrevistas: dejad de caer en lugares comunes sexistas según el género del entrevistado.

‘American Ultra’: Nuevo tráiler con Jesse Eisenberg y Kristen Stewart superfumados

El director de 'Project X' y el guionista de 'Chronicle' presentan la historia de un 'fumeta' que pasa de todo hasta que descubre que tiene habilidades letales a lo Bourne.

Tráiler de ‘American Ultra’, con Jesse Eisenberg y Kristen Stewart

Un 'fumeta' descubre que, en realidad, es un especializado asesino implacable fruto de experimentos del Gobierno, lo que le pone en busca y captura. Y no es ninguna paranoia.

Kristen Stewart, “jodidamente orgullosa” de ‘Crepúsculo’

Pese a las críticas y las bromas, la actriz no se avergüenza del serial de vampiros castos, sino todo lo contrario.