Kristen Stewart: de novia emancipada a estrella líquida

En 'Seberg' (Filmin), 'K-Stew' interpreta a la actriz de 'Al final de la escapada'. Recordamos las razones que hacen de su carrera algo tan especial.

Por
03 de abril de 2020

De ídolo teen a actriz que se juega su carrera a cada paso, dentro y fuera del mainstream: la carrera de Kristen Stewart tiene muchos paralelismos con la de Jean Seberg, aunque su biografía no se acerca ni de lejos al rosario de tragedias que acabó con la actriz de Al final de la escapada.

Ahora que Seberg, el biopic dirigido por Benedict Andrews que se estrena en Filmin, nos muestra a la ex ‘chica Crepúsculo’ como el icono de la Nouvelle Vague (y de las películas de Otto Preminger), repasamos las razones por las que nos parece tan especial.

Estrella emancipada

Descubierta con La habitación del pánico (2002) con apenas 10 años y consagrada gracias al éxito de la saga Crepúsculo, parecía destinada a ser una novia de América a lo Julia Roberts. Pero, al igual que Robert Pattinson, enseguida decidió emanciparse entregándose a proyectos arriesgados, sin perder pie en el mainstream.

Actitud punk y zumos veganos

Desde la mítica Adventureland (2009), que se rodó antes que Crepúsculo, donde lucía camiseta de Hüsker Dü, Stewart se ha prodigado en clips, paseado look desastrado y mostrado el dedo medio a periodistas y paparazzi, amén de encarnar a Joan Jett en la infravalorada The Runaways (2010). Pero su actitud rebelde no viene acompañada de excesos conocidos.

Conexión francesa

Además de ser imagen de Chanel, a menudo con looks indescifrables, se dio un chapuzón francés en Viaje a Sils María (2014), y obsesionó tanto a su director, Olivier Assayas, que este ideó Personal Shopper (2016) como una postmoderna deconstrucción del mito: Stewart aparece en la película como mujer (desnuda), estrella (con la fama simbolizada por un vestido plateado), y actriz peculiar.

El eterno mohín

Recién consagrada como mejor actriz de la década por la Hollywood Film Critics Association, Stewart ha patentado una manera de actuar inhibida, en la que florecen sutiles tics característicos y que básicamente consiste en ser ella misma. Su papel en Certain Women (2016) quizás sea el que mejor ejemplifica su particular método.

Sexualidad fluida

Romper con Robert Pattinson, un amor a caballo entre la ficción y la realidad, la llevó a buscarse a sí misma en una serie de relaciones con chicas, desde su amiga y consejera Alicia Cargile a la modelo Stella Maxwell, pasando por las cantantes Soko y St Vincent, que se suceden de manera aparentemente indolora, y que incluso podrían compartir el espacio-tiempo a la manera poliamorosa. Que se declarara gay en Saturday Night Live para fastidiar a Donald Trump (su principal detractor), también fue un gran ejemplo para las nuevas generaciones.

Modernidad líquida

Pruebas últimas de que, parafraseando al fallecido sociólogo Zygmunt Bauman, Stewart es un icono para la «generación líquida» son Come Swim y The Chronology of Water. Lo primero es un corto animado a partir de sus propias pinturas, además de escrito y dirigido por ella, que puede verse como una oda al agua, mientras que lo segundo será su salto al largo como realizadora, una adaptación de la novela autobiográfica de Lidia Yuknavitch, una mujer castigada por la vida que superó sus traumas tirándose a la piscina.

Kristen Stewart interpretará a Lady Di en ‘Spencer’ de Pablo Larraín

Después de 'Seberg', la actriz sumará otro personaje histórico a su galería de interpretaciones.

El romance lésbico de Kristen Stewart se pone en marcha

'Happiest Season' será la nueva película LGBT que llegará el próximo 20 de noviembre a todo el mundo.

Emma Watson, Kristen Stewart, Claire Foy… Las estrellas de cine del Calendario Pirelli 2020

La diva española Rosalía también participa en la nueva edición, titulada 'Looking for Juliet' ('Buscando a Julieta').

Kristen Stewart recibió presiones para no salir del armario

'Alguien me dijo: 'Si no le das la mano a tu novia en público, tal vez salgas en una película de Marvel'.