Foto del día: Los once dedos de Mel Brooks

Genio y figura, el director de 'El jovencito Frankenstein' logró que la marca de sus manos en el cemento del Teatro Chino Grauman de Hollywood destaque sumando once dedos.

Por
10 de septiembre de 2014

ETIQUETAS:

  • El icónico Teatro Chino de Grauman (hoy en día TCL Chinese Theatre) tiene un lugar privilegiado en la filmografía de Mel Brooks. Como recordarás, el desopilante final metaficcional de Sillas de montar calientes (1974) sucedía a las puertas de este emblemático cine de Hollywood, en cuyo patio delantero se agolpan las firmas, pisadas y huellas de manos en cemento de multitud de estrellas del espectáculo. Allí acudió el director, actor y humorista el pasado 8 de septiembre para la ceremonia en la que él mismo dejó la marca de su autógrafo junto a la marca de sus suelas y manos.

    Como se podía esperar de alguien tan avispado como el autor de El jovencito Frankenstein, cumbre de la comedia que cumple 40 años, la huella de Brooks llama la atención gracias a uno de esos trucos visuales que tanto nos hicieron reír en sus películas: una de las manos posada sobre el cemento fresco tiene seis dedos. Después de la ceremonia, el actor enseñó orgulloso a los fotógrafos la prótesis con el sexto dedo que había preparado especialmente para la ocasión.

    melbrookspaseofama

     

    Bill Pullman: “Creíamos que nos quedaríamos ciegos con las pantallas azules de ‘Spaceballs'”

    La parodia galáctica de Mel Brooks cumple 30 años envuelta en rumores sobre una secuela inspirada en las nuevas películas de 'Star Wars'

    ¿Tiene Mel Brooks productores para la secuela de ‘Spaceballs’?

    30 años después de 'La loca historia de las galaxias', el maestro de la comedia podría estar más cerca de rodar una segunda parodia de 'Star Wars'

    Así convenció Gene Wilder a Mel Brooks para rodar ‘El jovencito Frankenstein’

    Recordando a su amigo en el programa de Jimmy Fallon, el rey del humor destrozón reveló el origen de un clásico de la risa monstruosa

    Su nombre no era Frónkonstin: Los momentos más graciosos de Gene Wilder

    La mejor forma de llorar a un gran cómico es a carcajada limpia: reunimos nuestros momentos favoritos del actor, incluyendo 'Los productores' y 'El jovencito Frankenstein'