¿Es mejor ‘Marte’, ‘Interstellar’ o ‘Gravity’? Los científicos opinan.

Cinemanía consulta a expertos astrofísicos para conocer cuál de las tres últimas películas que abordan viajes espaciales es más fiel a la realidad.

Por - 29 de octubre de 2015

Las tres nos han llevado a los confines del universo, las tres han desafiado las leyes de la naturaleza y las tres han sido éxitos de taquilla de los últimos dos años, pero ¿cuál de ellas es mejor: Marte (2015) Interstellar (2014) o Gravity (2013)? Para los cinéfilos amantes de la ciencia ficción espacial la respuesta es bastante complicada, habida cuenta del alto nivel cinematográfico de los tres largometrajes, así que hemos decidido responder esa pregunta en términos científicos y para ello hemos consultado a tres expertos en Astrofísica e Ingeniería industrial con el fin de averiguar cuál de las tres películas se acerca más a la realidad.

Daniel Guirado Rodríguez, investigador en Astrofísica, músico, educador, monologuista, gladiador y que además coordina las sesiones Ciencia el bar que tienen lugar en Madrid; Enrique Ordaz Romay, investigador externo en la Universidad Complutense de Madrid, especialista en Cálculo, Física Fundamental, Gravitación y Cosmología y Física de Altas Energías, además de Coordinador en la Agrupación Astronómica de Madrid (AAM); y Antonio Carretero Peña, Dr. Ingeniero Industrial y también miembro de la AAM, se han prestado al experimento de ejercer de críticos científicos y a continuación nos explican si la posibilidad de sobrevivir en Marte, viajar por agujeros de gusano o volver a la Tierra después de quedarte aislado en el espacio está más cerca de lo que pensamos.

Los tres científicos lo tienen claro: Marte, de Ridley Scott, es de las tres películas la que está más cerca de la ciencia que de la ficción. Aunque el fallo no ha sido unánime. “El jurado lo tiene dificilísimo para deliberar porque las tres se han esforzado en ser rigurosas”, cuenta Daniel Guirado. “Pero yo lo tengo fácil y digo que Marte. Interstellar, de Christopher Nolan, es impecable hasta que llegamos al agujero negro. A partir de ahí sacrifica acertadamente rigor por fantasía y todo es elucubración en el desconocido interior de un agujero negro, donde hay… ¡estanterías! Y quiero quejarme de que la entrada en el agujero negro es cutre como la entrada a las ciudades a través de los polígonos. Marte, además de rigurosa, es arriesgada, y en todo lo que arriesga acierta.” 

¿Motivos por los que Marte es la mejor película del espacio de los tres recientes blockbusters? “Cuando la estación se ve expuesta al ambiente exterior y el astronauta la sella con plástico y cinta americana. ¡Monta una chabola en Marte! La presión fuera no es cero, simplemente la atmósfera es venenosa. El plástico sería capaz de soportar la diferencia de presión entre el interior y el exterior y de retener una atmósfera respirable. ¡Bravo! Se nota que han estado bien asesorados por científicos, como en las películas anteriores, pero además han debido de tener a un equipo de unicornios plateados que imaginaban cuentos imposibles llenos de fulgor fantasioso para retar a los científicos que tenían que darles sentido. Entre las concesiones narrativas, el combustible que usa la cápsula posada sobre el suelo es hidracina. Lo necesitan para generar agua. Pero ese no es el combustible que se usa ya en los viajes espaciales y dudo mucho que se utilizase en un viaje a Marte. Quizá sí para operaciones de corta distancia dentro de un viaje más largo. Hay combustibles más eficientes y para viajar a Marte se necesita un combustible más eficiente que los que hay. Ojalá los guionistas no hubieran hablado de la hidracina y hubieran resuelto el problema del agua encontrando agua. Esto habría coincidido con el descubrimiento real de agua en Marte, que se ha producido alrededor de la fecha del estreno, y la historia habría sido tan redonda que solo una conspiración cósmica podría haberlo justificado.”

