Gareth Edwards: “Quiero que ‘Rogue One’ perdure toda la vida”

Estuvimos en Londres con el cineasta y nos habló de los grandes retos del film y la historia detrás de los personajes.

Por
13 de diciembre de 2016

“Tengo que tener mucho cuidado con lo que digo”, comienza Gareth Edwards, el director de Rogue One: Una historia de Star Wars. Estamos a 1 de septiembre, todavía quedan casi tres meses para el estreno de su película (que llega a los cines el 15 de diciembre), y el cineasta inglés, que teme desvelar demasiado, habla haciendo pausas e interrumpiéndose a sí mismo como para evitar que se le escape algún spoiler llevado por el entusiasmo. Porque lo cierto es que parece entusiasmado, pese a todo lo que se ha publicado en los últimos meses sobre los supuestos reshoots y complicaciones del rodaje.

Fanático de Star Wars desde pequeño (el tipo de fan capaz de viajar a Túnez para visitar el lugar donde George Lucas situó Tatooine cargado con colorante alimentario para beber leche de color azul), el Edwards niño pasó horas y horas fabulando batallas con sus naves y muñecos de acción. Ahora ha tenido ocasión de hacer realidad una fantasía con la que jamás se habría atrevido a soñar, y de unir su nombre al de la saga que le hizo amar el cine y querer convertirse en director.

Experto en efectos visuales, Edwards debutó como director con Monsters, una película de ciencia-ficción de bajo presupuesto que se convirtió en un éxito por sorpresa, y reafirmó su talento con su reboot de Godzilla, que arrasó en taquilla. Sobre su Rogue One se dice que George Lucas ya le ha dado su bendición, y que tiene un estilo más realista y descarnado que El despertar de la fuerza, y más conectado estéticamente con Episodio IV. Una nueva esperanza, ya que su trama se desarrolla justo antes de la del film original.

De hecho, lo que cuenta su mítico texto inicial (“Nos encontramos en un período de guerra civil. Las naves espaciales rebeldes, atacando desde una base oculta, han logrado su primera victoria contra el malvado Imperio Galáctico”… ¿os acordáis?) podría servir como sinopsis de este spin-off. Sobre esto y mucho más hablamos con Gareth Edwards en Londres. Esto es lo que nos contó:

O_Dpm

Sobre el hecho de contar una historia sabiendo cómo debía terminar…

Normalmente sabes desde dónde partes y el gran desafío de la película es cómo terminarla. En esta ocasión sabíamos adónde nos dirigíamos, pero no cómo empezaba el viaje. Creo que fue más fácil… Bueno, fácil no es la palabra, digamos que fue preferible, porque creo que las películas deben ir mejorando según avanza el metraje hasta llegar al clímax, y saber que nos dirigíamos a un gran final, que esa iba a ser la recompensa, me pareció un punto de partida genial y me dio mucha confianza.

El gran reto fue dónde comenzar, qué personajes elegir, y cómo hacerlo de una forma que se sintiera Star Wars. Porque el hecho de que ponga Star Wars en el cartel de la película no la convierte automáticamente en parte de la saga. Queríamos conseguir esa mezcla mágica con la que hemos crecido, esa combinación de épica y de sustrato emocional.

Sobre el personaje de Cassian, que interpreta Diego Luna: cómo conoce a Jyn, cuál es su pasado…

Es complicado hablar de esto, porque yo estoy tan familiarizado con la película que creo que todo el mundo está al tanto, y a veces leo online que se han filtrado detalles de la historia y pienso: ¿pero eso no se sabía ya? Lo que puedo contar de Cassian es que trabaja para la inteligencia rebelde, esa especie de red de espionaje que existe en ambos bandos, así que es el tipo que reclutan para unirse a Jyn en la misión.… Al principio esto es para ellos una tarea que deben cumplir, no es algo que necesariamente quieran estar haciendo juntos, pero cuando emprenden el viaje lo que tratan de encontrar empieza a unirlos y a motivarlos a todos, y se dan cuenta de que probablemente necesitarán ir más allá de la llamada del deber si quieren tener éxito. Hay mucho más, pero no quiero desvelar demasiado.

Todos los personajes tienen una historia detrás, a todos les ha sucedido algo previamente que los ha llevado a esta situación, y todos están implicados emocionalmente. Por eso los personajes clásicos son tan buenos, porque la película no te cuenta la historia de Han Solo o de Luke al detalle, sólo te dicen que Han le debe dinero a Jabba y que el padre de Luke era piloto y lo mató Darth Vader. Son ideas muy escuetas, pero consiguen dar rienda suelta a tu imaginación. En Rogue One todo el mundo tiene unas razones que les han llevado hasta donde están; espero que hayamos dado suficientes indicios para que el espectador se haga preguntas, pero sin contarlo todo.

rogueone-sizzlea-thumb_cb83cb02

Sobre si consiguió incluir todas las escenas bélicas que dijo que quería rodar…

La guerra no es solamente luchar, la guerra es también sus repercusiones. En nuestra película el planeta Jedha representa un territorio ocupado y plantea las consecuencias de la vida que le espera a la galaxia si no actúan contra el imperio e impiden que el mal se haga con el poder. No quería hacer una película que fuera toda de guerra, pero como fan de Star Wars hay ciertas imágenes que me encantan y que tenía el gusanillo de recrear. Porque esa es la cuestión, cuando te sientas en la silla de director el primer día y te preguntan qué quieres hacer, la gran duda es: ¿cómo hacemos algo que respire Star Wars pero que no se haya visto antes?

