Estas fueron las influencias de Damien Chazelle para rodar ‘La La Land’

El director señala las influencias que le ayudaron a crear su filme, desde los musicales clásicos hasta... ¿'Un día de furia'?

Por
02 de febrero de 2017

Sus adoradores son legión (y algunos están en la Academia de Hollywood), mientras que sus haters se multiplican como setas. Pero, si hay algo en el que ambos bandos están de acuerdo, es en que La ciudad de las estrellas – La La Land no ha surgido de la nada. Más allá de su circunstancial estética retro, el filme con más nominaciones a los Oscar 2017 rebosa con guiños al cine clásico… y también al paisaje y al paisanaje de Los Ángeles, donde Emma Stone Ryan Gosling viven su cuento de amor y sueños de gloria. ¿Qué dice de esto el director Damien Chazelle? Pues lo reconoce sin complejos: en una entrevista con Entertainment Weeklyel cineasta ha señalado una larga serie de influencias para su película. Nosotros te las contamos aquí.

El planetario de Griffith Park

Si Chazelle incluyó este hito de la ciudad en su película, no fue sólo porque en él tenga lugar una escena clave de Rebelde sin causa. “Ese lugar me encanta”, explica. “Es un monumento, de la misma manera que el Arco del Triunfo en París o el Big Ben en Londres. Pero, si ellos se encuentran en medio de un entorno urbano y lleno de edificios, el planetario está sobre una colina, aislado de Los Ángeles y en su propio mundo”.

Los cuadros de David Hockney

Una de las firmas más influyentes del arte pop, junto a Andy Warhol Richard Hamilton, Hockney se pasó los 70 pintando soleados chalets californianos y, sobre todo, sus piscinas. La influencia de esos lienzos se nota mucho en La La Land, sobre todo en esa escena en la que Ryan Gosling aparece ganándose el jornal tocando canciones ochenteras en el seno de una cover band incalificable.

Los atascos de Los Ángeles

¿La primera clave del éxito de La La Land? Pues esa escena inaugural que convierte un colapso de tráfico en apoteosis sonora. Así lo explica Chazelle: “Ya desde antes de mudarme a esta ciudad, los atascos me ponían de los nervios. Hasta que, un día, se me ocurrió que el ruido de los coches podría acabar creando un ritmo y, a partir de ese ritmo, un número musical”.

Pulp Fiction

Del clásico de Tarantino, La La Land ha tomado mucho más que algunos pasos de baile: “Lo que más me gusta de Pulp Fiction es cómo toma algunos lugares de Los Ángeles que no tienen glamour alguno y los convierte en parte de su propio mundo, un mundo único”, dice Damien Chazelle. Y prosigue: “Sé que sonará raro, pero queríamos hacer algo parecido desde un ángulo diferente”.

Los cuentos de Ry Cooder

Conocido como un formidable guitarrista, que también ha dejado su huella en el cine (su BSO para Paris, Texas, por ejemplo), Ry Cooder es también un escritor notable. Chazelle asegura que su libro de relatos Los Angeles Stories fue su lectura de cabecera durante el rodaje de la película.

Jacques Demy

La estética, el colorido, el dramatismo, las canciones… Más allá de otros genios, como Stanley Donen Vincente Minelli, el director que convirtió el musical en terreno apto para las investigaciones de la Nouvelle Vague ha sido una influencia capital para Damien Chazelle. No sólo en lo artístico (aunque el director confiesa haber devorado su obra antes y durante la producción), sino también en lo profesional: si Demy rodó películas como Los paraguas de Cherburgo Las señoritas de Rochefort con medios muy ajustados, Chazelle tuvo que ventilarse la producción de La La Land en 42 días.

Casablanca

Aunque no lo parezca, en La La Land hay un cameo. Sólo que no es el de un actor o una celebridad, sino el de un decorado: el balcón desde el que Humphrey Bogart Ingrid Bergman (que vestía de azul) veían entrar en París a esos nazis vestidos de gris. Ventajas de rodar en el viejo backlot de los estudios Warner. Habla de nuevo Chazelle: “En cuanto supe que el decorado seguía allí, incluí la referencia en el guión”. 

Tú y yo

Para no perder el norte mientras rodaba su película, Damien Chazelle tomó una medida drástica: cambiar el salvapantallas de su ordenador por una imagen de este drama romántico, rodado por Leo McCarey en 1957 con Cary Grant Deborah Kerr. “Todos esos rojos, esos azules, esos amarillos… Es justo el aspecto que yo quería para La La Land”. 

