Ignacio Vilar: “Hago cine porque primero hay que vivir, y después contar lo que has vivido”

¿A qué suena la Costa da Morte? A viento y marea. Así lo recoge Vilar en su sexto largometraje, 'Sicixia', que llega a cines el 25 de noviembre.

Por
25 de noviembre de 2016

ETIQUETAS:

  • Sicixia, dícese de una circunstancia astronómica en la que sol, tierra y luna se alinean, provocando las mareas vivas. Así se llama la sexta película de Ignacio Vilar (A esmorga), una historia de amor entre Xiao (Monti Castiñeiras), ingeniero de sonido, y Olalla (Marta Lado), cosechadora de algas. Y, sobre todo, una historia de amor entre su director y la Costa da Morte, sus costumbres, su gente y, sobre todo, su sonido. Sicixia se estrena el 25 de noviembre y nosotros hemos podido hablar con el director sobre el proyecto y su protagonista principal: la cultura gallega.

    ¿Cómo te embarcaste en esta nueva producción?

    Hace más de 20 años recorrí la Costa da Morte a pie. Fue una de las experiencias más gratificantes de mi vida, por su gente, la naturaleza, el sonido… Siempre supe que quería compartir todo aquello que me transmitió esa parte de La Coruña, lo que sentí allí. Y, 20 años después, he cumplido ese sueño. Si tuviera que definir Sicixia, lo haría como un paseo por al amor y la Costa da Morte. Y, de paso, reivindico una película de John Huston, Paseo por el amor y la muerte, que tiene que ver con mi filme. Toda imagen remite a otra, y yo estoy lleno de imágenes de otros directores.

    Hablabas de la importancia del sonido. Precisamente el protagonista masculino se dedica a captarlo.

    El sonido fue una pieza fundamental para el proyecto. En ese recorrido que hice hace años, entre Cabo Vilán y Camelle, está uno de los lugares más vírgenes y hermosos que quedan en Europa. No hay civilización. En medio del camino, me cogió una tormenta, con olas de 4-5 metros, sin lugar donde resguardarme. De todo ese recorrido de la Costa da Morte, lo que recuerdo después de tantos años es ese sonido. Así que qué mejor que convertir al protagonista en ingeniero de sonido. Además, tenía a Monti Castiñeiras para hacer de Xiao, un actor consagrado, con experiencia y una atracción especial. Había trabajado con él en mi primera película, Ilegal.

    2016032501011457811

    En cambio, la protagonista femenina cosecha algas.

    Sí. Hace tres años, cuando me puse a desarrollar esta historia, descubrí una empresa, Porto Muiños, que ha conseguido introducir las algas en los restaurantes de alta cocina de todo el mundo. Fui con ellos a coger algas y me quedé impresionado. Y luego está Marta Lado, la protagonista, que es de Finisterre. Para mí, el sonido no es sólo el del mar o el viento, sino también el de la gente; la riqueza que tiene nuestro idioma en la Costa da Morte. Esa variedad dialectal tiene que ver con el lugar en el que viven. Por ejemplo, en Ézaro hay una cascada que cae al mar, y se dice que por eso la gente sesea como el viento. Me interesaba captar todos esos sonidos, esa comunión entre los habitantes, el idioma y la naturaleza.  

    ¿Y eso de que trabajaste sin guión?

    Para mí era fundamental vivir la Costa da Morte plenamente, con la libertad que te da el no tener guión. Si logras salir de esa, el resultado es impresionante, porque la historia se va creando en la medida en la que la vas viviendo cada día. Era un riesgo, la primera vez que lo hacía, pero este relato lo requería. Para mí, esta película fue “ir a pescar, y a ver qué pasa”. Por ejemplo, un personaje me contó la leyenda de Buserana, que resultó ser la que marcaría toda la historia, y fue algo casual.

    Fue casi como un documental.

    Más como una ficción sumergida en la realidad, porque lo que importa es la ficción. Todos los personajes reales están al servicio de la historia de los protagonistas. Las palilleiras de Camariñas o las berberecheiras son mujeres combativas que luchan por sus derechos. Y eso tiene mucho que ver con lo que le está pasando a Olalla. Pero para que todo esto funcione, es fundamental el trabajo previo al rodaje. Estuve seis meses allí, conociendo el lugar, la gente, hablando con ellos, yendo con los mariscadores, con los percebeiros. Yo hago cine porque primero hay que vivir, y después contar lo que has vivido.

    Sicixia-_-PhotoFilm

    ¿Qué importancia tiene Galicia en tu trabajo?

    Es fundamental. Mi tierra me ha dado una cultura, un idioma, una forma de ver el mundo diferente, y hay que reivindicarla y mostrarla internacionalmente. Además, la industria cinematográfica gallega está creciendo; tenemos técnicos, actores y actrices que nos ha costado formar. Hicimos en los 90 muchos cortos en cine, y ahora estamos recogiendo los frutos que hemos ido cosechando. El cine gallego está dándose a conocer, también en España.

    ¿Algún proyecto futuro?

    Ahora mismo estamos en plena promoción, lo hacemos todo nosotros, nuestra productora. La de Sicixia será la campaña más grande en la historia de Galicia, en plan superproducción. Imagínate el tiempo que tienes que dedicar a planificar todo eso. Tengo un proyecto entre manos, pero no he podido pensar en él últimamente. Aún no te puedo decir nada. Es muy ambicioso y aún tengo que amarrarlo. 

    Sicixia se estrena el 25 de noviembre.

    10 películas españolas ignoradas por los Goya que tienes que ver

    Reivindicamos estos 10 títulos patrios de los que nadie hablará en la gala del próximo 4 de febrero.