[FICX 2018] ‘The Breadwinner’, contar historias para narrar la Historia

Nora Twomey debuta en solitario con una película que sigue ampliando la leyenda en torno a Cartoon Saloon y con potencial para convertirse en un pequeño clásico.

Por
23 de noviembre de 2018

Hace ya casi diez años, el estudio irlandés Cartoon Saloon se dio a conocer a nivel mundial con una película de animación tradicional que no sólo no tenía miedo de juguetear con la narración clásica, sino que la utilizaba para, de alguna forma, revolucionarla y dar forma a uno de los filmes más bellos que se recuerdan dentro del medio. Fue con El libro de Kells (2009) con el trabajo que Tomm Moore y Nora Twomey demostraron al mundo que aún había espacio para algo más que CGI y modelos tridimensionales, alcanzando pese al perfil independiente del filme una senda nominación al Oscar. Desde entonces, Cartoon Saloon se ha convertido en un estudio que trabaja casi en paralelo a Laika, como un oasis de calidad y films fuera de los márgenes que siempre son de agradecer.

Aquella película fue simplemente un inicio: poco después, Tomm Moore se independizó de su pareja creativa para dar luz a una obra maestra llamada La canción del mar (Song of the Sea, 2014) y este año le ha tocado el turno de hacer lo mismo a Nora Twomey. Y para ello la directora, de intachable trayectoria, recupera con The Breadwinner las ambiciones feministas, liberadoras y sobre todo reivindicativas de la ya clásica Persépolis (2007), adaptándolas a otro contexto pero imprimiéndoles la misma fuerza emocional.

The Breadwinner (traducida en España por su distribuidora -Netflix- como El pan de la guerra) nos cuenta la historia de Parvana, una niña que reside junto a su familia en Kabul, y que ve cómo su padre es encarcelado. Ante la situación y en vista de que su familia (compuesta únicamente por mujeres) no puede trabajar porque la ley no lo permite, toma la decisión de cortarse el pelo, hacerse pasar por un chico e intentar sacar adelante a los que más quiere, al tiempo que intenta trazar un plan para liberar a su padre de la prisión. La historia puede no sonar apasionante, pero ese es el parte el objetivo: Twomey consigue que cada minuto de la vida de Parvana tenga un peso real, que sea importante para que la narración no sufra de arritmias.

Con un acabado visual magnífico, como es marca de la casa, la película trabaja sus temas con sensibilidad y respeto, atreviéndose incluso a introducir un pequeño cuento que hace las veces de complemento, en paralelo, al viaje físico y emocional que realiza Parvana. Un recurso que podría haber quedado deslucido si no fuera porque la capacidad de Twomey como narradora es más que evidente, convirtiendo una historia sobre el papel de la mujer en una sociedad machista y patriarcal en un film tan enriquecedor como divulgativo, e incluso lúdico. En resumen, una película que quizá no brille tanto como los filmes previos de Cartoon Saloon, pero que tiene potencial para superar la prueba del tiempo y convertirse en un pequeño clásico a reivindicar.

Palmarés de FICX 2018: Hong Sang-soo triunfa en Gijón

Con tres premios (mejor película, mejor guion y mejor actor), 'Hotel by the River' se convierte en la gran triunfadora de la 56ª edición del festival asturiano.

[FICX 2018] ‘Hotel by the River’: un Hong Sang-soo existencialista

Más preocupado por la mortalidad y la familia que nunca, el cineasta coreano sigue abriendo nuevos caminos en una filmografía donde siempre hay hueco para quedarse a vivir.

[FICX 2018] ‘Madeline’s Madeline’: la mejor terapia de choque maternofilial del año

Josephine Decker lleva un paso más allá las historias de conflicto maternofilial, los relatos de iniciación y las cabezas de cerdo.