“Incómoda” e inspirada en ‘La máscara’: así habría sido la ‘Venom’ de Josh Trank

A punto de estrenar 'Capone', con Tom Hardy de protagonista, el director habla de la versión del simbionte pringoso que estuvo a punto de firmar.

Por
08 de mayo de 2020

Entre los denuestos y juramentos que Josh Trank emitía hace poco contra Hollywood, había donde elegir. Estaban los relativos al rodaje de Cuatro Fantásticosclaro, y también los que aludían a esa Star Wars de la que se fue para que no le echaran. Pero también sorprendía su referencia a esa versión de Venom que –afirma– llegó a elaborar para Sony y que el productor Matt Tolbach le tiró para atrás. Ahora que el director regresa con Caponeprotagonizada precisamente por Tom Hardy, ComicBookMovie le ha preguntado por cuál era su plan para el simbionte pringoso.

“Es gracioso porque se ha cerrado el círculo –bromea Trank–. Cuando Tom me dijo que iba a hacer Venom, yo le dije: ‘¡yo iba a rodar Venom!”. En términos mucho más moderados que antes, el director pasa a explicar el origen de su adaptación frustrada: “Después de que se estrenara Chronicleyo estaba teniendo reuniones con todo el mundo, y una de ellas fue con Amy Pascal y los ejecutivos en jefe de Sony”, explica. “Les había encantado Chronicle y querían encontrar un proyecto con posibilidades, y a mí se me ocurrió Venom de golpe”.

Tal vez Josh Trank no haya destacado (hasta ahora) por su sentido del humor, pero resulta que su referente para Venom era nada menos que La máscara, la comedia destrozona de 1994 que impulsó a Jim Carrey Cameron Diaz al estrellato. “Esto podría haber sido una síntesis realmente guay de todo lo que me gustaba de La máscara incorporado al trasfondo de este personaje Marvel tan icónico”, prosigue. Recordemos que, en La máscara, el personaje de Carrey adquiría tanto poderes metamórficos como una rampante locura gracias a una antigua careta vikinga (la máscara de Loki, para ser exactos).

“Nos embalamos, hicimos un trato y yo estaba excitadísimo”, prosigue Trank, indicando que su socio en el proyecto era su amigo el director y guionista Robert Siegel, que fue redactor jefe de la web satírica The Onion. Juntos, trabajaron para que su retrato de Eddie Brock fuera lo más transgresor posible, y se encontraron con que a Sony no le hacía gracia la idea. “Yo creía que esta era mi oportunidad de hacer algo realmente transgresor, en el sentido de tener esta historia muy detallada y súper incómoda con la marca de una película de superhéroes para todos los públicos”, continúa Trank. “Les entregamos el tratamiento de guion y no les gustó. Eso lo dice todo, pero la ironía es que Tom [Hardy] terminó haciendo la película más tarde”.

Tras aquel mal paso (que le llevó a dirigir Cuatro Fantásticos, con los resultados que todos conocemos), Josh Trank reconoce que no ha visto aún la Venom dirigida por Ruben Fleischer que resultó un éxito sorpresa en 2018. “He sido el único montador de Capone, así que tenía trabajo con mi propia película de Tom Hardy y no quería dejarme influir”, señala. Pese a ello, está convencido de que el actor inglés habría sido perfecto para su versión del personaje: “Habría usado el registro perfecto de Jim Carrey en La máscara para Eddie Brock y Venom. Me alegra mucho que [la película de Fleischer] saliera así de bien”.

John Trank deja las redes sociales tras amenazar a un acosador en Twitter

'Dímelo a la cara y te doy de h*stias', le espetó el director de 'Cuatro fantásticos' y 'Capone' al otro usuario antes de borrar sus cuentas.

Manchas en el expediente: 17 directores de cine que reniegan de sus películas

De Kubrick a Fincher, de Lynch a Godard, todos los grandes cineastas tienen 'esa' película que no quieren que veas.

Josh Trank quería una actriz negra para la Mujer Invisible de su ‘Cuatro Fantásticos’

Tras ver hundida su carrera por el fracaso de esta película, el director ha puesto en pie una propuesta tan inclasificable como 'Capone'.

Primeras críticas de ‘Capone’: “Como ‘El irlandés’ dirigida por Lynch”

Los expertos anglosajones no se ponen de acuerdo con la película de Josh Trank salvo para destacar su ambición y la interpretación de Tom Hardy.