John Cena: el hombre que hace lucha libre con la comedia

Aunque más conocido por luchador que por actor, John Cena ha empezado a destacar como un interesante actor cómico.

Por
18 de enero de 2020

Entre los estereotipos absurdos, uno de los menos refutados es el del chad. El jugador de algún deporte en el instituto, absurdamente musculado, más bien imbécil, cuya cima vital es alcanzada a los diecisiete años, cuando todo el mundo le tiene demasiado miedo o admiración como para señalarle que en realidad tendrá que vivir sesenta años más siendo nadie. Pero eso es un estereotipo. El interés de una persona por cultivar su cuerpo no tiene nada que ver con sus capacidades intelectuales. Y en consonancia, tampoco con sus capacidades para hacer humor. Algo que nos ha demostrado sobradamente un hombre que, sin haber renunciado a la definición de sus músculos, ha sabido reconvertirse, exitosamente, en un actor de comedia: John Cena.

John Cena, nacido como John Felix Anthony Cena Jr. el 23 de abril de 1977, antes de ser actor, fue fisioculturista y conductor de limusinas hasta que, en el año 2000, emprendió la carrera por la que se haría famoso: luchador de wrestling. Entrando a trabajar en la WWE, por entonces todavía la WWF, tuvo un ascenso lento, pero seguro, hasta convertirse en uno de los deportistas más reconocidos y queridos de EEUU. 

Eso no significa que no coqueteara con el humor mucho antes de dar el salto al cine. En la WWE, antes de ser John Cena, fue conocido por el gimmick de Doctor of Thuganomics, un rapero bocazas abonado a la violencia con salidas muy desconcertantes. Algo que mantuvo, de forma irregular, cuando pasó a ser conocido simplemente como John Cena, luchador invencible muy querido por los niños, al adoptar una actitud más irreverente, más sarcástica, convirtiéndose en una suerte de Superman humano, todo bondad y violencia justificada.

Entrando ya en materia, su salto al cine se produjo en 2006 cuando la compañía quiso explotar su marca personal bajo la división de producción fílmica de la WWE, la WWE Studios. Eso dio como resultado una serie de películas dramáticas como The Marine, 12 Rounds, Legendary o The Reunion de éxito desigual de la cual sólo The Marine, con seis entregas a su espalda, conocería un éxito arrollador en el directo a vídeo. Algo que produjo que, en 2011, Cena no sólo dejara la compañía, sino que empezara a dirigir sus pasos hacia pastos más verdes.

Sus primeros pasos como actor cómico fue en una película para televisión, Fred: The Movie. Allí hacia del padre imaginario del protagonista, Fred Figglehorn, un personaje nacido en Youtube con una vida más que surrealista, demostrando una sintomática alergia a las camisetas que le hacía ir siempre con el pecho desnudo e intentara apoyar a su hijo con constantes gritos y usos de llave de lucha libre para hacerle creer en sí mismo. Un método educativo que, por otra parte, nos cuesta apoyar.

En cualquier caso, las dotes cómicas de Cena no destacarían para el público hasta que se pusiera a las órdenes de Judd Apatow en Y de repente tú. 

A pesar de tener un papel muy secundario, supo aprovecharlo. Haciendo de un amante del cine, la disonancia entre su aspecto y su personaje, ligeramente intelectual, bastante sensible, todo torpeza, hizo que se convirtiera en el principal reclamo al protagonizar las escenas más graciosas de la película. Algo que la promoción de la misma explotó con clarividencia al darle una importancia que luego, en la propia película, no tenía ni por accidente. 

En cualquier caso, su aparición en Y de repente tú le sirvió para posicionarse como un actor cómico a tener en cuenta. Especialmente aquellos papeles secundarios donde no tuviera que hacer mucho más allá de posar con su, admitámoslo, imponente físico. Ese fue el caso de Hermanísimas, de Jason Moore, donde haría de Pazuzu, un traficante de drogas que hace poco más que prestar su presencia a un guión endeble, pero también de las dos entregas de la saga Padres por desigual, donde se limitaría a hacer de novio guaperas, antagonista inadvertido de los protagonistas, donde lo único importante es su presencia y cómo da pie a sus compañeros de reparto a hacer humor, de nuevo, bastante endeble. 

Eso no significa que la carrera de Cena hasta el momento sea la de papeles inocuos en comedias de segunda. No cuando existe #SexPact. Una excelente comedia dirigida por Kay Cannon sobre tres padres que intentarán, por todos los medios, que sus hijas no pierdan la virginidad el día de la graduación de su instituto.

Muy humana, marcadamente progresista y con unos actores llevando al límite un guión descacharrante, Cena consigue robarles completamente el foco a sus compañeros. Haciendo de padre de físico superlativo, sobreprotector y extremadamente sensible, llorando por cualquier minucia, tanto la directora como el guión saben explotar tanto la imagen de Cena como las contradicciones que esta genera, algo que él sabe aprovechar dando una muy convincente y muy graciosa actuación de un padre bien intencionado, pero torpe, que intenta por todos los medios hacer lo mejor para su hija, aunque sin su hija. 

Pero su carrera no acaba en el cénit que es #SexPact. Cena también ha conseguido destacar en el mundo donde han de curtirse las celebridades: poner voz a un dibujo animado para niños. Ese fue el caso de Ferdinand, donde puso voz al toro homónimo, un animal tan grande e intimidante como sensible, siguiendo de ese modo con la clase de papeles a los cuales Cena ya nos tiene acostumbrados: un perfecto conflicto entre la imagen que proyecta su físico y lo que es realmente la persona.

Algo que suponemos continuará en su siguiente papel, Jugando con fuego, donde hace de un bombero que ha de ocuparse de tres niños tras un accidente y que llega ahora a nuestras carteleras. Aunque, bien es cierto, esperamos algo ligeramente diferente de su próximo papel en el reboot del Escuadrón Suicida, donde hará un papel que James Gunn concibió originalmente para Dave Bautista.

Todo lo anterior demuestra que la carrera como actor cómico de Cena no ha hecho sino más que empezar a despegar. Algo que, quizás de una vez por todas, ayude a desterrar la idea de que alguien, si es cachas, se ha dejado el cerebro y el sentido del humor en el camino al gimnasio.

La familia no para de crecer en el tráiler de ‘Fast & Furious 9’

Justin Lin vuelve a la franquicia para dirigir la novena entrega, que enfrentará a Dom Toretto con los fantasmas de su pasado.

John Cena se une a ‘Fast & Furious 9’

Tras varios rumores, el exluchador de la WWE se une a la familia de Vin Diesel para la novena entrega de la franquicia, que dirige Justin Lin

Dave Bautista podría haber abandonado ‘Escuadrón Suicida’

John Cena podría reemplazar a Dave Bautista en el 'Escuadrón Suicida' que James Gunn prepara para el Universo DC

Jennifer Lawrence y Amy Schumer bailan en un concierto de Billy Joel

Las dos actrices, que actualmente trabajan juntas en la escritura de una comedia sobre hermanas, se suben al escenario para bailar durante la interpretación de 'Uptown Girl'.