Una de las cosas que George hizo tan bien es que Star Wars no pertenece a un sólo genero. A la gente le gusta etiquetarlo como ciencia-ficción o fantasía, pero es más una película épica con connotaciones bíblicas que está ambientada en el espacio, o un western con un toque de samurais. Es un crisol de géneros. Definitivamente hemos metido mucha guerra en nuestra mezcla, pero también otras muchas cosas. No sería Star Wars si no lo hubiéramos hecho así.

Sobre Felicity Jones como Jyn Erso…

Jyn no es como otros personajes de la saga, que de alguna forma están predestinados a convertirse en héroes. El destino de Jyn y la vida que iba a vivir iban a ser totalmente diferentes, pero al principio del film pasa algo que lo hace todo añicos y que la sitúa en otro camino. Quería que pareciera que no es alguien que hubiera nacido para luchar o ser soldado, sino que la vida la ha llevado a ello. Por eso a la hora de elegir una actriz era importante que pudiera parecer fuerte y dura, pero que también tuviera una grieta en la armadura, una cierta ternura o fragilidad.

Creo que conectas más con alguien cuando ves su vulnerabilidad; a Rocky, por ejemplo, sólo le animas porque encaja muchos golpes. Quería que diera la sensación de que Jyn podría perder, que esto podría no acabar bien, y creo que eso hace que apuestes aún más fuerte por ella que si desde el primer momento se presentara como una tipa dura que puede con todo. Ella tiene ambas cualidades y eso la hace más interesante.

rogue-one-new-image-37

Sobre cómo ha conseguido el equilibrio estético entre lo antiguo y lo nuevo…

Tenemos que tener mucho cuidado con el CGI porque es muy tentador, pero lleva aparejado un lenguaje cinematográfico que no es el mismo que el de la trilogía original. En términos de diseño es una situación ideal imaginar por ejemplo qué tipo de nave no se veía en las primeras películas pero te parece que podría haber existido, y eso nos llevó mucho tiempo. Lo podréis ver en el art book, nos planteamos miles de diseños e intentamos muchas cosas diferentes.

Si te fijas, los diseñadores originales, como Ralph McQuarrie o Joe Jones, tenían una cierta estética que probablemente no podían sacudirse, y ves que hay un montón de formas e ideas que se repiten. Por ejemplo, una obvia es que la Estrella de la Muerte se parece mucho a la parte superior de la cabeza de R2-D2, tiene las mismas proporciones. El truco fue intentar inspirarnos en esas formas recurrentes y recrearlas de forma inconsciente en nuestro diseño sin que fuera obvio.

Sobre si ser tan fan de la saga original ha hecho su trabajo más fácil o más difícil…

Pensé que iba a hacerlo más difícil, que me pondría más presión. Ojalá alguien me hubiera dicho hace 30 ó 40 años que me iba a pasar esto, porque me habría pasado toda la vida preparándome. Pero ni en mis sueños más locos me lo planteé, pensé que George haría las seis películas y ya está. Cuando se anunciaron las nuevas pensé, genial, estoy deseando verlas. Pero cuando me di cuenta de que podría estar entre los candidatos, y luego supe que haría Rogue One fue increíble. Star Wars no es sólo para Navidad, si lo haces bien perdura toda la vida, realmente deja huella.

Pensar en cómo dirigirla para que dentro de diez años la gente siga recordándola o conserven el juguete es una presión enorme, pero de alguna extraña manera lo que me la quitó, lo que lo equilibró todo, es que todos hemos crecido con estas películas De niño, como mucha otra gente, me pasaba el día jugando a Star Wars, soñaba con los personajes. Su imaginario me conecta con mi infancia tanto como la casa en la que crecí con mis padres, y eso es reconfortante. Me resulta imposible sentirme asustado o intimidado cuando pienso en Storm Troopers o en la Estrella de la Muerte. Es como volver a casa.

Rogue One: Una historia de Star Wars se estrena el 15 de diciembre.

Tony Gilroy habla por primera vez del “desastre” que fue ‘Rogue One’

'Entré cuando ya había un montaje del director y salí con un crédito de guionista': El cerebro de la saga 'Bourne' afirma haber salvado el spin-off de 'Star Wars' de la ruina.

[Vídeo] Esta versión Lego de ‘Rogue One’ se detiene en el momento justo

Unos bloques de plástico pueden alegrar cualquier cosa: incluso las aventuras de Felicity Jones en el mundo de 'Star Wars'

Los dos finales rechazados de ‘Rogue One’ que no llegamos a ver

Uno de ellos era mucho menos trágico que el elegido, y el otro añadía una escena de acción. ¡Alerta intergaláctica! Se avecinan SPOILERS.

El café que puso nombre al planeta de ‘Rogue One’

Gareth Edwards confiesa: el mundo selvático de Scarif debe su nombre a un camarero duro de oído