“Fuimos demasiado de guays”: Tarantino reflexiona sobre el fracaso de ‘Grindhouse’

El director se encargó de 'Death Proof' en el ambicioso proyecto que desarrolló junto a Robert Rodriguez en 2007, y que se estrelló en taquilla.

Por
19 de abril de 2020

Quentin Tarantino es uno de los pocos cineastas que pueden beneficiarse de un cariño por parte del público a prueba de bombas, capaz de que este simpatice con cualquier desvarío o experimento en el que quiera incurrir. Érase una vez en Hollywoodcon su íntimo homenaje al cine y a cómo lo ha experimentado, es el último y quizá mejor ejemplo, pero no siempre ha sido así.

El director cuenta con un par de fracasos en el historial, y uno de ellos fue fraguado junto a su amigo Robert Rodriguez. En 2007 ambos estrenaron Grindhouse, un ambicioso proyecto que aglutinaba dos películas (Planet Terror y Death Proof, dirigidas por cada uno de ellos) y varios tráilers falsos, y que estaba inspirado en los autocines y las sesiones dobles donde ambos habían desarrollado su cinefilia.

El fracaso económico de Grindhouse (recaudando en EE.UU. 25 millones de dólares sobre un presupuesto entre 50 y 70) dejó claro que el público no se había visto increpado por el experimento. Y Tarantino, entrevistado por Empire, cree saber por qué.

“Robert y yo pensamos que la gente tenía más clara la historia de las sesiones dobles y las películas exploitation. Pero no lo tenían. En absoluto. No sabían qué cojones estaban viendo, y no significaba nada para ellos. Fue un típico caso de ir demasiado de guays”, reflexiona, para acto seguido acordarse de una anécdota al hilo de Death Proof que ilustra su enorme fracaso.

Como en muchos países (entre ellos España), tanto Planet Terror como el film dirigido por Tarantino fueron estrenados por separado ante el temor de que la duración completa de Grindhouse ahuyentara al público. No sirvió de mucho. “Estoy en Londres promocionando la película antes de su fin de semana de estreno. Le digo a Edgar Wright: ‘Hey, vayamos a verla el viernes noche a Piccadilly'”.

“Así que su productora Nira, Joe Cornish y todo el grupo de amigos de Edgar nos vamos a Piccadilly Circus para ver Death Proof en su estreno. Entramos en el cine y hay como 13 personas. En la primera sesión de las 20:30, ¿vale? Fue una experiencia bastante humillante. Pero nos sentamos y pasamos un buen rato”. Tarantino, en compañía de los directores de Zombies PartyAttack the Block, daría entonces ejemplo de su entereza.

“Edgar se quedó como ‘eso ha sido impresionante. Creo que yo me hubiera largado. Pero tú dijiste ‘que le den’ y te sentaste. Admiro eso'”. En el futuro, por suerte, Tarantino aprendería a sintonizar mejor con la audiencia sin dejar nunca de ser él mismo.

El abecedario de Guy Ritchie

El director de ‘Snatch. Cerdos y diamantes’ cumple 52 añazos y nosotros lo celebramos con las claves de su filmografía de la A a la Z.

Todos los guiños españoles de Quentin Tarantino

Seis de las nueve películas dirigidas por Quentin Tarantino incluyen algún tipo de referencia a la cultura española

Aprende a hacer la Gran Hamburguesa Kahuna, y comerás como un Tarantino

El cocinero Andrew Rea inventa la receta de un sandwich tan sabroso como los diálogos de 'Pulp Fiction'. ¿Te atreves a prepararlo?

Vídeo del día: Las tomas a cámara lenta de Tarantino

Quentin Tarantino usa la cámara lenta a menudo y en la mayoría de las ocasiones lo hace para que te pringues de sangre.