Para Antonio Carretero, de las tres “la que presenta una mayor aproximación a la realidad sea Marte.  En esta película, uno de los integrantes de una misión tripulada a Marte es dado por muerto tras una espectacular tormenta –quizá exagerada para un planeta rocoso–, debiendo recurrir a todo su ingenio, entrenamiento e instinto de supervivencia para salir adelante y comunicar su paradero. En su dimensión humana, esta película tiene un cierto paralelismo con Gravity, de Alfonso Cuarón. No obstante, los vuelos tripulados a Marte son un tema más plausible que un desastre generalizado en los satélites terrestres, y de cierta actualidad en los programas espaciales y en la prensa mundial. Las dificultades que se plantean y las soluciones propuestas para aspectos como el cultivo de plantas en Marte, las comunicaciones defectuosas resueltas mediante lenguaje hexadecimal, las reformulaciones de las trayectorias orbitales e incluso unas breves nociones sobre el derecho “espacial” –similar al marítimo internacional– están bien explicadas y tienen una fuerte componente de verosimilitud. Quizá el elemento más alejado de la realidad en la película sea la manera de provocar la desaceleración de la nave de rescate, mediante la explosión interna de un artefacto improvisado, a base de amoníaco, azúcar y oxígeno líquido, estilo “Mac Gyver”… ¡ y que sale bien!”

Por último, Enrique Ordaz afirma que “técnicamente Gravity se podría considerar que es una película de novela-ciencia y no estrictamente de ciencia ficción. La razón es que, su trama se desarrolla en el presente actual y no presupone o vaticina ningún avance científico o técnico en su argumento. Por ello, científicamente es la más correcta. Marte sí entra ya en lo que es la ciencia ficción, pero no porque requiera avances científicos significativos, sino porque presupone que para la fecha de la trama se han producido algunos avances técnicos que hoy en día no poseemos. No porque aun sean científicamente imposibles, sino por las dificultades técnicas que conllevan. Por poner un ejemplo sin apenas desvelar trama: una nave como la Ares III que en la película lleva y trae a los astronautas a Marte, aun no podemos construirla y mucho menos hacer que viaje por el espacio. Lo más parecido que hemos construido hasta ahora es la Estación Espacial Internacional (que se tardó 10 años en construir), pero dista mucho de ser una nave con unos motores capaces de hacer viajes como los que se propone en la película. Aun así, científicamente la nave Ares III sería muy factible. Incluso técnicamente factible. Pero aún no hemos hecho nada parecido.”

¿Y en términos de innovación científica y tecnológica? ¿Cuál de las tres se arriesga más en su argumento y visualmente? En este caso tampoco hay unanimidad, pero sí puntos en común. Carretero apuesta por Interstellar. “Esta película incluye muchos de los temas de actualidad en los campos de la Física y la Astrobiología: aplicaciones de las ondas gravitacionales, viajes a galaxias lejanas y través del tiempo, agujeros negros supermasivos, agujeros de gusano creados por inteligencias extraterrestres, búsqueda de planetas habitables…, aunque la innovación en esta película vaya tan lejos que en algunos momentos casi nos haga entrar en el género fantástico.”

Pero según Ordaz, “a Interstellar le falta aún un cierto argumento científico en algunos detalles. Si bien de las tres es la que plantea un argumento más complejo con un mejor y más completo reparto y un reto científico mayor. Sin embargo Marte hace una combinación perfecta de ciencia y de ficción tanto a nivel científico como tecnológico y con un tema que es noticia diaria en nuestros periódicos y revistas actualmente”. Opinión que comparte Guirado:Gravity podría ocurrir, se aferra a lo que conocemos, es una aventura frenética y hasta George Clooney bebe vodka. Pero no propone innovación científica ni técnica. Interstellar tiene más de ficción que de ciencia. El salto sobre nuestras posibilidades de exploración espacial actuales es tan grande que Julio Verne no se habría atrevido a plantear este guión. Marte está en el punto medio y aparece en el punto álgido de interés por un viaje a Marte. Vamos a ir a Marte, casi todos los que estamos leyendo este artículo lo veremos. Quedan algunos detalles por resolver, muchos de ellos son asuntos políticos, pero la primera persona que pisará Marte ya existe y está en el colegio ahora mismo.”

13 escenas que cambiaron la historia del cine

¿Alguna vez te has preguntado cuáles son esas escenas que cambiaron el devenir de la historia del cine? Aquí te dejamos con 13 que sí lo hicieron.

Por qué las últimas ganadoras de los Oscar no importan a nadie

Las cosas como son, la Academia no ha galardonado a 'Green Book' como mejor película, más bien se ha conformado… Y esto lo lleva haciendo toda la última década.

Cine digital: 6 películas que hicieron historia

Del vacío del espacio a los bosques más primigenios: todas estas películas aprovecharon el formato electrónico para convertirse en clásicos visuales

Howard Shore (‘El señor de los anillos’), invitado de honor en el X Festival Fimucité

Desde la épica de Tolkien hasta las viscosidades de Cronenberg: el canadiense, ganador de tres Oscar, es el plato fuerte del certamen más cinéfilo y musical del año