Un día de furia

Esta no te la esperabas, ¿verdad? La película protagonizada por un Michael Douglas armado y oficinista sembrando el terror en Los Ángeles, parece lo más opuesto a La La Land que imaginarse pueda… salvo por el ‘pequeño’ detalle de que también comienza con un atasco. “Fue la película que me convenció de que L.A. era el infierno, y que nunca querría vivir en ella”, confiesa Chazelle. “Pero, ahora que vivo aquí, y que estoy enamorado de la ciudad, pensé en comenzar La La Land justo con la cosa que más odian los angelinos, y que [Emmerich] usó para transmitir su visión apocalíptica de la ciudad. Hablo de esa caravana interminable de coches en la que sólo ves cemento a tu alrededor y en la que te asfixias con el humo de los tubos de escape y el sol abrasador. Sólo que aquí, en lugar de Michael Douglas saliendo de su coche loco perdido, lo que tienes es un musical”.

El jazz

Y, tras una referencia inesperada, otra que se ve venir de lejos. Pero ojo, porque a Chazelle no sólo le influyó ese jazz de la Costa Oeste, sereno y refinado, del que fueron rostros Gerry Mulligan, Stan Getz Chet Baker. “También pensaba en las historias de músicos como Dizzy Gillespie y Charlie Parker cuando venían a tocar a Los Ángeles, y de los garitos en los que tocaban”. Por otra parte, el proselitismo jazzístico del director tuvo éxito en al menos un caso: “Ryan [Gosling] se obsesionó con aprender todo lo posible sobre la música y su época, algo que fue muy estimulante para mí”. Nos ponemos en su lugar…

El cine Rialto

La primera cita de los protagonistas de La La Land tiene lugar en un rincón de Los Ángeles muy querido por Damien Chazelle. “Era uno de los cines más bonitos de Pasadena, pero ya no está en uso: a veces lo alquilan para eventos, pero nada más”. Así pues, el director pudo darse el gusto de reabrirlo para su película. “Recuerdo que, cuando buscábamos localizaciones, entramos en ese edificio maravilloso, alumbrándonos con linternas: todo estaba cubierto de polvo, y nos sentimos como si estuviésemos en el interior de un barco hundido o un monumento en ruinas”.

La danza, de Matisse

Otra influencia pictórica en La La Land es este cuadro, firmado en 1909 por el maestro del fauvismo. Su colorido y su ritmo visual han sido, afirma Chazelle, muy importantes para concebir los números de baile en el filme.

Los Angeles Plays Itself

Tratándose de la sede de la industria del cine, y de uno de los lugares del mundo donde más películas se ruedan al año, es normal que haya ocupado miles de kilómetros de metraje: este documental de Thom Andersen (2004) estudia su reflejo en el celuloide, desde la década de 1940 hasta principios de este siglo. “Es extraño, porque Los Ángeles es una de las ciudades que salen en más películas, pero con menos presencia en el cine: no tiene un ambiente característico como Nueva York o París. Por eso todo el mundo tiene su propia idea de L.A., y esas ideas no suelen ser agradables. Pero, si la ruedas con la perspectiva adecuada, esta ciudad también es un lugar romántico”, afirma Chazelle.

Gangster Squad Crazy, Stupid Love

En las primeras etapas de La La Land, Damien Chazelle está convencido de que Miles Teller (Whiplash) Emma Watson iban a protagonizar su película. Pero no se arrepiente en absoluto de haber contado con Gosling y Stone para el filme: según afirma, el actor y la actriz son “lo más parecido que tenemos ahora a las parejas clásicas del cine, como Spencer Tracy y Katharine Hepburn, Fred Astaire y Ginger Rogers o Myrna Loy y Dick Powell”. “Eso me encanta, porque adoro las películas antiguas”, prosigue. “Pero también hay algo muy contemporáneo en ellos y en su estilo al interpretar. (…) Es una combinación rara: el aura del viejo star system, y la capacidad de guiarte por una historia moderna”.

‘Babylon’: Lo nuevo de Damien Chazelle con Emma Stone y Brad Pitt llegará en 2021

El director de 'Whiplash' volverá a demostrar su amor por los clásicos hollywoodienses en una producción cuyos derechos acaba de adquirir Paramount.

¿Por qué amamos a Emma Stone?

Rubia o pelirroja. Chica del héroe, meretriz de pega o 'desgajazombies'. Consigue que vayamos al cine a ver lo que sea si sale ella. Incluso un 'reboot' de Spider-Man.

Emma Stone promete que ‘Cruella’ será una película bastante “salvaje”

La actriz encabeza el reparto de una de las revisiones en acción real más estrafalarias que ahora mismo planea Walt Disney Studios.

Primer vistazo a Emma Stone como ‘Cruella’

La temible villana de '101 dálmatas' va a contar con su propia película, y Disney se las ha apañado para que sea una ganadora del Oscar quien la interprete.