¿Quién debería ganar el Oscar: Joaquin Phoenix o Robert Downey Jr.?

Los protagonistas de 'Vengadores: Endgame' y 'Joker' suenan fuerte para ser nominados. ¿Podremos elegir entre ellos sin rompernos el corazón?

Por
02 de octubre de 2019

Fans del cine de superhéroes, tenemos dos noticias para vosotros. Y, como ordena la tradición, una es buena y la otra es mala. La buena es que, por primera vez, dos actores suenan para una nominación (y quién sabe si un premio) en los Oscar 2020. La mala: que ambos son dos talentos enormes muy apreciados y queridos por el fandom. Se trata de Robert Downey Jr. (Vengadores: EndgameJoaquin Phoenix (Joker).

El caso de Downey Jr. ha sido planteado muchas veces desde el estreno de Endgame, con Jon Favreau, los hermanos Russo Vanity Fairy la productora Trinh Tran rompiendo lanzas a su favor en los medios. Medios de prestigio como Vanity Fair se han manifestado en su favor, insistiendo en un detalle ya mencionado por Favreau y otros: el actor no se merece el premio solo por su última película para Marvel, sino también por lo bien que ha plasmado la evolución de su personaje durante la friolera de 11 años (la primera entrega de Iron Man se estrenó en 2008).

En cuanto a Phoenix, pues qué vamos a decir. A Joker la avala su inesperada victoria en el Festival de Venecia, y no solo se ha anticipado una nominación para su actor protagonista, sino incluso una candidatura para Todd Phillips como director y otra para el filme como mejor película de 2019. ¿Palabras mayores?

El caso se complica si recordamos que, además, tanto Downey como Phoenix no han ganado nunca un Oscar pese a tratarse de dos de los mejores actores vivos en Hollywood. El primero, y mayor de los dos, solo ha recibido dos nominaciones en toda su carrera. La primera, en 1993 por Chaplin (un biopic plomizo y bastante olvidado, pese a que él bordase el papel protagonista). La segunda, en 2008 por su descacharrante papel en Tropic Thunder: irónicamente, aquel año ganó Heath Ledger (a título póstumo) por encarnar a cierto payaso asesino.

Vale que, como él mismo reconoce, Downey ha dejado pasar muchas oportunidades por culpa de su lado gandalla, pero que la Academia ignorase sus interpretaciones en Golpe al sueño americano, Vidas cruzadas Asesinos natos no tiene perdón.

El caso de Phoenix es algo menos sangrante, porque ha aspirado a la estatuilla tres veces en algo más de una década. Pero las nominaciones por Gladiator (en 2001), En la cuerda floja (en 2006) y The Master (en 2006) se quedaron solo en buenas palabras. Además, otras cumbres de su carrera como Her Two Lovers no rozaron siquiera la candidatura. ¿Que no hay derecho? Pues no, la verdad.

Llegados aquí, reconozcamos que Joaquin Phoenix es el que parte con más ventaja en la carrera. No solo porque Joker pueda alardear de haberse llevado un premio en Venecia, sino también por el carisma del personaje principal. Si, “personaje” y no “actor”, en este caso. Recordemos que, hasta la fecha, el único actor que ha ganado el Oscar por una cinta de superhéroes ha sido Heath Ledger, por su interpretación del supervillano en El caballero oscuro. Dado que aquel premio fue a título póstumo, es posible que la Academia decida quedar bien nominando a Phoenix, e incluso premiándole.

¿Qué tendrá el Príncipe Payaso del Crimen para tentar así a los académicos? Cualquiera sabe: lo mismo se ven identificados. Pero, bromas aparte, es verdad que Tony Stark tiene mucho menos presencia en la conciencia colectiva. Si bien el trabajo de Downey ha elevado la popularidad del personaje a extremos insospechados, también es cierto que el rol ofrece muchas menos oportunidades que el archienemigo de Batman para volverse loco delante de una cámara. Y, aunque nos duela algunos, Endgame ha tenido mucha menos resonancia como acontecimiento cultural que Joker. Como acontecimiento financiero, ya lo sabemos, es otra historia.

Así pues, lo único que está igualado (según se mire) en esta carrera es el talento de los dos intérpretes. O mucho nos equivocamos, o las nominaciones que reciba Vengadores: Endgame pertenecerán a esa variedad apodada ‘gracias por habernos hecho ganar tanta pasta’, lo que reduce bastante las posibilidades de Downey para convertirse en el primer actor que gana un ‘hombrecito’ por una película de Marvel. Phoenix, en cambio, llegará arropado por grandes titulares y con un premio de prestigio internacional en la mano… lo cual podría no servirle de mucho frente a rivales en potencia como Brad Pitt (Ad Astra, Érase una vez en Hollywoodo, mira qué ironía, Christian Bale por Le Mans 66. 

¿Cuál es nuestra postura aquí? Pues una muy sencilla: nos gustaría ver a Robert Downey Jr. y a Joaquin Phoenix nominados por sus películas. Así, antes de la ceremonia, podríamos soltar un “que gane el mejor” antes de ponernos a aclamar como forofos a nuestro favorito. Y si ninguno de los dos se lo lleva… pues no nos importaría tanto, porque muchas batallas memorables entre superhéroes y supervillanos han acabado en tablas.

Almodóvar, De Niro y Joaquin Phoenix, contra el regreso a la normalidad

19 premios Nobel, así como numerosas personalidades del cine, firman el manifiesto impulsado por Juliette Binoche contra el regreso a la sociedad de consumo.

20 aniversario de ‘Gladiator’: el rodaje más trepidante de la historia del cine

Máximo (Russell Crowe) y Cómodo (Joaquin Phoenix) se enfrentaban en la arena del Coliseo hace dos décadas, ante la atenta mirada del realizador Ridley Scott.

Joaquin Phoenix podría haber sido Batman en la película de Darren Aronofsky que nunca existió

El director de 'Réquiem por el sueño' tanteó el proyecto en el 2000, pero Warner se negó al no convencerle el actor que había escogido.

El activismo del Joker: Joaquin Phoenix producirá un documental contra la explotación animal

Durante la carrera de premios que se saldó con un Oscar a Mejor actor, el intérprete lanzó sus reivindicaciones siempre que tuvo oportunidad.