Galería: Amy Schumer se lo monta con ‘Star Wars’

La humorista más irreverente y desvergonzada de EE UU promociona su película 'Y de repente tú', dirigida por Judd Apatow, con una sesión de fotos galáctica muy picante.

Por
16 de julio de 2015

Si todavía no te suena el nombre de Amy Schumer, sólo es cuestión de tiempo que alguien comparta contigo por redes sociales alguno de los descacharrantes y bien afilados sketches de su show Inside Amy Schumer en Comedy Central. Si no, otra posibilidad es esperar al estreno de Y de repente tú, su primera película, una anticomedia romántica sin pelos en la lengua escrita y protagonizad por Schumer con dirección de Judd Apatow.

Amy Schumer suele convertir su sexualidad en la diana de sus dardos cómicos y, para promocionar la llegada de Y de repente tú a los cines, la humorista ha protagonizado una sesión fotográfica para la edición estadounidense de la revista GQ que seguramente dará mucho de qué hablar: un paseo por el lado más picante de la Fuerza con una princesa Leia totalmente desinhibida y capaz de sonrojar al mismísimo Jabba el Hutt.

amyschumergq1

amyschumergq2

amyschumergq3

amyschumergq5

amychumergq4

Y de repente tú se estrena el 14 de agosto.

El guion de la ‘Barbie’ de Margot Robbie está en manos de Greta Gerwig y Noah Baumbach

Gerwig, que tiene pendiente el estreno de 'Mujercitas', también está siendo tanteada para dirigir la película de la icónica muñeca.

El ala paranoica del trumpismo cree que la doctora Ford es Amy Schumer disfrazada

¿Está Amy Schumer testificando como la doctora Ford para desacreditar a Trump? Lo que no le entra en la cabeza de nadie tiene su hueco dentro del peligroso movimiento Qanon

Anne Hathaway aspira al papel de Barbie

La actriz de 'Colossal', camino de sustituir a Amy Schumer como intérprete de la muñeca más vendida del mundo

Amy Schumer defiende su papel de Barbie: “Mi más sentido pésame a los trolls”

Tras ser escogida para encarnar a la muñeca más famosa del mundo, la actriz manda callar a los 'haters' con un mensaje que merece la pena leer